Eje cronológico del Siglo XVIII

Enviado por Chuletator online y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 27,65 KB

 

¡Escribe tu texto aquí!2.1. El proceso de hominización en la Península Ibérica: nuevos hallazgos.

         La Prehistoria comienza con el proceso de hominización que se inicia en África con el Homo
         Hábilis (bípedo y con gran capacidad craneal) y posteriormente con el Homo Ergaster (Europa)
         y Homo Erectus (Asía), comenzando el Paleolítico. En Atacuerpa se encuentran yacimientos de
         utensilios de piedra unifacial y bifaces. 
         También aparecenrestos del Homo Heidelbergensis, que dominaba el fuego, y aparece el Homo
         Neanderthalensis, que enterraba a los muertos y usaba el fuego, flechas, un lenguaje articulado
         y ponía en práctica ritos espirituales.
         Más tarde aparece el Homo Sapiens, que coexiste con el Neanderthal, y que utiliza piedras,
         huesos, y hacía pinturas rupestres (Altamira). La vida era nómada y depredadora.

2.2. Pueblos prerromanos. Colonizaciones históricas: fenicios, griegos y cartagineses.
         Tartessos: Sur. Escribían, eran orfebres y comerciaban minerales por el Mediterráneo. 
         Celtas: Norte, extendidos en tribus que se dividían en clanes. Construyeron pueblos amurallados
         o castros, conocían la metalurgia y tenían vacas y ovejas por el oeste, y cultivaban en la Meseta.
         Íberos: Mediterráneo. Eran colonizadores y comerciantes, tenían ciudades-estado con artesanía
         y escultura variadas. Tenían moneda y escritura comunes.
         Fenicios: provienen del Líbano, y fundan colonia factorías. Comercian con metales y pescan, e 
         introducen la escritura alfabética.
         Griegos:  fundan Rosas, Gerona y Ampurias, e introducen nuevos cultivos y animales.
         Cartagineses: fundan Ibiza y Cartagena. Su comercio era de estaño y eran hostiles con griegos y
         romanos (guerras púnicas).

2.3. Conquista y romanización: la pervivencia del legado cultural romano en la cultura hispánica.
         La romanización es el proceso de integración de los pueblos prerromanos a los ámbitos romanos, es su aculturación. Se comprende en tres fases: las guerras púnicas, represión de los celtíberos y sometimiento de los pueblos del norte. 
         Emperadores hispanos como Trajano, Adriano y Teodosio, y proliferan escritores como Séneca, Lucano o Columela.
         En la arquitectura se incluye la piedra, hormigón y ladrillo en templos, teatros y anfiteatros, y se crean puentes, acueductos, murallas, arcos de triunfo y termas.
         Se crean nuevas ciudades y una red de calzadas. Se inculca el latín y el derecho romano, y en cuanto a la religión se implanta el politeísmo. La sociedad era esclavista, y la economía se expandía con el denario de plata.

2.4. Las invasiones bárbaras. El reino visigodo: instituciones y cultura.
         El Imperio Romano cae y tres grupos germanos se introducen en la Península: los suevos, que forman un reino en Galicia, los vándalos, que van al norte de África, y los los alanos, que se asientan en Lusitania y Cartagena. Los visigodos consiguen quedarse en Aquitania gracias a un pacto con Toulouse, pero una derrota frente a los francos les hace trasladarse a Toledo. Estos, con Leovigildo, arrebatan el noroeste a los suevos.
         La monarquía era electiva y dependía de los magnates, pero se dieron casos de intento de herencia y violencia. El Rey contaba con el Aula Regia (asuntos políticos y militares) y el Oficio Palatino (administración y servicios domésticos). Los concilios eran originalmente religiosos.
         Un duque dirigía cada provincia y un conde territorios menores. Los visigodos eran arrianos, pero posteriormente se hacen católicos. En la arquitectura destacan las iglesias.

3.1. Al-Ándalus. Evolución política:
Conquista, Emirato y Califato de Córdoba.
         Tariq, bereber musulmán, aprovechó la rivalidad por la sucesión del trono de Rodrigo para
entrar a la Península y vence a Rodrigo en la Batalla de Guadalete en 711. Su superior, Ifriqiya, conquista casi toda la península; los que se no se rindieron salieron perjudicados, los que sí, se les manténía sus derechos a cambio de un tributo.
La Península se convierte en provincia del califato de Damasco y la ocupación era desigual: los sirios en el sur, bereberes centrooeste, eslavos en el levante y árabes en Andalucía. Debido a esto, se producen rebeliones bereberes, mozárabes y muladíes.
Tras la matanza de los Omeyas, Abd-al-Rahman I se proclama emir de Bagdad y proclama Córdoba como capital. Abd-al-Rahman III se proclama califa conquista Ceuta, Melilla y Tánger, y acaba con los conflictos internos. Posteriormente, Almanzor acaba con varios reinos cristianos, y tras su muerte, el califato se desintegra en reinos de taifas en 1031.

3.2. Al-Ándalus. La crisis del siglo XI. Reinos de taifas e imperios norteafricanos.
        Algunos territorios se independizan, y en 1031 se acaba el último califato. Las disputas entre los
        reinos de taifas, que estaban debilitados, eran frecuentes. El elevado número de reinos se redujo
        debido a la unificación de algunos de ellos, ricos y prósperos.
        Tras la conquista de Toledo, los reyes de Sevilla, Granada y Badajoz solicitan ayuda bereber, y al 
        ganar, se intenta unificar Al-Ándalus con el Imperio magrebí, pero su aceptación cae.
        Posteriormente se crean segundos reinos de taifas, debíles pero autónomos.
        Se produce una unificación gracias a nuevas fuerzas que colocan la capital en Sevilla, pero al
        tener poca población, se elimina a las taifas. Las terceras taifas subsisten durante breves años.

3.3. Organización económica y social de Al-Ándalus.
Agricultura: se perfeccionan las técnicas de regadío creando norias y acequias. Se introducen
nuevos cultivos, como arroz, algodón, azúcar y azafrán. Predominan los latifundios.
Ganadería: ovina y bovina.
Las ciudades se revitalizan, y se convierten en centros de consumo y producción, pero su
administración era irrelevante.
La ciudad poseía la alcaicería y las alhóndigas en el casco principal, en la periferia tenía el
mercado. La artesanía se desarrolló mucho, siendo la textil la más importante, seguida de
industria del vidrio, armas y papel. Se potencia el comercio de aceite, uvas, azúcar y minerales.
La estructura social estaba determinada por factores religiosos y étnicos, que la dividían en
musculmanes, no musulmanes, que pagaban tributos, y esclavos.

3.4. El legado cultural de Al-Ándalus.
Se observa en Toledo, Córdoba o Sevilla.
En la literatura se produce una evolución de las doctrinas, en la época califal hay gran libertad,
pero con Almanzor hay rigidez. La España musulmana transmitíó la ciencia griega y parte de la
hindú.
También crece la astronomía y la medicina. La poesía está representada por el rey al-Mutamid.
Destacan autores y filósofos como Maimónides, Averroes y Abentofail, e historiadores como Ibn
Jaldún. 
La cultura árabe ha enriquecido mucho al castellano.

3.5. La mezquita y el palacio en el arte hispanomusulmán.
En la etapa califal se usa la piedra, así como el ladrillo y el yeso. La mezquita es el edificio de
oración, y a su exterior se encuentra el alminar.
Posee un esquema que se repite en las mezquitas, cuya cumbre está representada en Córdoba,
que se inicia con Abd-al-Rahman I y continúa con Abd-al-Rahman III delimitando el muro.
Almanzor duplica la anchura de la sala de oración.
Posteriormente, se introducen arcos apuntados, lobulados y entrelazados hacia donde se dirige
la oración.

4.1.

Los reinos cristianos en la Edad Media

Los primeros núcleos de resistencia
        Había núcleos de resistencia: el asturiano, pamplonés, condados aragoneses y condados
       catalanes.
        El origen del Reino astur-leónés comienza con Pelayo que gana la batalla de Covadonga en 722.
        Alfonso I se extiende por Asturias y el País Vasco, y Alfonso II transforma el reino de Asturias en
        un estado con capital en Oviedo. Alfonso III amplía el territorio y traslada la capital a León,
        transformándolo en el reino de León. Se individualiza el condado de Castilla.
        El Reino de Pamplona se inicia en el siglo IX con Pamplona y La Rioja, y mediante matrimonios
        consigue anexionar Aragón, Castilla, Sobrarbe y Ribagorza.
        El Condado de Aragón nace en el siglo IX y se une momentáneamente a Pamplona.
        Carlomagno crea la Marca Hispánica y crea los condados de Barcelona, Girona y Besalú. En el   
        Siglo X comienza la independencia catalana.

4.2. Los reinos cristianos en la Edad Media: principales etapas de la reconquista.
La reconquista supuso la ocupación militar de los territorios musulmanes entre el siglo VIII y
1492. Asturias ocupó la Cuenca del Duero, y en 1085 Alfonso IV recuperó Toledo. 
Durante este reinado se produce una victoria en Valencia a manos del Cid, Rodrigo Díaz de Vivar,
que hace que las taifas pidan ayuda almorávide y frenando así el avance cristiano.
Los reyes de Aragón extienden su reinado y Portugal avanza hasta Lisboa.
En el Siglo XII los almohades frenan el avance cristiano, y en el Siglo XIII se produce una victoria
cristiana en las Navas de Tolosa, y Portugal se dirige al sur. La Corona de Aragón toma Valencia,
Mallorca e Ibiza. Castilla recupera Extremadura y se expande hacia Andalucía, y Alfonso X el
Sabio incorpora Cádiz y Murcia. Al final del Siglo XIII sólo quedaba Granada.

4.3. Formas de ocupación del territorio y su influencia en la estructura de la propiedad.
         La repoblación consiste en una nueva ocupación y reparto de territorios que eran musulmanes,
         de diferentes formas: durante los siglos VIII y X se aplicó la presura (ocupación de territorios
         abandonados), durante los siglos XI y XII se practicó la repoblación concejil (el territorio se
         dividía en concejos) y en el Siglo XIII se repoblaron las Órdenes Militares.
         La organización podía ser o bien estamental (tripartita y funcional, compuesta por: nobleza,       
         clero, privilegiados, estado llano, mudéjares y judíos), o bien feudal (en la que se restablecieron
         las relaciones de vasallaje que se daban entre nobles y reyes, y en las que el vasallo
         proporcionaba servicios a cambio del feudo.

4.4. Diversidad cultural en lso reinos cristianos de la Edad Media: cristianos, musulmanes y judíos.
         Las tres culturas convivieron. En la ciudad cristiana había barrios de morerías y aljamas judías.
         En la cultura cristiana destacaban las escuelas monacales, donde se impartía enseñanza básica, y
         en los siglos XII y XIII aparecen las primeras escuelas catedralicias y universidades,
         respectivamente.
         La difusión cultural es mayor en el Camino de Santiago. La colaboración intelectual se basaba en
         la traducción de textos científicos, literarios y filosóficos. En el Siglo XIII, Alfonso X el Sabio
         impulsa el uso de lenguas vulgares como el castellano y el gallego.

4.5. Los reinos cristianos en la Edad Media: manifestaciones artísticas. 
Arte asturiano: arquitectura clásica anticipando algunos estilos posteriores. 
Arte mozárabe: Siglo X. Arco de herradura y pórticos en las entradas, al igual que libros miniados.
Arte ROMánico: siglos XI y XII. La arquitectura aporta la planta de cruz latina, arcos de medio
punto y tribunas. La escultura se adapta a ésta, simplificándose su temática. Destaca la pintura
mural con colores planos.
Arte gótico: la arquitectura trae el arco apuntado, vidrieras que aportan abundante luz,
contrafuertes y arbotantes. La pintura es al temple con predominio de dorados.
Arte mudéjar: se manifiesta en ladrillo, arcos de herradura y lobulados.

8.1. Imperio  de Carlos V. Conflictos internos. Comundades y Germánías.
Carlos V accede al trono en 1516 y se rodea de consejeros. Fue elegido emperador de Alemania,
por lo que se marcha dejando una serie de agravios: tributos nuevos (para costear su viaje) y
ocupación extranjera de cargos relevantes, lo que provocó revueltas comunales por parte de la
Junta, formada por los jefes de la insurrección. Estos pedían la exclusión extranjera de los cargos,
la convocatoria de Cortes, reducción de impuestos y control de la explotación lanera, Se dio una
revuelta antiseñorial que acercó la nobleza a la monarquía, loq ue favorecíó una alianza y una
victoria en la batalla de Villalar, y ajusticiaron a los jefes. Las rebeliones de las Germánías se dan
cuando los gremios de artesanos solicitan una reducción de impuestos y privilegios, pese a que
ganaron la monarquía y la nobleza.

8.2. Monarquía hispánica de Felipe II. Unidad ibérica.
La centralización administrativa redisía en el rey, que trasladó la capital a Madrid. Tuvo lugar la
sublevación morisca de las Alpujarras, pero se les vencíó, y tras esto se desencadenó un
enfrentamiento entre el rey y el Justicia Mayor de Aragón, en el que el rey usó a la Inquisición y
al ejército para perseguirle y ejecutarle. Felipe II acaba con los conflictos de su padres, se
encarga de los problemas del Mediterráneo y de los conflictos del Atlántico. España quiere
permanecer en Italia por lo que se une a Venecia y con el apoyo de Roma, vence a Francia. Tras
esto, tiene lugar una sublevación en los Países Bajos, y se oibe eb marcha una ofensiva turca e
inglesa, en la cual fracasa estrepitosamente con la Armada Invencible. Finalmente, Portugal se
anexiona a Espaa.

8.3. España del Siglo XVI. Modelo político de los Austrias.
Había una monarquía autoritaria y pluralidad de reinos, aunque el principal era Castilla. El poder
real crecíó y se mejoró la administración estatal con la creación de un sistema de Consejos que
elevaban informes y/o consultas y resolvían asusntos de su jurisdicción: el Consejo de Estado era 
de asusntos exteriores y guerras, los Consejos territoriales eran ejecutivos, legislativos y
judiciales, ylos Consejos técnicos eran la Inquisición, Órdenes Militares, Hacienda y Guerra. La
administración podía ser territorial (con virreyes en territorios no castellanos o gobernadores), 
de justicia (realizada en las Audiencias) y local (municipios). Se comenzarona  producir
dificultades financieras, lo que produjo la venta de muchos cargos públicos y la creación de
juntas para temas específicos.

8.4. Economía y sociedad en la España del Siglo XVI.
Hubo un crecimiento demográfico de gente agricultora. En la ciudad había una organización de
gremios y aparecíó el trabajo de las ferrerías vascas. El comercio aumenta en parte debido a la 
entrada de metales preciosos americanos. Se genera más dinero, por loq ue se acuá más moneda, y la
demanda genera inflación. Los altos precios provocan la pérdida de competitividad hispana, un
fracaso económico y guerras continuadas, a lo que contribuyó una mentalidad conservadora,
rentista y antiburguesa de la aristocracia.
La sociedad estamental tripartita se mantiene y se busca la limpieza de sangre para
determinados cargos. La venta de cargos y títulos se mantiene, y el estado llano ve aumentados
sus impuestos.

8.5. Cultura y mentalidades en España del Siglo XVI. Inquisición.
         Se adoptael espíritu del Renacimiento y un movimiento contrarreformista. En la Literatura
         destacan autores como Nebrija, Garcilaso de la Vega y obras como el Lazarillo de Tormes. En la
         arquitectura, que evoluciónó desde el decorativismo (universidades) al clasicismo (catedrales),
         se finaliza el siglo con austeridad (monasterio de El Escorial). En la escultura destaca Alonso
         Berruguete y en la pintura, el Greco.
         España se convirtió en el bastión de la ortodoxia católica, y creó la Inquisición para perseguir a
         los falsos conversos a la religión católica bajo la autoridad del rey, que aplicaba una justicia dura
         para cualquier tipo de delito o sospecha de brujería.

9.1. Los Austrias del Siglo XVII. Gobierno de validos y conflictos internos.
Se produce un desinterés por la dirección política y delegan las tareas de gobierno a validos:
Felipe III elige al duque de Lerma, que trasladó la capital a Valladolid por un tiempo y con cuya
caída ascendíó el duque de Uceda, que expulsó a los moriscos y propició un empobrecimiento
demográfico y económico. Felipe IV elige al Conde-Duque de Olivares, que aumenta los
impuestos y trata de unificar los territorios para conseguir un ejército amplio, y tras la oposición
de las Cortes de Aragón, se produce su declive, y es reemplazado por Luis de Haro. Carlos II tiene
varios validos, lo que lleva a la inestabilidad política y a la debilidad frente a Francia. Pese a esto,
se consigue frenar la inflación, frenar la creación de impuestos y cambiar la recaudación. Se
produce la guerra de sucesión.

9.2. Crisis de 1640.
Hubo riesgo de desmembramiento territorial, sin embargo, afectó sólo a Portugal. La crisis se
produjo por las necesidades financieras y por las reformas de Olivares, cuya caída fue conseguida
trasa una oposición y rebeliones generales, como la de Cataluña. Se nombró conde a Luis XIII de
Francia, y la guerra contra ella acaba con la Paz de los Pirineos. Tras declararse la independencia
de Portugal, Olivares se encarga del frente catalán con la intención de recuperar Portugal
después, pero las demás potencias europeas reconocen su independencia en la Paz de Westfalia,
y España se ve onbligada a reconocerla finalmente como una nacíón.

9.3. La España del Siglo XVII. Ocaso del Imperio español en Europa.
Felipe III emprende una política pacifista comenzando con Inglaterra y Holanda, pero fracasa con
sus incursiones en el Magreb e introducíéndose en la guerra de los 30 años. Casa a sus hijos con
la casa Borbón, y Felipe IV se ve inmerso en multitud de conflictos, y se establece el bando de los
Habsburgo y el de Francia, ganando inicialmente el primero y perdiendo posteriormente. La Paz
de Westfalia favorece a Portugal, Inglaterra y Francia, a la que se acerca por no dejar herederos.
Carlos II nombra sucesor a Felipe de Anjou, un Borbón, provocando la Guerra de Sucesión.

9.4. España del Siglo XVII. Evolución económica y social.
Tiene lugar una crisis demográfica (epidemias, expulsión morisca, guerras, emigraciones) y
económica (Hacienda endeudada, disminución de entrada de metales preciosos, alteraciones
monetarias, nuevos impuestos, donativos de la nobleza, venta de cargos públicos...). La recesión
se manifiesta en la agricultura con la venta de las tierras, en la ganadería, que disminuye, en la
industria y en el comercio, acaparado por los extranjeros. Al final del siglo se experimenta una
mejora, haciendo que la nobleza y el clero crezcan, los burgueses encuentren refugios
señoriales... Sin embargo, el campesinado sigue afectado.

9.5. España del Siglo XVII, esplendor cultural: el Siglo de Oro.
Esta vez se adopta la cultura barroca, en el que lo religioso consigue una gran aceptación. En la
Literatura destacan Cervantes, Góngora, Quevedo, Lope de Vega, calderón de la Barca y como
género, la picaresca. En la arquitectura se emplean materiales sencillos que son compensados
con la decoración y empezando con un estilo posherreriano. En la escultura destacan las
imágenes religiosas realistas como los pasos de Semana Santa. En la pintura se alcanzó la cumbre
europea con el tenebrismo o claroscuro de Velázquez, que sobresalíó hasta el punto de
conseguir un peusto en la corte y aumentar la solicitud de retratos.

10.1. España del Siglo XVIII. Guerra de sucesión y el sistema de Utrecht.
Iniciada la Guerra de Sucesión, el bloque Franco-español se enfrenta a las demás potencias a la
vez que hace frente a una Guerra Civil, en la que la antigua Corona de Aragón se enfrenta a Felipe
V, cuyo ejército es derrotado en Italia y Holanda. Inglaterra comienza a buscar la paz, y la Paz de
Utrecht favorece ampliamente a Inglaterra, aunque no tanto a España, ya que aunque consigue
una victoria contra los austriacos, pierde multitud de territorios. Mientras tanto, Austria y Prusia
ascienden e Inglaterra comienza su hegemonía sustituyendo a Francia como primera potencia.

10.2. España del Siglo XVIII. Cambio dinástico. Primeros borbones.
La Guerra de Sucesión acabó con la victoria borbónica. Felipe V impulsó el desarrollo de la
industria y alcanza la estabilidad monetaria. Un hecho importante es que abre la Biblioteca Real
y la creación de academias, como la RAE, y desarrolló la ciencia, creó becas al extranjero, y creó
centros de estudios extrauniversitarios, museos...
Felipe V quiso reducir el dinero que se le aportaba a la Roma y su vez la Iglesia trató de disminuir
el dinero que se le aportaba a la monarquía, y a mbos firmaron el Concordato con la Iglesia.
Se quiso crear un impuesto que gravara todas las posesiones haciendo pagar a cada uno acorde
a su nivel de riqueza, pero los estamentos poderosos se opusieron. Estas medidas, entre otras,
permitieron sanear la Hacienda.

10.3. España del Siglo XVIII. Reformas en la organización del Estado. Monarquía centralista.
Se producen cambios en su estructura: se abolieron los fueros o instituciones propias de los
reinos excepto los vascos y Navarra, y se establece una división territorial por provincias. Las
Reales Audiencias se mantienen para las cuestiones judiciales. Reformaron la administración
central para buscar una monarquía absoluta, eliminando los Consejos exceptuando el Consejo de
Castilla, ya que emprendíó una política de supremacía frente a la Iglesia. Se controló a la
Inquisición y se expulsó a la Compañía de Jesús. Se unificaron los impuestos y la moneda.

10.4. La práctica del despotismo ilustrado. Carlos III.
Carlos III propició la idea de "todo para el pueblo pero sin el pueblo". Emprendíó reformas en un
contexto de crecimiento económico, creando censos y asociaciones como las Reales Sociedades
Económicas de Amigos del País. Los campesinos denunciaban las propiedades amortizadas y
perseguían la desamortización. Se repartieron las tierras comunales, se repobló Sierra Morena,
se redujo los derechos de la Mesta y se pusieron en marcha obras de regadío. Se acabó con el
monopolio de los gremios para favorecer a las industrias, liberalizándose el comercio y acabando
también con el monopolio de la Casa de Contratación. Se integró el comercio nacional y aparecíó
la peseta.

10.5. España del Siglo XVIII. Evolución de la política exterior en Europa.
Se quiso revertir las consecuencias del Tratado de Utrecht y la conservación del Imperio
americano. Felipe V se propuso recuperar los territorios perdidos en Italia y tras una serie de
fracasos, se alió con Francia a través de la firma de los Pactos de Familia y varios enfrentamientos
con Inglaterra, entre ellos el de la Independencia de Estados Unidos. Francia apoya a España en
la guerra de Polonia y en la Guerrra de Sucesión Austríaca, y Felipe V logra obtener Nápoles y
Sicilia, territorios que hereda su hijo. Fernando VI adopta una política neutral, y els iglo finaliza
con Carlos IV en el contexto de la Revolución Francesa.

10.6. España del Siglo XVIII. Política borbónica en América.
No tiene ningún cambio colonial de importancia. América, que se enfrentaba a Inglaterra, se
encontraba en un monopolio comercial y se dividía en dos grupos: la élite blanca y la élite 
indógena. Los Borbones quisieron rentabilizar las colonias y crearon las Compañías de Comercio
e introdujeron los navíos de registro. 
Carlos III pone en marcha nuevas reformas, que intentan un mejor control administrativo y libre
comercio en las indias por parte de la Corona, que acabó con el monopolio. Esta política de
aprovechamiento generó revueltas en Perú, pero fuero reprimidas.

10.7. La Ilustración en España.
Representados por una minoría culta que se interésó por las reformas y reactivaciones de la
economía. Se criticó numerosos aspectos sociales del país aunque tampoco se apoyaron 
planteamientos revolucionarios. Se dio un choque con la Iglesia y la aristocracia.
Hubo una preocupación especial por las ciencias y por el sistema educativo: se crearon las 
Academias, así como nuevas instituciones de enseñanza secundaria, superior y Universidades. Se
desarrolló la Biología, Astronomía, Cartografía, Medicina y la Literatura. La Ilustración llega a su 
apogeo con Carlos III, con la creación de las Reales Sociedades Económicas de Amigos del País.

Entradas relacionadas: