Dictadura Miguel Primo de Rivera 1923

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 5,27 KB

 


DICTADURA DE Primo de Rivera

La dictadura de Primo de Rivera fue el régimen político que hubo en España desde el Golpe de Estado del capitán general de CataluñaMiguel Primo de Rivera, el 13 de Septiembre de 1923, hasta la dimisión de éste el 28 de Enero de 1930.

 A pesar de sus esfuerzos de regeneración y el inmenso progreso de la economía y las infraestructuras, la dictadura fue capaz de estabilizar la situación política durante un largo periodo, pero a finales de la dictadura se produjo una crisis política que desprestigió al rey Alfonso XIII y allanó el camino a la Segunda República española.

Motivos: problemas en la guerra de Marruecos, tensiones con el movimiento obrero, crisis del sistema político.

Contexto

Con el comienzo del Siglo XX el régimen de la restauración se fue debilitando y haciéndose cada vez más inestable.

En este clima, los partidos tradicionales de la Restauración fueron debilitándose mientras que los partidos republicanos y los movimientos obreros (CNTPSOE-UGT) fueron calando entre la población y mellando el sistema.

Las décadas de 1910 y 1920 vieron cómo la crisis se acentuaba. La guerra en Marruecos era altamente impopular y carecía de beneficios económicos, pero era una cuestión de honor para el ejército. Éste sin embargo se hallaba dividido por el sistema de ascensos entre los africanistas que defendían los méritos de guerra y los que preferían la antigüedad.

El Golpe de Estado

El 13 de Septiembre de 1923 el capitán general de CataluñaMiguel Primo de Rivera, se sublevó contra el Gobierno y dio un Golpe de Estado con el apoyo de la mayoría de las unidades militares. La reuníón prevista de las Cortes Generales para fechas inmediatamente posteriores con el objetivo de analizar el problema de Marruecos y el papel del ejército en la contienda fueron el detonante último de la sublevación. Previamente, Antonio Maura había desaconsejado al rey la posibilidad tanto de un Golpe de Estado como del establecimiento de cualquier sistema autoritario. El 14 de Septiembre, el gobierno legítimo había pedido al rey la destitución inmediata de los generales sublevados, concretamente José Sanjurjo y el propio Primo de Rivera, y la convocatoria de las Cortes Generales, pero el monarca dejó pasar las horas hasta que finalmente se mostró abiertamente a favor del golpe.

En el Manifiesto de los sublevados se invocó la salvación de España de "los profesionales de la política".

Entradas relacionadas: