"la creciente oposición" Primo de Rivera

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 4,54 KB

 

32. La dictadura de Primo de Rivera y la caída de la monarquía

32.1. La instauración de la dictadura y el Directorio Militar

En el contexto de crisis política y social, el general Primo de Rivera se pronunció en Septiembre de 1923. Suspendíó la constitución, declaró el estado de guerra, y se dirigíó al Rey para exigir que el poder pasase a manos militares. Alfonso XIII aceptó un directorio militar presidido por Primo de Rivera y suspendíó el régimen parlamentario convirtiendo a España en una dictadura.

Este Golpe de Estado fue apoyado por los militares, descontentos con el gobierno que les había acusado de ser los culpables del desastre de Annual, y por gran parte de la población que estaba disgustada por el fraude electoral o temía una revolución. El rey, el PSOE y la UGT prestaron también su apoyo al Directorio Militar.

Primo de Rivera impulsó el diálogo entre patronos y obreros y acabó con el pistolerismo, restableciendo la paz social. El conflicto de Marruecos también es solucionado en 1925 gracias al desembarco de Alhucemas, fue la primera operación militar en la que intervinieron fuerzas de tierra, mar y aire. Sin embargo la ansiada regeneración política no llegó a producirse, solamente hubo un cambio de caciques.

32.2. El Directorio civil. La oposición y la caída de la Dictadura

Primo de Rivera abandonó su idea inicial de volver al régimen constitucional tras solucionar los problemas e intentó dar continuidad a la Dictadura. El régimen tomó entonces algunos rasgos del fascismo Italiano como la creación de un partido único, la Uníón Patriótica. El Directorio Militar fue sustituido por un Directorio Civil, aunque el peso del poder militar y el régimen autoritario se mantuvo.

El régimen impulsó un programa de fomento industrial y económico, con gran participación del estado. Se pusieron en marcha obras públicas como ferrocarriles, carreteras y centrales hidroeléctricas. Este periodo coincidíó con un momento de bonanza económica internacional. Se establecieron monopolios como el de Telefónica o Campsa.

El régimen tenía la oposición de antiguos líderes políticos, los comunistas y anarquistas, algunos sectores del ejército y los intelectuales. Varios dirigentes políticos participaron en conspiraciones político–militares como la Sanjuanada, que, sin embargo, no tuvieron éxito. La oposición de los intelectuales estaba provocada por la censura y la limitación de libertades a los universitarios, que derivó en varias protestas estudiantiles. También tuvo oposición en Cataluña, al prohibir hablar catalán en actos oficiales y otras medidas de carácter centralizador.

La creciente oposición a Primo de Rivera provocó que el rey retirara su confianza y en 1930 Primo de Rivera dimitíó.

32.3. La caída de la monarquía

Su sucesor, el general Berenguer, tenía la misión de convocar elecciones. A su gobierno se le conocía popularmente como la “dictablanda”. Berenguer convocó unas elecciones a las que los partidos no se presentaron y fue sustituido por un gobierno presidido por el almirante Aznar.

El gobierno convoca primero las elecciones municipales al considerarlas menos peligrosas para la inestable situación de la monarquía y se intenta actuar como si nada hubiese sucedido. Sin embargo Alfonso XIII se había comprometido excesivamente con la dictadura y las elecciones acabaron siendo un plebiscito a favor o en contra de la monarquía. El resultado fue la proclamación de la II República española el 14 de Abril de 1931.

Entradas relacionadas: