Derecho

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 27,71 KB

 
Defina y Relacione Estado de Derecho, Gobierno de Facto, Legalidad, Legitimidad y los tres tipos puros de legitimidad según Máx Weber.
Estado de Derecho es aquel en donde sus autoridades rigen sometidas a un derecho vigente (es un estado constituido y reconocido de manera formal, a diferencia del estado de facto), sin embargo no basta con que exista un derecho vigente al cual estén sometidas sus autoridades para estar en presencia de un verdadero Estado de derecho, ya que dicho ordenamiento jurídico debe reunir una serie de requisitos (Estado de derecho material o real), estos requisitos son:
1.- Deben crearse diferentes órganos de poder del Estado entregándole a cada uno de ellos una de las funciones de gobierno.
2.- Esos órganos de poder del Estado deben actuar autónomamente unos de otros.
3.- Debe estar establecida la forma en que se nombran los titulares del respectivo órgano, y las solemnidades y procedimientos para poner término a sus cargos.
4.- El poder debe estar institucionalizado y no personalizado, vale decir, debe recaer en instituciones jurídico-políticas y no en autoridades específicas, las cuales son detentadores temporales del poder mientras revisten su cargo.
5.- Tal vez el requisito más importante dice relación con que tanto las normas jurídicas del respectivo Estado, como las actuaciones de sus autoridades al aplicar dichas normas jurídicas, deben respetar, promover y consagrar los derechos esenciales que emanan de la naturaleza de las personas y de los cuerpos intermedios que constituyen la trama de la sociedad.
El término Estado de Derecho tiene su origen en la doctrina alemana (Rechtsstaat). El primero que lo utilizó como tal fue Robert von Mohl en su libro Die deutsche Polizeiwissenschaft nach den Grundsätzen des Rechtsstaates . En tradición anglosajona el término más equivalente en términos conceptuales es el Rule of law.
Gobierno de Facto : Un gobierno de facto es aquel que, si bien en la práctica ejerce como tal, no está reconocido oficialmente por ninguna norma jurídica.
Puede haber diversos motivos para que exista un gobierno de facto:
El gobierno que se forma tras haber tomado el poder tras un golpe de Estado. En este caso, durante un tiempo, y hasta que se aprueba una nueva constitución el gobierno que se forma es un funciones, y no es oficial.
Por ocupar un vacío de poder. En este caso, el gobierno oficial no es operativo por algún motivo (exilio forzado, incompetencia, o cualquier otro motivo) y, por necesidades prácticas, surge algún sistema de gobierno no oficial que toma las riendas.
Otro sentido del término sería aquella que designa a una persona que ejerce el mando efectivo del poder aunque oficialmente no tenga un título de gobierno formal.
Principio de Legalidad : El principio de legalidad es un principio fundamental del Derecho público conforme al cual todo ejercicio de potestades debe sustentarse en normas jurídicas que determinen un órgano competente y un conjunto de materias que caen bajo su jurisdicción. Por esta razón se dice que el principio de legalidad asegura la seguridad jurídica.
Se podría decir que el principio de legalidad es la regla de oro del Derecho público y en tal carácter actúa como parámetro para decir que un Estado es un Estado de Derecho, pues en él el poder tiene su fundamento y límite en las normas jurídicas.
En íntima conexión con este principio la institución de la reserva de Ley obliga a regular la materia concreta con normas que posean rango de Ley, particularmente aquellas materias que tienen que ver la intervención del poder público en la esfera de derechos del individuo. Por lo tanto, son materias vedadas al reglamento y a la normativa emanada por el Poder Ejecutivo. La reserva de ley, al resguardar la afectación de derechos al Poder legislativo, refleja doctrina liberal de la separación de poderes.
Recibe un tratamiento dogmático especial en el Derecho administrativo, el Derecho tributario y el Derecho penal.
Legitimidad : La legitimidad es un término utilizado en la Teoría del Derecho, en la Ciencia Política y en Filosofía.
En términos jurídicos la legitimidad es la capacidad de ser obedecido sin recurrir a la coacción, en contraposición a la autoridad. En términos políticos la legitimidad es la capacidad que permite ejercer el poder sin necesidad de recurrir a la violencia.
El proceso mediante el cual una persona obtiene legitimidad se denomina legitimación.
Legitimidad en términos jurídicos
Cuando una norma jurídica es obedecida sin que medie el recurso al monopolio de la violencia se dice que esa norma es percibida como legítima. La moderna teoría del derecho establece que las características que ha de cumplir una norma jurídica para ser legítima son tres: justicia, validez y eficacia.
La validez se refiere a la manera en que la norma ha sido promulgada: una norma jurídica es válida cuando ha sido emitida por el órgano competente, e inválida cuando ha sido emitida por un órgano no competente. Así, es inválida una ordenanza municipal del Ayuntamiento de Madrid que pretenda organizar el tráfico de la ciudad de Nueva York, pero son válidas las ordenanzas del Ayuntamiento de Madrid para organizar el tráfico de esa misma ciudad.
La justicia se refiere al cumplimiento o no de los fines que la sociedad considera como buenos. Una norma es injusta si la población considera mayoritariamente que no se atiene a los objetivos colectivos de esa misma sociedad, e injusta si ocurre lo contrario, con independencia de si la considera válida o no. Ocurre en muchos lugares, por ejemplo, que se considera injusto pagar por aparcar en la vía pública, a pesar de las ordenanzas municipales son válidas y obligan a ello.
La eficacia se refiere al seguimiento o acatamiento de la norma. Una norma es eficaz si la población la cumple, con independencia de si la percibe como justa o válida, e ineficaz si es ampliamente desobedecida. Por ejemplo, la prohibición de aparcar en doble fila suele ser percibida por todo el mundo como algo justo, y es desde luego una prohibición válida. Sin embargo es desobedecida por la gran mayoría de los conductores.
La validez es expresable en términos más o menos formales y objetivos (“puede tal órgano emitir tal norma…”). La justicia se expresa en términos más o menos materiales y subjetivos (“la sociedad considera injusta tal norma…”). La eficacia es una cuestión descriptiva y fáctica, referida a los hechos (“ocurre o no un acatamiento generalizado de la norma…”).
Por tanto, y expresado en términos someros, la coincidencia de justicia, validez y eficacia en una norma es la medida de su legitimidad. Puesto que la legitimidad es graduable, habrá normas más o menos legítimas. Cuando una norma es percibida como legítima es masivamente obedecida, no siendo necesaria la sanción salvo en casos puntuales. Cuando una norma el percibida como ilegítima es masivamente desobedecida, a no ser que se recurra, directamente, a la sanción, y por tanto a la violencia. En general, el ejercicio habitual de la sanción y la violencia por parte del Estado para hacer efectivo el cumplimiento de una norma es síntoma inequívoco de que o bien es inválida, o bien es percibida como injusta, o bien es ineficaz, o las tres cosas al mismo tiempo. El cumplimiento de la norma de manera habitual y sin recurso a la violencia suele ser prueba de que es percibida como legítima.
Legitimidad en sentido político:
Si la legitimidad jurídica se refiere la ley, la legitimidad política se refiere al ejercicio del poder. El poder político que es percibido como legítimo será mayoritariamente obedecido, mientras que el percibido como ilegítimo será desobedecido, salvo que se obtenga obediencia por medio de la violencia del Estado.
No debe confundirse legitimidad política con afinidad política. En democracia, los votantes del partido político perdedor pueden lamentarse por haber perdido las elecciones, pero no por ello desobedecen al nuevo gobierno. Tampoco debe confundirse legitimidad con democracia, puesto que durante la Monarquía Absoluta, por ejemplo, el pueblo consideraba masivamente legítimo al monarca, que no había sido elegido por mayoría.
La legitimidad política se podría entonces definir desde dos perspectivas: la de quien obedece y la de quien manda.
Desde la perspectiva de quien obedece, será legítimo aquel gobierno que accede al poder (legitimidad de origen) y lo ejerce (legitimidad de ejercicio) cumpliendo los requisitos que los que obedecen creen que tiene que cumplir para mandar.
Desde la perspectiva de quien manda, será legítimo aquel gobierno que accede al poder y lo ejerce haciendo ver a los que obedece que cumple los requisitos para mandar.
La legitimidad así entendida es un compromiso entre ambos extremos. Desde luego, la teoría de la legitimidad no prejuzga la bondad o maldad de tal o cual régimen político, sino que examina, simplemente, los mecanismos de mando y obediencia. Resta decir que, en términos generales, cuando el poder pierde su legitimidad deja de ser poder, salvo que ejercite la coacción.

2) El Estado: Concepto; puntos de Vistas de diferentes autores; al respecto Máx Weber , Herman Heller , Hans Kelsen , Federico Hegel
HANS KELSEN: IDENTIFICA ESTADO CON EL DERECHO , EL ESTADO ES LA CONSTITUCION POLITICA Y LAS LEYES.
EL ESTADO ES POR NATURALEZA UN SISTEMA DE NORMAS O LA EXPRESION PARA DESIGNAR LA UNIDAD DE TAL SISTEMA DE NORMAS. EL ESTADO ES LA CONSTITUCION POLITICA COMO CORAZON.

FEDERICO HEGEL: ESTADO ES EL INDIVIDUO ESPIRITUAL , EL PUEBLO POR CUANTO ESTA EN SI ARTICULADO Y ES UN TODO ORGANICO, EL ESTADO ES LA ENCARNACION DEL ESPIRITU ABSOLUTO. EL ESPIRITU UNIVERSAL ES UN PROCESO HISTORICO DE LA HUMANIDAD Y SU DESARROLLO .

FRANCOIS CHATOLIET : ESTADO-NACION ES LA REPRESENTACION POLITICA QUE IMPLICA QUE UNA POBLACION BASE DE UNA SOCIEDAD SOBRE UN MISMO TERRITORIO , SE RECONOSCA COMO DEPENDIENTE ESCENCIALMENTE DE UN PODER SOBERANO QUE EMANA DE ELLA Y LE DA EXPRESION.

HERMANN HELLER
: GRUPO SOBERANO DE DOMINACION TERRITORIAL , SIEMPRE ASPIRA A SER SOBERANO POR ENSIMA DE TODO TIENE LIMITES GEOGRAFICOS PRECISOS. DESAPARECE LA NACION Y SOLO SE TOMA EL ESTADO EL QUE SE DIFERENCIA DE TODOS LOS OTROS GRUPOS , POR SU CARÁCTER DE UNIDAD SOBERANA DE ACCION Y DECISION.

MAX WEBER
: EL ESTADO ES UNA ORGANIZACIÓN QUE RECLAMA PARA SI EL MONOPOLIO SOBRE LA VIOLENCIA LEGITIMA POR ELLO DENTRO DEL ESTADO SE INCLUYE A INSTITUCIONES TALES COMO FUERZAS ARMADAS , LA ADM. PUBLICA , LOS TRIBUNALES Y LA POLICIA.

Mencione y explique los elementos constitutivos del Estado: Pueblo, Nación, Poder, Estado.
Pueblo, del latín populus puede hacer referencia a los siguientes conceptos:
Pueblo (sociedad): El conjunto de habitantes de una nación, aunque también puede entenderse como parte de ella, o el de una región o país.
Pueblo (rural) : Una entidad de población de menor tamaño que la ciudad y dedicada principalmente a tareas agrícolas.
Pueblo es la totalidad de seres humanos que viven en un mismo país. Está formado por la unión de familias e individuos que habitan un mismo territorio. No es un conglomerado amorfo de individuos yuxtapuestos sin lazos sociales de intereses ni de tradiciones familiares, sometidos inmediatamente, sin organismos intermedios, a la autoridad. Tampoco lo forman unidades separadas, independientes e iguales; sino el conjunto de familias, individuos y sociedades menores, gremiales, sindicales, mutualistas, deportivas, religiosas, asistenciales, etc., que componen un todo orgánico.
Nación, en sentido estricto, tiene dos acepciones: la nación política, en el ámbito jurídico-político, es el sujeto político en el que reside la soberanía constituyente de un Estado; la nación cultural, concepto socio-ideológico más subjetivo y ambiguo que el anterior, se puede definir a grandes rasgos como una comunidad humana con ciertas características culturales comunes a las que dota de un sentido ético-político. En sentido lato nación se emplea con variados significados: Estado, país, territorio o habitantes de ellos, etnia y otros.
Nación política
En el campo del Derecho político, la nación política es el titular de la soberanía cuyo ejercicio afecta a la implantación de las normas fundamentales que regirán el funcionamiento del Estado. Es decir, aquellas que están en la cúspide del ordenamiento jurídico y de las cuales emanan todas las demás.
Internacionalmente hablando, la nación no es sujeto de Derecho, característica que sí posee el Estado.
Nación cultural
El concepto de nación cultural es uno de los que mayores problemas han planteado y plantea a las ciencias sociales, pues no hay unanimidad a la hora de definirlo. Un punto básico de acuerdo sería que los miembros de la nación cultural tienen conciencia de constituir un cuerpo ético-político diferenciado debido a que comparten unas determinadas características culturales. Estas pueden ser la etnia, lengua, religión, tradición o historia común, todo lo cual puede estar asumido como una cultura distintiva, formada históricamente. Algunos teóricos añaden también el requisito del asentamiento en un territorio determinado.
El concepto de nación cultural suele estar acoplado a una doctrina histórica que parte de que todos los humanos se dividen en grupos llamados naciones. En este sentido, se trata de una doctrina ética y filosófica que sirve como punto de partida para la ideología del nacionalismo. Los (co)nacionales (miembros de la nación) se distinguen por una identidad común y generalmente por un mismo origen en el sentido de ancestros comunes y parentesco.
Especifique y distinga los tipos de gobierno, Parlamentario, Presidencial, Semi Presidencial y Colegiados.
La forma de gobierno, sistema de gobierno o tipos de regímenes son diferentes términos para referirse al conjunto de las instituciones políticas mediante las cuales un estado se organiza para ejercer sus poderes sobre una comunidad política. Hace falta notar que esta definición es válida aunque el gobierno sea ilegítimo o esté incapacitado para ejercer sus poderes.
Clasificación de las formas de gobierno según la estructura política actual
Como subdisciplina de las ciencias políticas, el estudio de la organización política y de las instituciones políticas es una ciencia comparativa y especializada, y en constante actualización. No existe una clasificación fija y exhaustiva de las diversas formas de gobierno debido a su variabilidad. La división tradicional de los gobiernos ha sido la dicotomía entre “democracia” y “dictadura” y no una topología con múltiples posibilidades. La mayoría de los investigadores se enfocan en el estudio especializado y comparativo de dos o tres diferentes tipos de regímenes. Los expertos en los sistemas electorales permiten definir y comparar los diversos sistemas de elección de los poderes de gobierno de un régimen determinado o independientemente del régimen. Así, otra dicotomía para clasificar las formas de gobiernos es “república” y “monarquía”, independientemente de la forma de organización gubernamental nacional y regional, o del grado de democracia de los estados.
Sistemas republicanos
Una república es una organización de un estado en la que todos los cargos públicos son escogidos democráticamente. No obstante algunos gobiernos dictatoriales, uní partidistas a menudo utilizan el termino “república” para referirse al régimen de gobierno aunque los funcionarios públicos no sean elegidos de manera democrática. Las listas siguientes incluyen a todas las repúblicas según su régimen interno constitucional independientemente de que se hayan elegido democráticamente o no.
Parlamentarismo
El parlamentarismo es un sistema de organización política en la que la rama ejecutiva del gobierno depende del apoyo directo o indirecto del parlamento, a menudo expresado por medio de un voto de confianza. El poder ejecutivo de los sistemas parlamentarios proviene y depende del poder legislativo; el jefe de gobierno (llamado “primer ministro”) a veces es el líder del partido o coalición con mayor representación en el parlamento o cuerpo legislativo. Existe también un jefe de Estado independiente (llamado “presidente” con poderes limitados, simbólicos o meramente ceremoniales). Los siguientes estados son repúblicas parlamentarias:
Presidencialismo
Los sistemas presidencialistas tienen una clara separación de poderes de gobierno; el ejecutivo es elegido de manera independiente de la rama legislativa, la cual a menudo se conoce como “congreso”. El jefe de gobierno es a la vez jefe de estado (llamado “presidente”) y por tanto no existe el cargo de primer ministro.
Semipresidencialismo
En los sistemas semipresidencialistas existe un primer ministro y un presidente. A diferencia de los sistemas parlamentarios el presidente no es una figura ceremonial, sino que posee algunos poderes ejecutivos y se encarga de algunas áreas del gobierno. El presidente a menudo se elige de manera separada de la rama legislativa. Las siguientes son republicas semipresidencialistas (se incluyen gobiernos de pueblos que aspiran a la independencia y que son reconocidos por la comunidad internacional):


Explique y distinga los conceptos de Estado Unitario, Estado Federal, Unión de Estado y Confederación.
Estado Unitario es aquel en donde existe un solo centro de poder político y cuya organización territorial se efectúa a través de agentes y autoridades que actúan al nivel local en delegación de ese mismo poder central.
Además cuenta con un solo poder legislativo que legisla para todo el país; un poder judicial unitario, que aplica el derecho vigente a todo el territorio del Estado y que en su seno se establece una Corte Suprema de Justicia, la cual tiene jurisdicción a nivel nacional; y además cuenta con una sola Constitución Política que rige en todo el territorio y a la cual se hayan sometidas todas las autoridades y habitantes del Estado. En otras palabras en el Estado unitario se da la cuádruple unidad: unidad de ordenamiento jurídico (derecho), unidad de autoridades gubernativas, unidad de gobernados o destinatarios del ordenamiento jurídico y de las decisiones políticas y unidad de territorio.
La administración del Estado unitario puede ser:
Desconcentrado
Descentralizado
Centralizado

Será centralizado, cuando exista un solo núcleo de poder central, que concentre todas las funciones y atribuciones de administración del país, y de la cual dependan todos los demás servicios, agencias y oficinas públicas que se encuentran a lo largo del país, los cuales serán meros ejecutores de las decisiones o dictámenes del núcleo de poder central que se encuentra en la capital del Estado.
Será desconcentrado, cuando las autoridades del poder central, traspasen atribuciones o funciones de administración del país a determinados órganos o servicios públicos, para que estos los pasen a ejercer en forma exclusiva, aún cuando estos órganos o servicios sigan dependiendo del poder central.
Será descentralizado, cuando se procede a crear órganos o servicios normalmente por ley y se les dota de personalidad jurídica y patrimonio propio, de modo que pasan a ser autónomos de ese poder central (aunque siguen formando parte del Estado) y con responsabilidad propia de sus actos. Acá el poder central (Presidente de la República) ejerce respecto de ellos lo que se conoce como supervigilancia o tutela, en virtud de la cual puede solicitar a los órganos fiscalizadores correspondientes (tribunales de justicia, Contraloría General de la República, Consejo de Defensa del Estado) que ejerzan las acciones correspondientes para perseguir las eventuales responsabilidades que el accionar de esos órganos o servicios pudiese generar respecto del Estado o de los particulares.
Tanto desconcentración como descentralización puede ser funcional o territorial. Será funcional cuando determinada función pública se le encomiende a un órgano para lo ejerza a nivel nacional o local. Y será territorial cuando se le encomiende una determinada función a un órgano con asentamiento territorial dado
Estado Federal
Una federación (del latín fœdus, "pacto") es un Estado conformado por la reunión de varias entidades territoriales. También suele denominarse estado federal o república federal y, generalmente, tiene un sistema político republicano y excepcionalmente monárquico.
Las federaciones están compuestas por divisiones territoriales que se autogobiernan, a las cuales se llega a dar con frecuencia el nombre de estados, cantones, regiones, provincias u otras, que gozan de un mayor o menor grado de autonomía pero que, en cualquier caso, tienen facultades de gobierno o legislación sobre determinadas materias, distintas de las que corresponden a la administración federal (gobierno de la federación). El estatus de autogobierno de las regiones que lo componen está establecido por su constitución y, habitualmente, no puede alterarse unilateralmente por decisión del gobierno de la federación.
El modelo federal puede alcanzar incluso al derecho de autodeterminación de los territorios federados, que fue precisamente lo que ocurrió durante el desmembramiento de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. El término se contrapone al de estado unitario o centralizado.
Las federaciones pueden ser multiétnicas o extenderse por amplios territorios, aunque no necesariamente ha de darse alguna de estas situaciones. Con frecuencia las federaciones se constituyen sobre un acuerdo original entre estados soberanos. Los estados que forman la federación no suelen tener derecho a separarse unilateralmente de la misma. Entre las federaciones más significativas de nuestros días se encuentran los Estados Unidos de América, México, Argentina, Brasil, India, Rusia, Alemania y Venezuela.
La organización política o estructura constitucional que caracteriza a una federación se conoce como federalismo.




Unión de Estados
Un estado unitario es aquel que tiene un único nivel de gobierno nacional centralizado. Sin embargo los estados unitarios también pueden contar con una o más regiones que se autogobiernen. La diferencia entre una federación y esta clase de estado unitario es que la autonomía de las regiones con autogobierno tan sólo es tolerada por el gobierno central, que puede revertirla unilateralmente.
Mientras que una federación suele surgir por acuerdo de estados formalmente independientes, en un estado unitario las regiones de autogobierno se suelen crear mediante procesos de desconcentración donde un estado previamente centralista concede autonomía a regiones que anteriormente habían sido totalmente subordinadas. Así las federaciones suelen constituirse de forma voluntaria "de abajo arriba", mientras que la descentralización transfiere el autogobierno a las regiones "de arriba abajo".
La filosofía de un estado unitario suele sostener que, al margen de la condición de cualquiera de sus partes integrantes, todo su territorio constituye una única entidad de soberanía o estado-nación y que, en virtud de este hecho, el gobierno central ejerce dicha soberanía por derecho. Por otra parte, en una federación, a menudo se considera que la soberanía en términos prácticos reside en sus estados integrantes o es compartida entre éstos y la federación.
La distinción entre federación y estado unitario a menudo puede resultar ambigua. Un estado unitario puede tener una apariencia cercana a la de una federación en su estructura y, aunque un gobierno central tuviera la facultad teórica de revocar la autonomía de una región de autogobierno, llevar esa prerrogativa a la práctica podría ser de una extremada dificultad política.

Confederación

La Confederación Helvética y sus 26 cantones
Siendo distinta de un estado unitario, una federación también se diferencia de una confederación. Ésta posee una estructura semejante a la de una federación, pero con un gobierno central aún más disminuido.
Una confederación puede consistir también en una serie de estados que, mientras que en ciertos aspectos puntuales comparten soberanía temporalmente, son considerados totalmente soberanos y mantienen el derecho a separarse unilateralmente.
Es, en ocasiones una alianza mínima, pero en otros casos la distinción entre una federación y una confederación puede ser ambigua. Por ejemplo Suiza es formalmente la "Confederación Helvética", pero su estructura es similar a la de muchos estados federales.

6) Defina y explique Funciones de Estado y Órganos de Gobierno según Mario Verdugo.
Funciones:

a) Según el criterio orgánico la función se considera según el órgano que la cumple; así es legislativa toda y cualquiera función cumplida por el parlamento sin atender a la forma que reviste el acto que se exterioriza ni el contenido del mismo.

b) Desde el punto de vista formal, se clasifican las funciones por la forma que el acto reviste; así es ley todo acto con forma de tal.

c) Según el criterio material se atiende a la sustancia o contenido del acto sin reparar en la forma que adopta o en el órgano que lo emite; un órgano no es legislativo por tener forma de ley ni por ser cumplido por el parlamento si no por su esencia.


Órgano de Gobierno:
El gobierno como el ejercicio del poder supremo (estatal). De ahí que habitualmente se exprese que “El gobierno es la dirección suprema y control de la administración estatal así como la conducción de la política global del estado”. En ese sentido, gobierno es el sustantivo del verbo gobernar y gobernar es ejercer el poder.
El poder del estado para realizarse, necesita de una inteligencia, una voluntad, de una fuerza humana que lo concrete, que lo haga efectivo y que lo impulse.
Las personas o cuerpos que ejercen una parte cualquiera de la potestad estatal (Presidente de la Republica, Asambleas Legislativas), son por ello mismo los órganos del estado. “Las personas o Asambleas que expresan la voluntad nacional o ejercen la potestad publica, jurídicamente no son más que los órganos de esa colectividad unificada, es decir, los órganos de la persona estatal. En derecho estricto y desde el punto de vista de la teoría general de estado la naturaleza del órgano estatal es igual en todas partes:
El Zar de Rusia, en los tiempos de su autocracia, era un órgano en el mismo sentido de la asamblea de ciudadano que decide por si mismo en la democracia Suiza”.


Entradas relacionadas: