Defensas inespecificas

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Biología

Escrito el en español con un tamaño de 5,41 KB

 

1. Concepto y tipos de inmunidad


Según el concepto más tradicional, inmunidad es la resistencia que presentan los organismos frente a la infección. En un sentido más general, la inmunidad es la propiedad de los organismos de rechazar cualquier cuerpo extraño que pretenda invadirlos.

Tipos de defensas: innatas y adquiridas


2. Defensas innatas o inespecíficas:


Mecanismos externos: barreras físicas, químicas y biológicas

Barreras físicas son: la piel, las mucosas, el flujo de la orina, el parpadeo, la descamación periódica de la piel... Barreras químicas son: las secreciones, tales como la saliva, las lágrimas, las mucosidades, el cerumen, el sudor y el ácido clorhídrico del jugo gástrico. Barreras biológicas:
La flora intestinal y la flora normal de la piel y de la boca.

2. Defensas innatas: mecanismos internos

Los microorganismos que consiguen atravesar las barreras externas encuentran otra serie de defensas inespecíficas que implican procesos químicos (secreción de diversas proteínas), celulares (fagocitosis) y coordinados (que implican al sistema nervioso). Estos procesos incluyen: •La respuesta inflamatoria •El sistema de complemento •Los interferones •La fagocitosis y otras defensas celulares •La tos y el estornudo •La fiebre.

La respuesta inflamatoria

Es una reacción inespecífica que se produce cuando los microorganismos superan las barreras externas por: -Traumatismo -Operación quirúrgica –Quemaduras -Irritación por tóxicos -Invasión por parte de un agente infeccioso -Los síntomas de la inflamación son: •Hinchazón. •Dolor. •Calor. •Enrojecimiento o rubor.
Es una respuesta inespecífica. Ocurre fundamentalmente en tejidos vascularizados. El fenómeno inflamatorio se ha conservado a lo largo de la evolución porque es importante y útil.
Se produce: Vaso dilatación de los capilares sanguíneos favoreciendo la llegada de las células y moléculas inmunitarias. Este vaso de dilatación origina el enrojecimiento (rubor)
y aumento de la temperatura (calor)
de la zona infectada. Aumento de la permeabilidad capilar que conduce al edema (hinchazón)
de la zona. Se liberan sustancias que bajan el umbral del dolor.
Liberación de sustancias que favorecen la migración y activación de las células fagocitarías para actuar en la zona infectada. Liberación de agentes pirógenos que producen un aumento de la fiebre generando un ambiente hostil que dificulta la proliferación de los microorganismos y potencia la actividad del sistema inmune. Muchos de los macrófagos mueren reventados por la cantidad de microorganismos fagocitados, constituyendo lo que conocemos como pus.

SISTEMA COMPLEMENTO
El complemento está formado por una serie de proteínas plasmáticas que ejercen un efecto antimicrobiano. Estas proteínas proporcionan tres mecanismos de defensa: •Se fijan a los microorganismos y favorecen su fagocitosis. •Activan la respuesta inflamatoria y atraen a los fagocitos. •Se unen a la membrana de la célula invasora y provocan sus lisis.

LOS INTERFERONES

•Los interferones son glucoproteínas segregadas por células infectadas por virus que son capaces de proteger de la infección viral a otras células. •Los interferones estimulan en las células no infectadas la producción de proteínas que inhiben la replicación de diferentes tipos de virus y activan las defensas específicas. •Los interferones incrementan la resistencia de las células a la infección por el virus que ha provocado su secreción y por cualquier otro. Forman parte, por tanto, de la inmunidad inespecífica.

LOS FAGOCITOS

•Los patógenos consistentes en grandes moléculas, células o virus se fijan a la membrana del fagocito y éste los engulle por endocitosis. En su interior son de gradados por los enzimas de los lisosomas. •Los fagocitos pueden viajar por el sistema circulatorio o salir de él (diapédesis) y moverse entre las células de ciertos tejidos. 6. Los anticuerpos. Son proteínas sintetizadas por los linfocitos B que se unen específicamente a los antígenos. Se llaman también inmunoglobulinas (Ig). Un anticuerpo está formado por cuatro cadenas proteicas, dos ligeras idénticas (L) y dos pesadas idénticas (H), unidas por puentes disulfuro, que adoptan la forma de Y. Cada cadena tiene una regíón constante y una regíón variable. Los extremos variables de las cadenas determinan los dos lugares de uníón con el antígeno. 6. Los anticuerpos. •Existen cinco tipos de inmunoglobulinas: IgG, IgM, IgD, IgA e IgE. Se diferencian en su estructura (pueden ser monómeros, dímeros o pentámeros)*, en su localización y en sus funciones. •El 80% de los anticuerpos circulantes corresponde a la clase IgG y aparecen tanto en la superficie de los linfocitos B como libres en el plasma. •Las IgG sustituyen a las IgM en el transcurso de la respuesta  inmune, favorecen la activación del complemento (junto a las IgM), favorecen la fagocitosis y son las únicas capaces de atravesar la placenta, proporcionando una inmunización pasiva al feto.

Entradas relacionadas: