Cuadro comparativo entre los sofistas y Sócrates

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 4,34 KB

 

2.1 Biografía de Sócrates

Nace en Atenas, sobre el 470 a.C, de padre escritor y madre comadrona. No interviene en política, y no dejó nada escrito. Practica un tipo de enseñanza directa, mediante el empleo del dialogo y orientada a  cuestiones de tipo práctico-moral. Participo en varias batallas de la guerra del Peloponeso. En el 404 a. C. Durante el gobierno de los Treinta tiranos. Sus amigos le preparan la huida pero Sócrates renuncia, por ir esto contra la actitud (de respeto a las leyes de las polis) que se había dedicado a enseñar toda su vida.

2.2. Relación con los sofistas

Debido a que no dejó nada escrito y a que su doctrina se conoce, sobre todo a través de los Diálogos de su discípulo Platón, es difícil saber que se debe a Sócrates y que a aquel. La argumentación inductiva y la definición universal.

Sócrates es el primero que desde el terreno puramente filosófico, inicia la guerra a los planteamientos sofistas. No obstante, para muchos de sus contemporáneos. Trataremos, por lo tanto, antes de nada, de establecer, que rasgos tienen en común Sócrates y los sofistas, y que rasgos lo diferencian:

+Comparte con los sofistas:

1-El abandono de la noción de verdad, y de naturaleza, de los presocráticos

2-Su interés se centra en lo que hemos denominado el campo del ethos

3-Se interesa por el ser de las cosas, y no por el ser de la totalidad

4-El conocimiento tiene un interés practico: orientado a desarrollar la virtud

+Se diferencia de los sofistas en:

1-No cobra por enseñar: no entiende el saber como instrumento al servicio del texto social (y, por lo tanto, como algo que tiene un precio en el mercado), sino como búsqueda de la verdad.

2-Mantiene una doctrina antirrelativista y antiesceptica: la verdad, y, por lo tanto, el conocimiento, es posible

3-Defiendo un intelectualismo ético

4-Adopta un método distinto: el dialogo. Aunque también los sofistas son maestros del dialogo, estos lo entienden, sobre todo, como discusión, como disputa, en la que, de lo que se trata, es de prevalecer; por el contrario, el dialogo será usado por Sócrates como medio de aproximación a la verdad, al conocimiento.

5-Defiende una nueva concepción del saber y la verdad, que radican en las definiciones universales

2.3. El Método

Su sistema de enseñanza y de hacer filosofía, se desarrolla a través de un dialogo, en el que podemos separar dos momentos:

1-La ironía. Sócrates pregunta al contrario fingiendo ignorancia  y pone de manifiesto sus contradicciones

2-La mayeútica: Una vez reconocida la ignorancia en torno a un asunto. Sócrates trata seguidamente, de conducir a su interlocutor a la búsqueda de la verdad.

Con este modo de proceder Sócrates combate el escepticismo sofista:
El conocimiento es posible, se da en las definiciones universales.

Aclaremos todavía mas este punto: al proceso que conduce de lo particular a lo universal se le conoce como inducción. Ahora bien, ya hemos dicho que la expresión “inducción” no es de Sócrates, lo que este hacia era tratar de que alguien le diese una definición de algo, hecho esto le mostraba a su interlocutor donde fallaba la definición por lo que le pedía al interlocutor otra definición mas ajustada. Una vez que se conseguía una definición aceptada, quedaba “definido lo general”, definición en la que se fija lo permanente, lo que la cosa es, su esencia.

Los universales que le interesan a Sócrates son solo los que tienen una función ético-practica.

2.4. El saber y la virtud

Otro punto central de su doctrina es el intelectualismo ético: a Sócrates no le interesaba el saber ni como contemplación (milesios), ni como medio de purificación (pitagóricos), ni para el triunfo social (sofistas), sino para la consecución de la virtud. Obra mal no es más que un cálculo erróneo. De ahí la necesidad de un previo autoconocimiento.

Por lo que hemos visto, la virtud ha pasado de ser patrimonio de los nobles, a ser algo enseñable, al alcance del ciudadano; finalmente, con Sócrates, la virtud es el saber mismo que hace conocer al hombre lo que es mejor para sí mismo, para llevar una vida feliz.

Entradas relacionadas: