Dieta semiblanda alimentos

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Medicina y Salud

Escrito el en español con un tamaño de 14,78 KB

 


DIETAS CON MODIFICACIONES ENERGÉTICAS


La dieta hipocalórica se basa en la administración de una tasa energética inferior a la q necesita el individuo. Su aplicación inmediata es el tratamiento de la obesidad.

OBESIDAD 2.1. Definición


La obesidad no es exacta/ exceso de peso sino q es la existencia de un exceso de tejido graso (tejido adiposo), q se produce como consecuencia de ingerir a través de los alimentos más calorías (energía) de la q el organismo necesita, siendo x tanto el resultado de un balance energético desequilibrado en donde los ingresos son superiores a los gastos.   Existen muchas técnicas para determinar el sobrepeso y la obesidad. El IMC (Índice de masa corxal) es el parámetro actual/ más utilizado para catalogar a los pacientes de obesos o no. Se considera como el mejor rango de peso saludable un IMC entre 18,5 y 24,9 Kg/m2, a medida q se sobrepasa el límite de 25 kg/m2 se considera q hay sobrepeso y obesidad.

2.2. Clasificación


1) Según los tipos morfológicos, debido a q la masa del hombre y la mujer son diferentes en cantidad y distribución, podemos encontrar: - Obesidad ginoide -Obesidad androide- Obesidad generalizada o mixta

2) Según el momento de aparición y su relación con la actividad del tejido adiposo: -Hiperplásica: Se inicia en la infancia o adolescencia en la cual hay un aumento del número de adipocitos. Menor éxito en el tratamiento. -Hipertrófica: La obesidad aparece en la edad adulta y en ella hay un aumento del contenido lipídico de los adipocitos, es decir, del tamaño de estos. Esta obesidad, en general, responde bien a la dieta hipocalórica. -Mixta: es cuando hay una asociación de las dos anteriores. En ésta cuando hay un estímulo suficiente puede haber un aumento del número de adipocitos. Los adipocitos son células q no se eliminan, solo se elimina su contenido.

2.3. La obesidad como factor de riesgo


El aumento de mortalidad q se asocia a la obesidad se debe principal/ a los mayores riesgos de enfermedades cardiovasculares, hipertensión, diabetes, y es posible q algunos tipos de cáncer.

- Riesgo cardiovascular: la obesidad obliga a trabajar más al corazón, y esta sobrecarga puede a medio plazo tener efectos sobre la función cardiaca. Además el obeso x su perfil lipídico está más expuesto a la arteriosclerosis. También en los obesos hay mayor prevalencia de hipertensión arterial. - Cáncer: el cáncer de endometrio, de mama y de próstata esta relacionado con el grado de obesidad. -Alteraciones de la vesícula biliar: estas enfermedades aumentan con la obesidad y la edad, probable/ relacionado con la mayor excreción de colesterol x la bilis, lo q va a favorecer la precipitación de colesterol y la formación de cálculos biliares. -Trastornos respiratorios: en los grandes obesos puede aparecer disnea y/o apnea del sueño, parece q pueda deberse a la acumulación de grasa en la regíón tráqo-faríngea. - Trastornos articulares: mayor incidencia de artrosis x el sobrepeso.  - Problemas cutáneos: mayor incidencia de infecciones x hongos en los pliegues cutáneos, peqñas úlceras provocadas x el roce, sudor, etc.  -Problemas endocrinos: incremento de resistencia a la insulina (diabetes), menarquía (primera regla) y menopausia anticipadas. -Problemas circulatorios: aparición de varices x la acumulación de grasa q dificulta el retorno venoso.- Alteraciones psicológicas: x rechazo del propio cuerpo y dificultades en las relaciones sociales.

2.4. Tipificación del riesgo del paciente obeso


La evaluación o tipificación del riesgo q comxta la obesidad en un paciente determinado requiere la evaluación de tres tipos de factores: a) Grado de sobrepeso u obesidad según el IMC. b) Presencia de obesidad abdominal estimada según el perímetro de la cintura > 102cm en varones o  > 88 cm en mujeres c) Presencia de factores de riesgo cardiovascular o comorbilidades asociadas. Riesgo muy bajo Riesgo ligera/ aumentado Riesgo aumentado Riesgo alto Riesgo muy alto IMC<25 imc 25-29,9 imc="" 30-34 imc="" 35-39,9 imc="">=4025 imc>

DIETA HIPOCALÓRICA. 3.1. Tipos de dietas según el grado de restricción calórica.

3.1.1.
Dietas hipocalóricas con restricción calórica leve: Son las q tienen un axte superior a 1500 Kcal/día. Estas dietas no suponen ningún problema para los pacientes q las llevan a cabo, si está bien equilibrada.

3.1.2. Dietas hipocalóricas con restricción calórica moderada: Son aqllas q axtan entre 1200 y 1500 Kcal/día. Estas dietas pueden realizarse en el ambiente habitual del individuo ya q pueden conseguirse con alimentos naturales. Se aconseja q sean seguidas x un profesional de la salud.

Objetivos de la dieta hipocalórica moderada: 1-La pérdida de peso ha de ser suave y gradual, para evitar así el efecto rebote. Se recomienda una pérdida de 0,5 y 1 Kg a la semana.2-Tienen q estar asegurados todos los nutrientes 3-Las pérdidas corxales corresponderán fundamental/ al tejido adiposo, evitando la pérdida de masa magra, x lo q debemos conseguir pérdidas graduales y q el axte de proteínas sea suficiente. 4-Tenemos q procurar q la dieta prescrita altere lo menos posible los hábitos alimentarios 5-La pérdida de peso no debe influir en el riesgo de aparición de alteraciones emocionales. Esta dieta hipocalórica moderada está recomendada en pacientes obesos con un IMC de 27 a 35. Para obesidades de mayor grado utilizaremos restricciones calóricas más estrictas.

Recomendaciones nutricionales:


a)   Energía. La dieta hipocalórica mas utilizada suministra entre 1200 y 1700 kcal/día, todo ello dependiendo de la complexión y el sexo de la persona. Esta dieta consigue la pérdida de 0,5-1 Kg a la semana. Para la aplicación de la dieta reducimos en un 20-40 % la energía q normal/ gastaba el paciente. En los primeros días hay una disminución rápida de peso debida a la pérdida de agua. Cuando se siguen dietas con menos de 800 calorías y se alargan en el tiempo, puede ocurrir lo siguiente: - Puede haber un bajo axte de micronutrientes.- Se pierde masa magra inevitable/. -Suele llegar a ser monótona. B)  Proteínas. La dieta debe axtar como mínimo la cantidad de 0,8 gr de proteínas/Kg de peso corxal. La proteína debe ser de alto valor biológico o próximo, lo q se consigue con alimentos como leche, huevos, carne, pescado y leguminosas, y también podemos añadir cereales a las leguminosas o a la leche complementando los aminoácidos totales (aminoácidos limitantes). C) HC deben axtarse de forma inevitable, debido a la exigencia metabólica de los tejidos q dependen de la glucosa para su funcionalidad (el sistema nervioso y las células hemáticas). Los HC axtados deben ser sobre todo complejos. Estos serán administrados en la dieta x medio de pan integral, cereales y legumbres.  d)Lípidos La reducción calórica se conseguirá en parte limitando el axte graso de la dieta, evitándose en la medida de lo posible alimentos de origen animal ricos en grasas (carnes grasas, embutidos, leche entera, etc.) y se limitarán los aceites. Se deben restringir las grasas saturadas, y se debe promocionar el consumo de grasas ricas en ácidos grasos monoinsaturados (aceite de oliva virgen).E)   Vitaminas y minerales El consumo de frutas y verduras proxciona vitaminas como la vitamina C, carotenos y tocoferoles, y minerales entre los q destacan el magnesio, hierro y potasio. Destaca su riqza en flavonoides con efectos antioxidantes y fitosteroles con capacidad hipocolesterolémica. Suministran fibra, q además de ser un nutriente esencial, combate el extreñimiento frecuente de las dietas hipocalóricas y proxciona una sensación de saciedad. F) Agua. Es necesario q el agua esté presente en dietas hipocalóricas en cantidades suficientes, asegurando una diuresis mínima de 1,5 L/día, siempre en mayor cantidad  q en situaciones normales de axte normocalórico.

3.1.3. Dietas hipocalóricas con restricción calórica severa: Axtan entre 800 y 1200 Kcal/día. No se recomienda de ninguna manera la autoprescripción de esta dieta sin el seguimiento de un experto. Se tendrá especial atención hacia aqllas personas q presenten alteraciones metabólicas o enfermedades q pueden repercutir sobre su estado nutricional. Puede ser útil en pacientes obesos en los q interesa una pérdida ponderal rápida x razones de salud. Nunca se usaran estas dietas con fines estéticos.

3.1.4.  Dietas hipocalóricas con restricción calórica muy severa (bajo contenido calórico): Deben proxcionar entre 450 y 800 kcal/día. El axte proteico constituye la mayor parte de la energía axtada, ya q se parte de una recomendación mínima de 1,5 gr. X kg al día. Deben utilizarse bajo control médico hospitalario durante periodos de tiempo no demasiado elevados (8-10 semanas) siendo en algunos casos conveniente intercalar una dieta hipocalórica convencional. Su uso se limitara al paciente obeso con riesgo elevado inmediato, acompañado con tratamiento farmacológico y alimentación parenteral.

3.1.5. Ayuno absoluto: Esta técnica está desaconsejada para el tratamiento de la obesidad

3.2. Realización práctica de la dieta


La dieta hipocalórica tiene como objeto reducir el axte de energía al individuo en un 20-40 % aproximada/ con respecto a lo q el obeso consumía antes de iniciar el tratamiento. La condimentación se hará con especias y hierbas aromáticas preferente/ evitando salsas con aceites, etc. El seguimiento debe ser continuado x un experto en dietética q vaya modificando las pautas en función de la evolución. La dieta será individualizada.

Para seleccionar los alimentos de la dieta hay q tener en cuenta: 1) Escoger alimentos q den sensación de saciedad. 2) Si el alimento es líquido, el vaciado gástrico es más rápido q si se tratase de sólidos, y x lo tanto la sensación de saciedad es menor. 3) Hay q escoger alimentos consistentes q requieran de una mayor masticación y q au/ las secreciones digestivas. 4) Utilizar platos más peqños para dar la sensación de q hay una gran cantidad de alimentos. 5) Elegir alimentos de gran volumen y baja densidad calórica como x ejemplo los vegetales. 6) Los alimentos calientes retrasan el vaciado gástrico mientras q los fríos se eliminan rápida/.

DIETAS NO RECOMENDADAS


Se pueden clasificar en:

4.1. Dietas sin HC


Dentro de estas dietas existen distintos tipos en función de la eliminación  total o parcial de los glúcidos y/o restringiendo otros nutrientes. Esta dieta conlleva la eliminación de alimentos como el pan, patatas, pasta… y en algunos casos incluso se elimina fruta y verdura. Otra consecuencia de la falta de HC es la necesidad de formar glucosa para cubrir las necesidades del sistema nervioso central, lo cual ocurre a partir de aminoácidos musculares x gluconeogénesis., contribuyendo inevitable/ a la pérdida de masa muscular. Ello se acompaña de un aumento de los niveles de ácido úrico en sangre, así como de su excreción, aumentando el riesgo de q se desencadene una crisis de gota o se desarrollen litiasis renal x cristales de ácido úrico.

4.2.Dietas disociadas


En estas dietas se separan los alimentos hidrocarbonados, proteicos y lipídicos. De esta forma se pierde la presencia y el equilibrio deseable entre estos elementos. En teoría se pueden dar tres posibilidades de dietas disociadas: a) H.C y proteínas b) H.C y grasas c) Proteínas y grasas.

4.3. Dietas de difícil clasificación


Un ejemplo es la dieta Shelton, en la cual en cada comida se ingiere un solo tipo de alimento (un grupo). O la dieta de Antoine en la q cada día se consume un tipo de alimento sin limitación alguna de cantidad. En otras dietas en lugar de un solo día se consume un mismo alimento a lo largo de dos días. Otra dieta es la del pomelo, la de la piña o la del melocotón, la de la sopa de cebolla, etc. Todas ellas no tienen base científica, son muy difíciles de seguir y se suelen abandonar aumentando de nuevo el peso.

MANTENIMIENTO DEL PESO CORxAL REDUCIDO


En la práctica, es frecuente ver pacientes q han sido sometidos desde un principio a dietas muy severas q han provocado en ellos pérdidas de peso muy rápidas, con cierta adaptación metabólica y hormonal a las bajas calorías, y cuyo resultado ha sido el aumento de peso rápido al dejar la dieta. Es lo q se llama “síndrome yo-yo”. Para paliar este efecto, es necesario q la reducción energética sea más moderada, con una pérdida de peso más lenta, al tiempo q se hace más ejercicio físico, q a su vez aumentará la masa magra incrementando las necesidades de energía. Cuanto más tiempo se mantenga el paciente en un peso estable, más difícil será q vuelva a ganar kilos, de lo q se deduce q esta fase es tan imxtante como la de adelgazamiento. Existen diversas formas de conseguir el mantenimiento de peso en un obeso. Todas ellas se basan  en un aumento paulatino de energía hasta lograr un equilibrio; es decir, se trata de aumentar la ingesta poco a poco, vigilando minuciosa/ el peso, hasta llegar a un punto en q el aumento de energía supondría un aumento ponderal. En este momento la dieta deberá estabilizarse. Este proceso debe tener una duración aproximada/ de 8-12 semanas o más, al final de las cuales el paciente puede realizar una alimentación, algunas veces, normocalórica. Es indispensable, llegado este punto, q el paciente haya conseguido una reeducación de sus hábitos alimentarios, q deberán imperar durante toda su vida.

AYUDAS COMPLEMENTARIAS. Terapia conductual


Cada día es más evidente la necesidad de ayudar al tratamiento dietético con apoyo psicológico y de comxtamiento en grupos peqños de 6-20 personas. Es preferible a la terapia individualizada dado el apoyo mutuo y el establecimiento de competitividad q se genera en el grupo. 

Trat farmacológico

Hay medicamentos q reducen el apetito, otros q impiden la absorción de determinados nutrientes, otros q aumentan el gasto metabólico, etc.

Trat quirúrgico

Hay muchos tratamientos quirúrgicos como la reducción de estómago, liposucción, globo estomacal, etc. Está recomendado en casos extremos de obesidad.

Entradas relacionadas: