Diferencia entre texto narrativo y texto descriptivo

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Español

Escrito el en español con un tamaño de 2,79 KB

 

VERBOS:


En este texto encontramos una gran cantidad de formas verbales, tanto personales como no personales. Predominan los verbos en tercera persona pues el sujeto son los políticos cuyas acciones y actitudes son criticadas (“dicen”, “suponen”, “hacen”). Semánticamente, encontramos verbos de acción (“hacen"), de dicción (“dicen”, “mienten”, “prometen”), y de pensamiento (“creen”, “suponen”, “saben”) Casi todas las formas pertenecen al modo indicativo, lo que le aporta al texto un carácter más veraz. El tiempo que predomina es el presente de indicativo. La mayoría de esos presentes tienen valor habitual, pues se refieren a acciones que se repiten. En el texto aparecen dos perífrasis aspectuales habituales que aparecen en el texto: “suele cosechar”, “suele deformar”. Otros valor gnómico (“el hábito hace al monje”)  También aparecen otras dos perífrasis modales de posibilidad (“pueden orientar”) y (“podrán hacer”), Otro tiempo de indicativo presente en el texto es el pretérito imperfecto (“era” y “decía”). También aparecen algunas formas de subjuntivo: un presente (“sea”) y un imperfecto (“fuera”) que expresan incertidumbre. De la gran cantidad de formas no personales que aparecen en el texto, destacan los infinitivos

ADJETIVOS:


En este artículo encontramos también una gran cantidad de adjetivos calificativos. Varios de ellos son  clasificadores, y aparecen pospuestos a los sustantivos a los que acompañan: “políticos españoles”, “campañas electorales”, “juego democrático”. Otros son descriptivos: “pantalones vaqueros”, “cuello desabrochado”... Estos aportan al texto un carácter objetivo, descriptivo y detallista. Sin embargo, los más abundantes en el texto son los adjetivos valorativos, que el autor pone de manifiesto a través de diversos recursos, como la anteposición (“añorantes reuniones”, “viejas glorias”, “falso

monje”), la sustantivación (“lo imposible”, “el simpático y hábil”), el grado comparativo (“lo peor”) o el superlativo relativo (“uno de los más graves
fallos de la democracia). Aparece la función atributiva (“con ser honestamente administrados”) y la predicativa (“lo ve pasar tan veleidoso y ufano”). Estos adjetivos valorativos aportan al texto la subjetividad propia de los textos de opinión y le confieren al lenguaje empleado un carácter bastante elevado, pues algunos de ellos pertenecen al registro culto de la lengua (“veleidoso”, “ufano”, “acomodaticia”, “anglófilo”)
.

Entradas relacionadas: