Crisis del Siglo XVII: Felipe III, Felipe IV y Carlos II

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 15,92 KB

 

Los Austrias del s.XVI, gobierno de válidos y conflictos internos


El Siglo XVII comprende los reinados de los Austrias menores:
Felipe III, Felipe IV y Carlos II. Es un siglo de decadencia económica y política. Los reyes dejan el poder (el pueblo no lo vio bien) en manos de los validos mientras se dedican al ocio, fiestas, asuntos religiosos; desentendíéndose de la política.
Felipe III (1598-1621): su reinado es de transición entre la época de esplendor a la decadencia. Sus validos más importantes son: el duque de Lerma, que traslada la Corte a Valladolid (1601-1606) y expulsa a los moriscos (1609) ya que practicaban su religión en secreto, provocando la unificación religiosa, decadencia agrícola (la presión fiscal de los nobles a los campesinos aumentó) y la disminución demográfica;y cuando el duque de Lerna cae en desgracia, le sucede su hijo, el duque de Uceda. Felipe IV (1621-1665): deja el gobierno en manos del Conde-Duque de Olivares, que toma diversas reformas (centralización del poder o creación de un ejército) que fracasarán y provocó la crisis de 1640 con revueltas en Aragón, Andalucía, Portugal y Nápoles. La sublevación de Cataluña finaliza cuando Juan José de Austria bloquea el puerto de Barcelona (1652) y a cambio de la lealtad de Cataluña, mantuvo sus fueros y privilegios. La sublevación de Portugal puso fin a la uníón ibérica tras plocamarse como Juan IV, al Duque de Braganza
. Carlos II (1665-1700): tras la regencia que su madre Mariana deja el poder del jesuita padre Nithard, le sigue Juan José de Austria, que instaura un modelo político pactista y defiende las peculiaridades y diferencias de los territorios. Carlos II muere sin descendencia y cede el trono a Felipe de Anjou, que tras un guerra de sucesión, llegan los Borbones a España.

La crisis de 1640

Fue la crisis política más profunda en España durante el reinado de los Austrias (con Felipe IV). Fue la respuesta al proyecto de reformas del Conde-Duque para aumentar los recursos de la monarquía, como la centralización administrativa, la unificación jurídica de los reinos de la Península y la Uníón de Armas (distribución de los costes del ejército entre todos los reinos). La respuesta fue la sublevación en todos los territorios de la monarquía. La sublevación en Cataluña se produjo por la presencia de tropas españolas e italianas en territorio catalán (guerra contra Francia). El Conde de Santa Coloma fue asesinado (Corpus de Sangre) y todo el principado catalán se levantó en armas. El rey francés apoyo entonces a los catalanes (le nombraron Conde de Barcelona). Esto se convirtió en una guerra que finaliza cuando Juan José de Austria bloquea el puerto de Barcelona y conquista la ciudad en 1652. El rey aceptó mantener sus privilegios y fueros y Cataluña le juró lealtad. La de Portugal (1640) puso fin a la uníón Ibérica lograda en 1580 con Felipe II. Los perjuicios ocasionados al comercio y colonias portuguesas, la tendencia centralizadora de Olivares ordenó una recluta de soldados con destino a la guerra de Cataluña. El Duque de Braganza fue proclamado rey como Juan IV. Como consecuencia de esta crisis, la monarquía se debilito, el proyecto del Conde-Duque de Olivares fracasó (abandonó el poder), Portugal se separó y la Guerra de los 30 años, paralela a la crisis, ahondó los problemas políticos del momento.

El ocaso del Imperio español en Europa:

Con los Austrias menores, España pierde su hegemonía en beneficio de la Francia de Luis XIV. Este proceso iniciado con Felipe II, finalizará con los Austrias menores y España perderá el papel que representaba en Europa, además todas sus posesiones continentales. En 1609, Felipe III había firmado la Tregua de los Doce Años con Holanda, que termina cuando el rey de España envía desde Flandes un ejército en apoyo a los Habsburgos austriacos (comienzo de la Guerra de los Treinta Años (1618-1648) que pondría fin a la hegemonía española en Europa). En 1621, finalizó la Tregua de los Doce Años y se inicia la guerra con Holanda (rendición de Breda) y el valido del rey Felipe IV, el Conde-Duque de Olivares introduce de lleno en España en la guerra, en la que confluyen las rivalidades de todos los países europeos. Los tercios españoles son derrotados en Rocroi. En la Paz de Westfalia (1648), España reconocíó el derecho a la independencia de los P.Bajos del Norte (Holanda). La guerra con Francia continuó hasta que se firmó la Paz de los Pirineos (1659) y España cede a Francia el Rosellón, la Cerdaña, el Artois, algunas plazas en los P.Bajos y Jamaica. Felipe IV envía  a su hijo Juan José de Austria acabar con la secesión de Portugal (victoria final portuguesa en Villaviciosa). Con Carlos II se firma la Paz de Aquisgrán (1668) y España entrega a Francia doce plazas en Flandes y por la Paz de Nimega (1678) le cede el Franco Condado y otras plazas en Flandes. Tras la muerte sin descendencia de Carlos II, seguida de la Guerra de Sucesión, en la Paz de Utrecht, España pierde el resto de posesiones europeas. Es el fin de la hegemonía de los Habsburgo en Europa.

Evolución económica y social del s.XVII

El Siglo XVII fue una época de crisis económica, surgieron tres bancarrotas (1647, 1656,1665). A partir de 1680, se produjo el hundimiento de Castilla debido a la carencia de la plata americana y la enorme inflación, pero en la Corona de Aragón, la cornisa cantábrica y en Andalucía comenzó la recuperación. Al final del reinado de Carlos II comienza la salida de la crisis y la recuperación. La crisis de manifiesta en el sector primario con un notable descenso de la producción agrícola causada por la escasez de mano de obra, el mal uso del suelo, el pésimo sistema de la propiedad (latifundios con finalidad rentista), la falta de una red de comercialización y de preparación técnica de los agricultores y la inflación que aumenta los precios. En el sector secundario, la pobreza del campesinado les impide adquirir productos y esta ausencia del mercado desincentiva a la industria, la política aduanera favorable a la importación (perjudica la producción artesanal), la actividad industrial está en decadencia (industria lanera de Segovia, Toledo, de metalurgia de País Vasco y Navarra). La balanza comercial tenía un déficit crónico. Socialmente, hubo un descenso demográfico (expulsión de los moriscos, guerras, emigración, epidemias). Mientras en el interior de Castilla desciende la población, en la periferia aumenta. La alta nobleza aumentó en número y poder, la Iglesia continuó gozando de gran riqueza y poder y el bajo clero aumentó mucho. La escasa burguésía tenía que emparentarse con la nobleza (matrimonios o compra de títulos) y, los campesinos agobiados por la pobreza abandonan los pueblos y van a las ciudades, aumentando el número de vagabundos, pícaros o mendigos.

La guerra de sucesión y sist de Utrecht

A la muerte de Carlos II (1700) sin descendencia, deja como heredero a Felipe de Anjou, nieto de Luis XIV de la dinastía de los Borbones, pero Carlos de Austria reclama la corona de España. Las potencias europeas se enfrentarán por la posesión de la corona. La Corona de Austria será apoyada por Inglaterra, Austria, Saboyá, Portugal y la Corona de Aragón para evitar que Francia ocupara más territorio; creando ‘’la Gran Alianza de la Haya’’ en 1701 estallaría la Guerra de la Sucesión y finalizaría con la división en España en 1713: los absolutistas a favor de Felipe V (Francia y la Corona de Castilla) y los pactistas a favor de Carlos de Austria (Austria, Portugal, Saboyá y la Corona de Aragón). En el exterior Felipe V fue derrotado en varias ocasiones y en el interior, victorias como la de Almansa, Brihuerga y Villaviciosa. La guerra en el exterior se finalizó debido al desgaste del ejército y a que Carlos de Austria heredó el trono imperial de Alemania y firmaría el Tratado de Utrech (1713) en el que tuvo que aceptar las condiciones de los aliados y España perdería todas sus posesiones en Europa, entrego: A Austria lo que les quedaba de los Países Bajos, Milán, Nápoles, Menorca y Terranova (cedida por Francia), además, Inglaterra obtendría ciertas ventajas comerciales (Derecho de Asiento, que consistía en el monopolio de esclavos con América y el derecho de enviar un barco naval para comerciar en zonas de las Indias (Navío de permiso). Los reinos de la Corona de Aragón (excepto Navarra quién apoyó en dicha guerra) que habían apoyado a Carlos, perdieron los fueros y privilegios, imponiéndose la centralización y uniformismo de los Borbones.

El cambio dinástico del s.XVII: los primeros borbones

La muerte de Carlos II en 1700 sin descendencia supuso el final de los Austrias y la llegada de los Borbones franceses (Felipe V) tras la Guerra de Sucesión (12 años) imponiendo un nuevo modelo de estado y el absolutismo regio (ideado por Luis XIV, donde el poder era absoluto e ilimitado y se concentraba en la figura del monarca). Con esta nueva concepción los monarcas con la ayuda de los consejeros extirparon las pocas limitaciones vigentes y reformaron las instituciones de la monarquía para acentuar el fortalecimiento del poder y para que la autoridad real llegara a todos los súbditos y territorios de la Corona. Por ello hicieron un estado más eficaz, centralizaron el poder e implantaron la uniformidad legar e institucional. Estas reformas se llevaron a cabo por los tres primeros monarcas, Felipe V (1700-1746), y sus hijos, Fernando VI (1746-1759), Luis I (que murió poco después de nacer) y Carlos III (1759-1788) este último se considera el mejor alcalde de Madrid debido a sus ideas déspotas e ilustradas que trajeron grandes reformas. Estos tres monarcas contribuyeron a la creación de una monarquía fuerte, centralista y unificada según el modelo francés.

La práctica del despotismo ilustrado

Los monarcas del s.XVIII llevan acabo una serie de reformas para mejorar el bienestar y la felicidad de sus súbditos (pero sin renunciar a su soberanía), aunque esencialmente material, por lo que intervienen en las actividades económicas para estimular la producción y aumentar la riqueza del reino. Esta política es el despotismo ilustrado, su base ideológica se encuentra en la ilustración francesa, sus objetivos fueron: desarrollar la economía en todos los sectores, hacer mas eficaz el gobierno, racionalizar la administración, fomentar la cultura, extender la educación y limitar la iglesia. Sus reformas tuvieron un alcance muy limitado ya que los ilustrados no quisieron perder privilegios del a.Régimen. El reformismo desaparecíó a finales del s.XVIII con la aparición de ideas que cuestionaban el a.Régimen. Carlos III personifica el despotismo ilustrado. Su impulso reformista se acentúa tras los motines de 1766 (reacción violenta a las novedades q el rey quería poner) ayudándose de ilustrados como el conde de Floridablanca. Su política reformista actuó en dos frentes:

Política eclesiástica

Reforzar el patronato regio, retener documentos del vaticano hasta q sea oportuno, expulsión de los jesuitas (1787).

Política económica:

en hacienda, se crea la lotería, del banco de San Carlos y emisión de los valores reales. En agricultura, coger ideas fisiócratas para incrementar los productos, nuevos cultivos, explotación de nuevas superficies, dar ayudas estatales, limitar los privilegios de la meseta, colonización de sierra morena. En la industria, crecion de manufacturas reales y de las fábricas de ‘indianas’, honorabilidad de los trabajos manuales, , liberalización de los oficios artesanales, estímulo a las pequeñas empresas (Sociedad de Amigos del País). En el comercio, fin del monopolio de Cádiz y libertad de comercio con América, proteccionismo para proteger la producción nacional. Reformas culturales y urbanísticas  para adecentar la capital ( el plan de ‘el salón de los prados’).La ilustración en esp acabo con su muerte en 1788 ya que con sus sucesor estalla la rev. Francesa y el rey adopta otras posturas.

Evolución de la política española en Europa durante el s.XVIII

Se caracterizó por: a) Rivalidad con Inglaterra (recuperar Menorca y Gibraltar y el comercio americano)

b

Alianza con Francia antes la expansión inglesa c) Recuperación de la influencia en Italia por los intereses de Isabel de Farnesio, alterando el tratado de Utrecht y enfrentarse al Imperio Austriaco.1

.Felipe V

Baso su política en recuperar territorios italianos. Inició las alianzas con Francia mediante los Pactos de Familia, en el Primer Pacto de Familia (1733), España tuvo que intervenir en la Guerra de Sucesión de Polonia, y Carlos fue reconocido como rey de Nápoles y Sicilia. Por el Segundo Pacto de la Familia (1743), España participó en la Guerra de Sucesión de Austria, a cambio se reconocíó al Infante Felipe (hijo de Isabel de Farnesio) como soberano de los Ducados de Parma. 2

. Fernando VI:

tras finalizar la Guerra de Sucesión de Austria (1748) impuso la neutralidad en las relaciones internacionales, por ello España no intervino en la Guerra de los Siete Años (entre Inglaterra y Francia). 3.

Carlos III

Baso su política en la defensa de territorio americanos. Firma el Tercer Pacto de Familia (1761) por el que entró en el bando perdedor de la Guerra de los Siete Años, en la Paz de París (1763) tuvo que devolver la colonia de Sacramento y cede la Florida a Inglaterra, y recuperó la Manilla y la Habana. Intervino a favor de la independencia de las 13 colonias. En la Paz de Versalles recupera Menorca y los dos Floridas.
4.Carlos IV (1788) influenciada por la Revolución Francesa, rompe la alianza y estalla la guerra contra la Francia revolucionaria. En la Paz de Basilea, se vuelven a aliar contra Inglaterra en el Tratado de San Idelfonso. Trajo resultados negativos: derrota de Trafalgar (1805), Tratado de Fontainebleau con Napoleón (invasión francesa) y Guerra de Independencia (1806).

La política borbónica en América durante el s.XVIII

Las reformas político-administrativas introducidas en España por los Borbones se traspasaron a los territorios americanos. 1) Pérdida de poder del Consejo de Indias (a favor de las secretarías) y de la Casa de Contratación (intendentes) 2) Los virreinatos fueron reorganizados y divididos (crean el de Nueva Granada y Río de la Plata) 3) Se limitó el poder del virrey (intendentes) 4)Se crearon corregimientos 5)Se prohibíó la venta de cargos públicos 6)Se mejoró el control de la administración (menos corrupción y aumento de beneficios fiscales) 7)Creación de un ejército regular (regimientos españoles y locales) para una mejor defensa y controlar las rebeliones 8) Creación de milicias ciudadanas (soldados americanos y oficiales criollos). Las reformas en la economía fueron: 1)Nuevas técnicas de explotación minera 2) Especialización agrícola para aumentar la exportación 3)Grandes latifundios para la agricultura intensiva 4) Introducción de cultivos, ganado y técnicas agrícolas europeas 5) Organización artesana en gremios 6)Importación de productos españoles (poco desarrollado industrial). El comercio americano fue la principal fuente de riqueza española y se basó en la defensa del monopolio de este. 7)En 1717 Cádiz centralizó el comercio en vez de Sevilla 8) Se crearon compañías privilegiadas que a cabo de un pago el cedía el monopolio de ciertas rutas y comercios (Compañía de la Habana para el azúcar y el tabaco de Cuba) 9)Más tarde se introdujo el Decreto de libre comercio (13 puertos españoles podían comerciar con 24 americanos) después de manera definitiva, suprimiendo la Casa de Contratación (provocó un auge del comercio, pero en 1796 la guerra con Inglaterra hizo difícil las rutas atlánticas)

Entradas relacionadas: