El entierro del Conde de Orgaz. El Greco

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Arte y Humanidades

Escrito el en español con un tamaño de 4,48 KB

 

4.- PINTURA: EL CRECO:


Domenikos Theotokopoulos, más conocido por EL GRECO(1541- 1614) nace en Creta (de aquella era colonía veneciana). Recibe su primera formación de manos de artistas bizantinos hasta que en 1560 se traslada a Venecia. Aprende de los maestros venecianos la técnica de la pincelada suelta y libre y el colorido brillante, sensual, rico y suntuoso desligado del dibujo (Tiziano). En Roma recibe, como no, la influencia de de Miguel Ángel (monumentalidad, cuerpos poderosos) y de los manieristas el canon alargado de las figuras y una preferencia por los colores fríos (azules, amarillos, verdes claros), que estarán siempre presentes en su obra. El Greco es, ante todo, un pintor manierista. Añadimos a estas características el fuerte carácter religioso de sus obras sacras, inflúencia bizantina acentuada en España y los fuertes contrastes de luz. En 1576 se traslada a España con la intención de trabajar en la decoración de El Escorial. Se instala definítivamente en Toledo. Mientras espera la llamada del rey pinta retablos para las iglesias de la ciudad y alrededores. El primer encargo importante son los lienzos para los retablos de la iglesia de S. Domingo El Antiguo (Toledo), hoy desmontados y con los lienzos repartidos por varios muesos, entre ellos el Prado (La Trinidad). El cabildo le encarga El Expolio (catedral de Toledo, 1577- 79), su primera obra maestra, que rompe por completo con la pintura toledana del momento: la túnica rojª de Cristo centra la atención del cuadro por su impacto visual. La obra fue ,muy polémica porque y cabildo la consideraba no ortodoxa

(por incluir las tres Marías, que los Evangelios canónicos no las citan). Por ello le pagaron un tercio de lo estipulado. Para darse a conocer, le regaló al rey un lienzo:
La Alegoría de la Santa Liga. Por [m, en 1580 Felipe
TI le encarga un gran lienzo para la basílica de El Escorial, sobre el tema de S. Maurieío y la legión Tebana (Escorial). Puso mucho esmero en la obra consciente de la importancia del encargo, pero al rey no le gustó, quizás por ser demasiado atrevida al aparecer la decapitación del santo en el fondo a la izquierda (tema principal), colocando en primer plano las deliberaciones entre S. Mauricioy sus compañeros de martirio sobre lo. que tenían que hacer. Se puede apreciar su estilo maduro: monumentalidad, figuras muy alargadas, uso de colores fríos sobre todo esa extraordinaria gama de tonos verdes, la' representación de dos escenas, una terrestre, real y otra celestial ("rompimiento de gloria"), rasgo manierista que tendrá mucho éxito en la pintura barroca. El resto de su vida, perdido el favor real, trabaja para las iglesias y órdenes religiosas de Toledo y para particulares (retratos). En 1586, pinta su obra más famosa: El entierro del Señor de Orgaz (iglesia de S. Tomé, Toledo), que representa la leyenda de la bajada del cielo de S. Esteban y S. Agustín para enterrar al Señor de Orgaz, como premio a su bondad. Hay dos registros: uno terrenal con el entierro descrito y un grupo de personajes que asisten al sepelio, que son retratos de amigos suyos, incluido su hijo y su autorretrato. El registro celestial representa la ascensión del alma del difunto, en presencia de la Deesis y santos. La gama de colores es fantástica, sobre todo la extraordinaria túnica blanca del sacerdote y el gran detallismo de las capas de los dos santos. Pintó más retablos, entre los que destaca el del Hospital de la Caridad, de fllescas (Toledo, 1603) y varios Apostolados (los doce Apóstoles y Jesús). De los numerosos retratos, casi siempre sobre fondo negro, destaca el del Caballero de la mano en el pecho (Prado). También pintó algún paisaje, caso raro en la pintura española renacentista, como la Vista de Toledo (Metropolitan Museum, N. York, 1597) .

Entradas relacionadas: