Diversidad cultural en la Edad Media

Enviado por Chuletator online y clasificado en Griego

Escrito el en español con un tamaño de 6,09 KB

 

1. Formas de periodismo antes del nacimiento de la imprenta



Antes de la imprenta el medio fundamental de comunicaron fue durante milenios la palabra,
ya que la transmisión oral de conocimientos fue por mucho tiempo el único sistema de
intercambio de información. Dentro de este sistema se apreciaban distintas formas de
transmisión oral, como pueden ser: el relato, la saga, la anécdota, el proverbio y el canto
histórico.
Este medio de transmitir noticias ha perdurado hasta nuestros días, ya que sigue siendo uno
de los más utilizados en los medios audiovisuales como la televisión, donde la oralidad es el
principal canal de comunicación. Sin embargo, la aparición de la escritura supuso un
importante cambio en la historia del periodismo.
En la Antigüedad clásica se tardó mucho en organizar un comercio regular de textos escritos.
En sus principios, eran los propios eruditos primitivos griegos o romanos quienes tenían que
transcribir por si mismos los escritos que deseaban poseer. Incluso algunos autores hacían
transcribir varias veces las obras que deseaban poseer. A pesar de todo, Roma durante el
S. I gozaba con un negocio de edición, así como el de la librería. Los libros eran rollos de
papiros en vueltos en un eje de madera y guardados en estuches de cedro. En la Edad Media
del Occidente europeo por otra parte, la cultura escrita era tarea exclusiva de la Iglesia, y se

Refugiaba sobre todo en los monasterios


Durante la Baja Edad Media se produjo un florecimiento gracias a las universidades que
empezaron a desarrollarse en el S. XIII. Empezó a utilizarse el latín, y tuvieron lugar las
primeras manifestaciones de las lenguas vernáculas, lo que constituyó un paso fundamental
para la comunicación de masas. Estas lenguas también jugaron un papel importante en la
acción propagandística.
Hasta aquel momento, los monasterios se encargaban de redactar anales que hablaban
sobre los principales acontecimientos de la vida de la comunidad, pero pronto empezaron a
abarcar otros hechos ajenos al monasterio. A partir del S.XIII comenzó a aparecer la difusión
más o menos sistemática de noticias manuscritas dentro de la sociedad burguesa. La
profusión de la cultura escrita tuvo un reflejo importante en el campo de la comunicación
social. El desarrollo burgués y el de la riqueza de las ciudades fueron ideales para los nuevos
modos informativos. Los noticieros manuscritos iban de la mano con el desarrollo urbano,
siendo especialmente importantes en Italia y Flandes.
También cabe destacar la importancia que tuvieron los Cantares de Gesta durante la Edad
Media, ya que ayudaron a potenciar el desarrollo posterior de la poesía épica en lengua
vernácula, la cual sería un importante vehículo de propaganda política. Por otro lado, la
poesía trovadoresca, produjo un menor interés comunicativo.
Las necesidades de la nueva clase de mercaderes, provoco la aparición de que la cultura
letrada fuera más allá de la iglesia y se creara de esta forma un público lector.
Los S. XIV y XV fueron de cierto estancamiento, pero durante el S. XIII tiene lugar un gran
impulso creador, gracias a las universidades, que contribuyo enormemente a la
consolidación de una cultura escrita en Europa occidental. El desarrollo urbano por su parte,
reproducirá Crónicas, con finalidad propagandística, donde se recogían hechos recientes y
también sobre la vida cotidiana.
Encontraremos también la noticia manuscrita, que presentaba carácter periodístico y era
obra de un informador profesional. Este fenómeno sobrevivía a lo largo de la Edad Moderna.
Este hecho provoco que en Inglaterra surgiera una verdadera industria entorno a la noticia
manuscrita. Su público aún era restringido y tenía principalmente intereses económicos o
políticos. Los profesionales recibían el nombre de Intelligencers, y su actividad estaba

Necesariamente ligada a clientela


En las ciudades italianas, también florecíó el comercio de noticias vinculado a los intereses
mercantiles. Roma y Venecia fueron las ciudades donde más se desarrolló, y allí recibieron
el nombre de <<lettere d’avviso>>, <<avvisi>> o <<fogli a mano>>, que también existieron
en Francia, pero con el nombre de <<nouvelles à la main>>, y en ciudades alemanas, pero
con el nombre de <<geschriebene Zeitungen>>.
Venecia se convirtió en el centro informativo más importante de Europa, durante la Edad
Media y el Renacimiento. El fenómeno paso a formar parte del terreno público. Los
<<avvisi>> alcanzaron periocidad regular en 1563, saliendo a la venta de forma semanal por
una gazeta (la moneda que le daría nombre). Cabe destacar a la familia de banqueros
Fugger, de Augsburg, que dispusieron de un servicio privado de noticias.
Roma también fue de las ciudades que más se desarrolló en cuanto a este fenómeno.

Entradas relacionadas: