Descargar música de percusión africana

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Música

Escrito el en español con un tamaño de 5,17 KB

 
Igor Stravinsky: La Consagración: -

Género

: Poema sinfónico. Ballet (música escénica) original. -

Función

: Música descriptiva (imágenes de la imaginación. -

Medio sonoro empleado

: Instrumentos (música instrumental). -

Instrumentación

Para describir la instrumentación de la danza de los adolescentes ¿es imprescindible señalar que estamos ante un ejemplo de hiperorquestación? La orquesta sinfónica consta de todas las secciones, a saber, cuerda, viento madera, viento metal y percusión con un número de intérpretes muy elevado. Sólo el viento madera tiene todos los registros tímbricos existentes, del contrafagot al flautín. Y la proporción de algunos instrumentos es gigantesca, por ejemplo, la obra consta de 6 clarinetes, 5 trompetas o incluso de 8 trompas. La sección de percusión tiene un timbal, un bombo, triángulos, crótalos. Además los instrumentos son utilizados como instrumentos de percusión, ejemplo es el caso de la cuerda y el viento. -

Carácterísticas melódicas:

La melodía stravinskiana está fragmentada, hecha de pequeñas células melódicas. Si esperamos poder analizar unas melodías como las del Romanticismo estaremos perdidos. El material melódico usado es tomado en algunos momentos del folclore ruso, pero lo determinante es que las melodías son una combinación entre estas pequeñas piezas melódicas que se combinan de distintas maneras dando lugar a melodías más grandes por adición de estas más pequeñas piezas. A menudo éstas son dichas en ostinato, constituyéndose la melodía completa por la mera repetición de las células melódicas. Por ello, no escucharemos un tema desarrollado o transformado durante la obra, sino más bien una suma de pequeñas ideas melódicas que forman un collage gracias a su uso en secciones ritornello que vuelven incesantemente. Esta carácterística de melodía fragmentada ha hecho que algunos analistas caractericen a esta obra de impresionista.Otros, sin embargo, lo cuestionan. -

Ritmo:

Parámetro musical más importante. El ritmo es probablemente el parámetro musical más importante. Su compás es de 2/4 y su tempo está determinado con precisión (negra igual a 50), gracias al invente del metrónomo en el Siglo XIX. El coreógrafo de este ballet, Nijinsky, halló dificultades para montarlo por la ausencia de un patrón métrico regular de acentuación, tal y como se puede ver al comienzo de la partitura (primeros 8 compases), donde la acentuación se coloca sin un esquema fijo. Otro de los rasgos rítmicos de la obra es la coexistencia de polirritmias, es decir, diseños rítmicos que se oponen. Además, toda la danza cuenta con numerosos obstinati rítmicos. En general, toda la instrumentación convierte a los instrumentos más melódicos en instrumentos más de percusión. -

Textura:

La Consagración supuso  una ruptura radical con todo el lenguaje musical que había caracterizado a la música desde el 1600 al 1900 de manera que, también a la hora de describir su textura, se nos quedan insuficientes las categorías de homofonía, contrapunto y melodía acompañada empeladas hasta el momento. En el fragmento a analizar hallamos los tres tipos de textura combinados en las diferentes partes del mismo: el primer ostinato de ocho compases que abre es un claro ejemplo de homorritmia y homofonía, más adelante encontramos células melódicas cantadas por el viento principalmente y acompañadas por la cuerda o pequeñas secciones de corte contrapuntístico imitativo entre instrumentos del viento madera o entre las dos familias del viento. Pero incluso admitiendo que coexisten los tres tipos de textura, el problema principal a la hora de describirla está en que la melodía que compone Stravinsky está muy lejos de ser una melodía como las anteriores, lo que afecta esencialmente a la definición de la textura. -

Dinámica, agógica, carácter

: cambios dim, pp, cresc; acelerando, agitado. -

Armónía:

La palabra que mejor describe la armónía de la Danza de los adolescentes es “politonalidad”. Stravinsky combina desde el principio de la obra la tonalidad en la que según su armadura de clave está en Mi bemol Mayor (con tres bemoles) con una tonalidad lejana, la de Fa b Mayor. El hecho de que dos tonalidades suenen simultáneamente hace que la música suene disonante (los acordes del comienzo suenan como clusters) y que pueda ser denominada con propiedad atonal. Sin embargo, la repetición obsesiva de estos acordes bitonales dota este fragmento  de un centro que da cierta estabilidad armónica a la obra. La manera en que el compositor innova armónicamente hace que esta obra esté totalmente fuera ya del lenguaje tonal precedente. Sin embargo, no estamos ante una técnica compositiva que destruye por completo el lenguaje tonal anterior, como lo hará el Dodecafonismo, ya que la repetición (de pequeñas melodías --de cuatro notas la mayoría--, de ostinatos rítmico-melódicos) hace que la obra, pese a su primitivismo, todavía no haya abandonado del todo al siglo precedente, como sin embargo lo harán obras posteriores.

Entradas relacionadas: