Crisis parcial del gobierno con salida de los aperturistas 1974

Enviado por Chuletator online y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 5,21 KB

 
Estándar 135.-

Especifica las causas de la crisis final del franquismo desde 1973



El año 1973 va a suponer otro punto de inflexión para la dictadura. Varios factores van a acelerar
la descomposición del régimen.
1.Uno de los factores fue la crisis internacional del petróleo por la guerra árabe-Israelí de 1973.
Los países árabes usaron el petróleo (encarecíéndolo) como arma política generando una grave
crisis económica en los países capitalistas. Muchas empresas comienzan a cerrar, el desempleo
comienza a crecer y el régimen no se atreve a aplicar los precios reales del petróleo por temor a
un estallido social, poniéndose por ellos las cuentas del Estado en números rojos.

2. Otro factor, ya interno, fue el asesinato del almirante Luis Carrero Blanco que había sido
designado (a dedo) por Franco como Presidente del Gobierno. El asesinato fue obra de ETA y
nunca se ha aclarado del todo si hubo más complicidades (la Cía, sectores del régimen, ...). El
almirante Carrero representaba la línea más dura del franquismo y, en teoría, garantizaba que
tras la muerte del dictador los cambios serían muy limitados y controlados. Su muerte desbarató
esos planes y abría la posibilidad a una Democracia más plena.

3. Tras el asesinato del Presidente del Gobierno, se hace más evidente la descomposición y
división interna del régimen entre los “aperturistas” y el denominado “búnker”, contrario a
cualquier cambio y partidarios de seguir con el franquismo incluso tras la muerte de Franco. Con
el nombramiento del nuevo Presidente del Gobierno, Carlos Arias Navarro (Carnicerito de
Málaga), se hace patente la victoria de los sectores más cerriles: la reforma desde dentro había
fracasado.

4. Por último, el propio declive personal del dictador, ya anciano y enfermo, que en 1974 tuvo que
dejar temporalmente la Jefatura del Estado en manos del entonces príncipe Juan Carlos. Estas
circunstancias no hicieron más que agravar la lucha entre los partidarios de plenas reformasdemocráticas (aperturistas) y los inmovilistas reacios a cualquier cambio (búnker), con la victoria
de estos últimos.

5. Esta crisis económica y política, junto con los cambios culturales que ya operaban en parte de
la sociedad española, jóvenes sobre todo, hizo que se incrementara las movilizaciones populares
con frecuentes protestas obreras, estudiantiles y vecinales. Ante el evidente fin del régimen, la
oposición se une en plataformas unitarias que terminarán convergiendo en la Coordinación
Democrática (Plata Junta).

6. También se recrudece las acciones de grupos terroristas (ETA, FRAP, GRAPO, ...), algunos de
cuyos miembros son detenidos y condenados a pena de muerte. Dichas condenas provocan
manifestaciones de protesta y rechazo contra el régimen franquista en toda Europa, aislando,
más aún, a la ya decadente dictadura.

7. Dos pilares del régimen comienzan a dar señales de distanciamiento: la Iglesia Católica y un
sector del Ejército. En el seno del Ejército surge una minoritaria Uníón Militar Democrática (UMD)
que, aunque es inmediatamente desarticulada, muestra que la lealtad de la milicia al régimen ya
no es unánime. Por otro lado, la Iglesia se distancia cada vez más de la dictadura, lo que provocó
que el entonces cardenal Tarancón fuese amenazado de muerte por los sectores más
cavernícolas y violentos del búnker franquista (Tarancón al paredón).

8. Por último, en Octubre de 1975, aprovechando la muerte inminente del dictador, el rey de
Marruecos, Hassan II, impulsa la Marcha Verde sobre la provincia española del Sáhará
Occidental. Al frente de dicha Marcha van civiles marroquíes, teóricamente desarmados, portando
banderas marroquíes y norteamericanas (prueba del apoyo de USA) para ocupar el Sáhará
español, considerado una provincia española más, pero reclamado por Marruecos como territorio
suyo. El entonces príncipe Juan Carlos I promete un referéndum de autodeterminación a los
ciudadanos saharauis (que, no olvidemos, tenían DNI español y eran considerados españoles),
pero dicha promesa jamás va a cumplirse: España sale a toda prisa del Sáhará dejando a la
población saharaui (ciudadanos con DNI español y, por tanto, españoles) abandonada a la
voluntad del ejército y policía marroquíes que venían detrás de la población civil.
El 20 de Noviembre de 1975 fallecía el dictador dejando el régimen que el gobernó con mano de
hierro en plena descomposición interna y aislamiento internacional.

Entradas relacionadas: