Las corrientes marinas son movimientos de masas de agua marina en un .... Creando una faja de arenales y desiertos costeros fríos, como el Desierto de Atacama

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Geología

Escrito el en español con un tamaño de 6,68 KB

 


TEMA 2

Las grandes cuencas oceánicas

• Las cuencas oceánicas están interconectadas, formando un gran océano.

• Las individualizaciones nominales son sólo de situación.

• Las tierras emergidas compartimentan las aguas oceánicas en tres grandes océanos: Pacífico, Atlántico, Índico.

• La masa de agua meridional circunterrestre se la denomina océano Glacial Antártico (límite norte 60º latitud sur).

• Al océano glacial Ártico, en la actualidad, tan sólo se lo considera un mar.

DIFERENCIAS ENTRE MARES Y OCÉANOS

La cantidad de agua que tiene costa es un mar, y este mar forma parte de un océano. Los mares son más superficiales (menos profundidad) y les permite albergar vida, y los océanos son más profundos, lo que les impide albergar vida al no llegar la luz solar y tener una presión enorme de agua.

Razones de su individualización


1. Estar enmarcados por espacios continentales (Mediterráneo, Báltico, Negro)

2. Estar enmarcados por cordones de islas (Antillas o Japón)

3. Mantienen denominaciones marineras sin base física (Mar Cantábrico → abierto)

Movimientos de las aguas oceánicas

El agua oceánica está sometida a dos tipos fundamentales de movimientos:

1. Ondulatorios

A) Olas

B) Mareas

2. Desplazamientos de masas de agua

C)

Corrientes marinas

- en superficie; - en profundidad.


A) Olas

Son arqueamientos de la capa superficial de las aguas de los océanos y mares, impulsados generalmente por el viento.

Desde un punto de vista físico son ondas sísmicas superficiales (aquellas que se propagan por la interfaz entre dos medios materiales). En este caso se trata del límite entre la atmósfera y el océano.

Cuando pasa una ola por aguas “profundas” (a una profundidad mayor a la mitad de su longitud de onda), las moléculas de agua regresan casi al mismo sitio donde se encontraban. Se trata de un vaivén con una componente vertical, de arriba a abajo, y otra longitudinal, la dirección de propagación de la onda.

Por tanto, hay que distinguir dos movimientos:

Oscilación del medio movido por la onda, que en este caso, es un movimiento circular.

Propagación de la onda, que se produce porque la energía se transmite con ella, trasladando el fenómeno con una dirección y velocidad, llamada en este caso velocidad de onda.

En realidad se produce un pequeño desplazamiento neto del agua en la dirección de propagación, dado que en cada oscilación una molécula o partícula no retorna exactamente al mismo punto, sino a otro ligeramente más adelantado. Es por esta razón por la que el viento no provoca solamente olas, sino también corrientes superficiales.

El viento es el responsable de las olas. Las fuerzas que tienden a restaurar la forma lisa de la superficie del agua, y que con ello provocan el avance de la deformación, son la tensión superficial y la gravedad.

Cuanto mayor es la altura de las olas, mayor es la cantidad de energía que pueden extraer del viento.

Las olas que se desplazan sobre aguas profundas disipan su energía muy lentamente, de forma que pueden alcanzar regiones muy separadas de su lugar de formación. Así, pueden observarse oleajes de gran altura en ausencia de viento.


B) Mareas

Son ondulaciones con periodos aproximados de 12 a 24 horas. Su descripción se hace en relación a los ascensos y descensos de agua que se perciben en las costas:

Parámetros básicos:

Pleamar

Cuando las aguas alcanzan la máxima altura (+); -

Bajamar

Cuando las aguas alcanzan la mínima altura (-); -
Flujo (creciente): Cuando el agua va ascendiendo (ascenso); -
Reflujo (vaciante): Cuando el agua va descendiendo (descenso).

- Amplitud: diferencia de altura entre la pleamar y la bajamar

Origen

Las fuerzas gravitatorias que ejercen sobre la Tierra la Luna (por su proximidad) y el Sol (por su masa):

Tipos

Mareas vivas: el Sol y la Luna se encuentran alineados (oposición) y suman sus fuerzas de gravedad.

Mareas muertas: Cuando la Luna se encuentra en cuarto creciente o cuarto menguante (posiciones de cuadratura).

C) Corrientes marinas

Desplazamientos de masas de agua en los océanos y entre los océanos y, en menor grado, en los mares más extensos.

Tienen múltiples causas, pero fundamentalmente:

Movimientos de rotación de la Tierra

Vientos constantes o planetarios

Variaciones de densidad (temperatura, salinidad)

Variaciones de nivel de las aguas (entre océanos)

Configuración de los continentes

Las corrientes se agrupan en dos grandes sistemas:

Sistemas de superficie (verdaderas corrientes marinas).

Sistemas de fondo (movimientos de compensación de las corrientes superficiales).


Sistemas de superficie

Las corrientes de superficie, como su principal causa son los vientos, se ajustan bastante bien a un modelo idealizado de vientos, aunque con variaciones debido a los continentes.

Corrientes frías y cálidas. No es en función de su temperatura real, sino en relación a la de las aguas por la que circulan. Por ello son modificadoras del clima regional:

Corrientes de baja latitud que circula a alta latitud -> suaviza el clima (Corriente del Golfo frente a las costas europeas).

Corrientes de alta latitud que circula a baja latitud -> endurece el clima (Corriente del Ladrador frente a las costas de Norteamérica).

Las corrientes frías de latitudes medias que penetran en latitudes tropicales (C. Canarias, Benguela, California y Humbolt) son factores causantes de los desiertos costeros (su carácter frío dificulta la evaporación).

Hasta no hace mucho se pensaba en las corrientes como “grandes ríos” con circulación relativamente lenta, pero gracias al desarrollo espacial, se ha comprobado que actúan de forma más intrincada y rápida de lo que se pensaba.

Sistemas de fondo. La circulación termohalina

Es una circulación oceánica a gran escala. La circulación se produce por diferencias de densidad, con las masas más densas tendiendo a hundirse y las menos densas a ascender. En el caso de las masas oceánicas las diferencias de densidad dependen de dos factores: la temperatura y la salinidad. La densidad decrece cuando aumenta la temperatura y crece con la salinidad.

Entradas relacionadas: