Contratos de garantía fianza prenda e hipoteca

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Derecho

Escrito el en español con un tamaño de 28,47 KB

Introducción

Los colaterales o garantías son instrumentos muy utilizados por la industria financiera para respaldar las operaciones de créditos que le otorgan tanto a empresas como a personas. Estas se utilizan para cubrir los posibles riesgos de incobrabilidad que surgen del propio riesgo del negocio, de la ética de los socios y de las fuertes asimetrías de información que existen en el proceso de evaluación de crédito.

En ese sentido, las garantías se utilizan sólo para cubrirse en el caso en que el cliente no pueda pagar con la generación de fondos de la empresa. Es decir, el préstamo no es “contra” la garantía.

Dado el amplio uso que tienen estos instrumentos, es que se hace necesario estudiar qué tipos de garantías se utilizan en la industria financiera y cuáles son sus principales ventajas y/o desventajas.

  1. Presentación
    1. Concepto de garantía y caución

Las garantías constituyen los diversos medios de que puede hacer uso el acreedor para ponerse a cubierto de la insolvencia del deudor.

Las cauciones son cualquier obligación que se contrae para la seguridad de otra obligación, propia o ajena.

  1. Clasificación de Garantías
      • Tipo de cobertura

Pueden ser generales o específicas. Las primeras garantizan todas las obligaciones, presentes y futuras del deudor. En cambio, las segundas, caucionan una o más obligaciones determinadas.

  • Tenencia del bien con o sin desplazamiento

Se refiere sólo a las prendas. Una prenda sin desplazamiento es aquella en que el deudor conserva el uso y tenencia del bien. Con desplazamiento, el bien queda en poder del acreedor, o de un depositario designado por éste.

  1. Garantías Estatales
    1. Fogape

El Fondo de Garantía para Pequeños Empresarios (FOGAPE), es un Fondo estatal destinado a financiar a pequeñas y medianas empresas (PYMES), empresarios y microempresarios que no tengan las garantías suficientes para solicitar financiamiento a través de instituciones financieras.


Mediante el FOGAPE se puede financiar capital de trabajo (Pago remuneraciones, proveedores, compra mercaderías, etc.), proyectos de inversión (Maquinaria, infraestructura, leasing, etc.) y constitución o aportes a sociedades.

El requisito es calificar como PYMES (hasta 100.000 UF) o exportador con ventas inferior o  igual a USD  16.700  anuales,  un monto máximo  de  financiamiento  de

5.000 UF si es pequeño empresario y 1500 UF si es mediano empresario, con   una

cobertura de 80 y 30 por ciento respectivamente. Un plazo de 10 años máximo para PYMES y 1 año para exportadores.

  1. Fogain

El fondo de garantía para inversiones (FOGAIN), está es una garantía complementaria para cubrir riesgo de crédito al largo plazo.

El FOGAIN cubre operaciones de leasing, créditos (Capital de trabajo) y Facturas. Este va dirigido a empresas con ventas hasta 100.000 UF, al igual que el FOGAPE.

A diferencia del FOGAPE, el FOGAIN tiene una cobertura que va desde el 40% dependiendo del tamaño de la empresa. Tiene un costo de un 1 por ciento anual, en base al monto de la línea de Factoring, crédito o leasing.

  1. CORFO

La corporación de fomento (CORFO), como organismo ejecutor de las políticas gubernamentales en el ámbito del emprendimiento y la innovación, tiene dos alternativas de garantías, la garantía CORFO comercio exterior y la garantía  CORFO Inversión y capital de trabajo.

La garantía CORFO comercio exterior, sirve de aval en créditos que financian inversión y capital de trabajo para las PYMES, exportadoras y productoras, estos tienen límite de cobertura y dependerá del tamaño de la empresa, para una microempresa son 5000 UF, una pequeña 7000 UF y unas mediana hasta 9000 UF. Como requisito las empresas deben registrar ventas hasta 100.000 UF anuales y las exportadoras hasta 450.000 UF.

La garantía CORFO inversión y capital de trabajo, también está orientado a la pequeña y mediana empresa, y es un respaldo para financiamiento en operaciones de crédito, leasing y Factoring. La cobertura dependerá del tamaño de la empresa.

A diferencia de la garantía para comercio exterior, este va dirigido incluyendo las PYMES, a las empresas emergentes, sin un mínimo como requisito pero con una proyección de ventas de hasta 100.000 UF.

  1. Garantías Personales
    1. Fianza

La fianza es, por su naturaleza y por definición de la ley, una obligación accesoria y condicional y no puede perderse ese carácter por la circunstancia de que se la califique de solidaria, ya que ese calificativo, si algún significado puede tener refiriéndose a un fiador, no puede ser otro que el de que éste garantiza “in solidum”, es decir, la totalidad de la obligación.

Fianza simple

Es limitada, o sea, el fiador responde hasta un cierto monto pre establecido por las partes. También tiene carácter de obligatorio, es al fiador a quien responde toda obligación afianzada y sus accesorios.

Fianza Solidaria

En ella se combinan las dos cauciones personales más importantes, como las fianzas y la solidaridad pasiva. El objetivo del acreedor, en relación al fiador solidario, es no ver disminuida su garantía, al oponer al fiador los beneficios de exclusión y división a que tiene derecho.
En la solidaridad pasiva, el deudor solidario se subroga al acreedor en sus derechos, con la sola limitación de que no puede ir contra los otros deudores, sino por la parte o cuota que tenga en la deuda. Sin embargo, si el deudor solidario, que por pago se subroga los derechos, demuestra que el negocio para el que contrajo la obligación no le concierne y, por lo tanto, participa sólo para garantizar la obligación a cada uno de los demás deudores separadamente, o en conjunto.

Asimismo, si cancela la obligación un deudor al que le concierne el negocio, este podrá repetirse contra los demás deudores y ellos serán considerados como fiadores.

Fianza y codeudor solidario

En este caso no hay dudas y se consideran necesariamente las reglas de la solidaridad y, en consecuencia, no es aplicable oponer los beneficios de exclusión y división.

Para el codeudor solidario, la prueba se facilita si aparece en el propio contrato  del cual nace la solidaridad, por ejemplo: “El señor ABC, se obliga como fiador y codeudor solidario”, con lo que queda constancia que esa persona no tiene  interés en la deuda y sólo ha accedido a ella para constituir una garantía.


  1. Letra de cambio y pagaré

  1. Letra de cambio

El avalista responde de su pago en los mismo términos que la ley impone al aceptante (obligación solidaria).

En la letra de cambio el aval se constituye:

  • Con la firma en el anverso del documento o en la hoja de prolongación,  excepto si es la del librados o la                                                                        del librado.
  • Con la firma en el reverso y la expresión “Por aval”.

En documento separado, con la firma, expresión de que el acto es un aval e identificación de la letra a que concierne.

  1. Pagaré

Si sólo se establece como aval, es considerado equivalente a la fianza y, en consecuencia, el fiador tendría derecho a oponer la excusión y división (varios fiadores).

La solidaridad en general se establece en el mismo documento que genera la obligación, pudiendo entonces, consignar en el pagaré, que el aval se obliga fiador y codeudor solidario.

Recomendación:

Para seguridad de los créditos, al momento de constituir garantías personales se tenga en consideración los siguientes aspectos relevantes:


La fianza Limitada a un importe determinado, implica que el fiador o fiadores se obligan a ese monto como máximo.

La fianza limitada, cuando existe más de una obligación principal, implica judicialmente establecer la relación entre dos o más obligaciones respecto de la fianza lo que dilata el proceso.

El aval, implica requerir el pago sobre la obligación y sus accesorios. Por otra parte, la garantía consta en el cuerpo del documento origen de la obligación, facilitando su ejecución.

El fiador puede retractarse de la fianza, notificando al banco, quedando obligado sólo respecto a las obligaciones a esa fecha o extinguíéndose la fianza de no existir obligación principal.

De no constituirse la fianza en el mismo documento en que se contrae la obligación, debe preferirse su constitución mediante escritura pública.

La escritura pública tiene carácter de título ejecutivo

  1. Hipoteca

  1. ¿Qué es?


Derecho de prenda sobre bienes que, por su gravamen, no dejan de permanecer en poder del deudor.

La hipoteca es un derecho real por lo que se ejerce sobre el bien gravado sin respecto a determinada persona. Adicionalmente es un derecho accesorio, por lo que puede garantizar obligaciones presentes y/o futuros. Asimismo, la hipoteca puede limitarse a una determinada suma. El crédito del acreedor hipotecario es de tercera clase.

  1. Constitución

Constitución hipoteca, debe ser un contrato solemne:

  • Escritura pública, en la que debe constar la voluntad del acreedor y el constituyente.
  • Deberá ser inscrita en el registro del conservador. Sin este requisito, no tendré valor alguno. La fecha desde la cual se considerará constituida, es la  de su inscripción.
  • Quienes pueden constituir hipoteca:
  1. El propietario del bien raíz, para garantizar obligaciones propias o ajenas.

    Un mandatario del propietario, con facultades para hipotecar, y siempre que no sea para garantizar obligaciones de él mismo, salvo que para ello exista autorización expresa del mandante. (Así se evitará la figura de auto contratación).

Preferencias

Las hipotecas tienen preferencia de acuerdo a su orden de inscripción, denominándose de primer, segundo, tercer grado, etc.

Por otra parte, para constituir una segunda o tercera hipoteca debe ser autorizada por el acreedor o acreedores con preferencia anteriorTipos

Hipoteca de bienes raíces urbanos

Dentro de estos, se da el caso particular de un departamento que, al ser hipotecado, no incluye la participación en los demás derechos comunes del edificio y el terreno, excepto con el consentimiento de los demás propietarios.

Asimismo, es posible gravar un departamento que ha de construirse en un terreno en que el constituyente es comunero, gravando la cuota de participación en el terreno desde el a fecha de inscripción de hipoteca, quedando automáticamente gravado el departamento que se construya, sin necesidad de nueva inscripción.

Sin embargo, en el caso de un edificio construido en suelo ajeno, no es posible su hipoteca, puesto que se considera mueble (Edificio) cuando se trata de constituir sobre el un derecho a favor de un tercera distintos del dueño.

Este tipo de hipotecas no se pueden inscribir en el conservador de bienes raíces


  • Hipoteca de Bienes raíces industriales

La hipoteca de un bien raíz industrial, considera el terreno y los edificios que adhieren permanentemente al suelo o inmuebles por adherencia, aun cuando no existan al constituirse en hipoteca.

Esto último, debido al principio de que lo accesorio sigue la suerte de lo principal.

En consecuencia, galpones y otro tipo de instalaciones deben prenderse, si se requieren como garantías.

  • Hipoteca de Predios agrícolas

Al respecto, es interesante señalar en primer lugar que el derecho de aguas constituye un bien y es enajenable. En consecuencia, debe hipotecarse separadamente y por lo tanto, la hipoteca sobre el predio  no incluye los derechos de agua.

En segundo lugar, al hipotecar el predio se gravan los edificios, bosques, plantas, frutos, etc.

Sin embargo, si el dueño del suelo los enajena separadamente, pasan a ser mueble por anticipación y dejan de estar afectos a hipoteca. No obstante, además de la venta es necesario que se traspasen físicamente al comprador.

Por otro parte, respecto a los productos de los inmuebles, como frutos, madera, etc., se consideran muebles para el efecto de constituir un derecho sobre los mismos y, en consecuencia, deben ser prendados.

  • Hipoteca de Minas

Este constituye un caso especial de hipoteca, puesto que una pertenencia minera no es embargable ni enajenable, salvo que el deudor consienta en ello, en un juicio.

Sin embargo, el acreedor puede solicitar que se entregue la mina en anticresis judicial. Otro aspecto importante a considerar es que, cuando una pertenencia minera esté inscrita a nombre de dos o más personas, se constituye automáticamente una sociedad legal minera y, en


  • Hipoteca de Naves

Las naves pueden hipotecarse siempre que sean de cincuenta o más toneladas de registro y la hipoteca comprenda el casco y quilla, los aparejos, maquinarias y accesorios, salvo convencíón en contrario.

Esta hipoteca debe inscribirse en el puerto donde ha sido matriculada la nave.

Es posible dar hipoteca sobre naves Chilenas en el extranjero, siendo válida siempre que se inscriban donde ha sido matriculada.

A diferencia de la hipoteca sobre bienes raíces, un copartícipe de un nave no puede hipotecar su cuota, sin la autorización de la mayoría de los copartícipes.

El propietario de la nave puede gravarla con una hipoteca, aunque se haya estipulado lo contrario en la primera.

Por otra parte, puede ser enajenada, siempre que no dé lugar a cambio de bandera, a no ser que lo haya autorizado el acreedor.

Hipoteca de Aeronaves

La hipoteca de aeronaves, sin distinción de tamaño, comprende la cédula, las unidades o medios de propulsión, hélices, equipos electrónicos y cualquier otro equipo o pieza destinados permanentemente al servicio de la aeronave, sea que estas corresponden a ella o se encuentren temporalmente separados para su reparación o mejora.

Puede constituirse por escritura pública, o instrumento privado autorizado ante notario, debiendo inscribirse en el lugar en que esté matriculada la aeronave.

Salvo estipulación en contra, la hipoteca se extiende a las indemnizaciones por daños o pérdida.

La hipoteca concede preferencia sobre todo crédito, excepto los privilegiados:

  • Costos judiciales de la acción en que se enajena forzadamente.
          • Los gastos y remuneraciones por su salvamento.
          • Gastos necesarios para su conversación.
          • No es posible hipotecar, salvo a favor del vendedor, aeronaves extranjeras adquiridas mediante un contrato en el que el vendedor se reserva el dominio hasta el pago del precio, o al cumplimiento de una condición. En los demás aspectos es equivalente a hipoteca de bienes raíces.
  1. Privilegios que otorga

Bienes raíces

El crédito del acreedor hipotecario es de tercera clase, para efectos de prelación de créditos.

Los acreedores hipotecarios están obligados a respetar el arriendo del bien hipotecado si el contrato de arriendo del bien hipotecado si el contrato de arriendo se “efectúa” por escritura pública inscrita en el Conservador antes de la inscripción de la hipoteca. Sin embargo, puede reemplazar al arrendador para percibir las rentas determinadas en el contrato, pidiéndolo al tribunal y hasta que se extinga la obligación.

Si un tercer acreedor embarga un bien raíz hipotecado, el acreedor hipotecario tiene derecho a pedir que se le pague preferentemente su crédito con las rentas de arrendamiento.

En caso de quiebra del deudor, el acreedor hipotecario puede iniciar a continuación con la ejecución de las garantías, excepto cuando el tribunal declare al fallido unidad económica, en cuyo caso el acreedor hipotecario no pierde sus derechos pero recupera, sólo cuando sea vendida la unidad económica.

El acreedor hipotecario, no pierde sus derechos por la no verificación de sus créditos y garantías. Sin embargo, si la recuperación de la liquidación de sus garantías es inferior al monto de las obligaciones, se verá perjudicado debido a que no tendrá derecho a los fondos que se reparten a la masa de acreedores.

Naves

En este caso, el acreedor hipotecario tiene preferencia sobre los otros acreedores, excepto los créditos privilegiados, como sueldos y salarios del capitán y tripulación, gastos de puerto, deudas del último viaje y préstamos a la gruesa, etc.

En caso de quiebra del propietario de la nave, se procede a su subasta de inmediato, aun cuando no se hayan verificado todavía los créditos y sus preferencias.

Aeronaves

El acreedor hipotecario, como en el caso anterior, tiene preferencia sobre todo crédito, excepto sobre los privilegiados que, en este caso, corresponden a costas judiciales de la acción en que se enajena forzadamente la aeronave, los gastos y remuneraciones por salvamento de la aeronave y gastos necesario para conservación de la nave


  1. AnticresisEs un contrato por el que se entrega al acreedor un bien raíz, para que se pague con sus frutos.

La particularidad es que no da al acreedor, por si sola, derecho real sobre el bien que es entregado, sino más bien una autorización a percibir los frutos para imputarlos anualmente sobre los intereses del crédito.

El deudor no puede pedir la restitución de la cosa dada en anticresis, sino después de la extinción de la obligación.

  1. Prenda

Por el contrato de empeño o prenda, se entrega un bien mueble a un acreedor para la seguridad de su crédito, dándole la facultad de venderla y de pagarse preferentemente con el producto de la venta, si el deudor no cumple la obligación.

La prenda es un contrato unilateral, oneroso, real o solemne y accesorio. También es un derecho real y mueble, constituye un principio de enajenación y da nacimiento a un privilegio.

Otra particularidad de la prenda es que indivisible, esto quiere decir que sólo para la prenda puede garantizarse obligaciones futuras, garantía general y en la prenda de valores mobiliarios a favor de los banco. No puede pactarse dicha cláusula en la prenda mercantil, warrants y en la prenda agraria.

Una prenda puede constituir y garantizar obligaciones propias o de terceros, salvo en la prenda agraria en que sólo el propio  deudor puede constituirla.

La prenda otorga un privilegio al acreedor prendario, calificándose sus créditos de segunda clase, es decir, el acreedor prendario tiene preferencia sobre el resto de los acreedores, excepto de deudas privilegiadas, primera clase, como deudas del fisco, trabajadores, instituciones de previsión, etc.

Agraria

Tiene por objeto constituir garantía sobre una cosa mueble, para caucionar obligaciones contraídas en el giro de los negocios relacionados con la agricultura, ganadería y demás industrias anexas, conservando el deudor el uso y tenencia de la prenda.

Se consideran operaciones de crédito agrícola las que tienden a facilitar recursos a los agricultores para fines productivos de la agricultura, ganadería, etc…, sea el agricultor propietario o arrendatario del predio.

Un prenda agraria recae sobre los bienes como maquinaria, animales, aperos y útiles de labranza, semillas y frutos en pie o cosechados, madera en pie o elaborada, plantaciones.

También puede constituirse prenda agraria sobre inmuebles por destinación o naturaleza, teniendo la prenda preferencia sobre la hipoteca, puesto que esta cesa al ser prendados


  • Valores mobiliarios

La garantía sobre valores mobiliarios a favor de los bancos (Ley Nº 4.287), puede ser específica o general, de no indicarse expresamente en el contrato, se entiende constituido con cláusula de garantía general.

Por otra parte, sólo la puede constituir el dueño de los bienes para garantizar sus obligaciones directas o indirectas.

Una vez que la prenda está legalmente constituida, el acreedor tiene el derecho de hacerse pagar con el valor de la cosa empeñada, con preferencia a los demás acreedores.

Vencida alguna de las obligaciones, se podrá liquidar suficientes valores para cancelar, requiriendo sólo una notificación judicial. Transcurrido los siete días desde la fecha de la notificación  judicial, se liquidan a través de la bolsa de comercio.

La excepción está dada por los efectos de comercio, no requiriéndose la notificación al deudor y pudiéndose cobrar en forma directa.

Warrant

Es un término genérico que identifica el mecanismo de crédito garantizado por la prenda física, depositada en una empresa Almacenista que cumpla con los requisitos establecidos en la Ley sobre Almacenes generales de depósito.

Para disminuir el riesgo de pérdida, en la constitución desde considerarse, que el vencimiento del crédito sea inferior  al  del vale de prenda, unos 30 días o a lo menos una parte de él, por ejemplo intereses, para contar con suficiente tiempo en la renovación o en su ejecución.

También que la mercadería se encuentre en bodega sellada, para impedir cambio de especies no autorizadas y sin registrar. Otro factor a considerar es el contrato de arriendo del almacenista de  la bodega de depósito y seguros comprometidos.

Dentro de los privilegios que nos otorga el warrants, el acreedor prendario será pagado con el producto del remate, con preferencia a otro acreedor, sin necesidad de acción judicial, salvo las acreencias por impuestos fiscales o municipales de las especies y los gastos de venta (Remate), almacenaje y conservación de la cosa.

Al vencimiento del crédito, el acreedor da aviso por escrito al almacenista para su registro. Transcurridos ocho días desde la anotación si se ha verificado el pago, el acreedor podrá pedir al almacenista que haga subastar las especies a fin de que le pague con el producto del remate.

  • Sin desplazamiento

Tiene por objeto constituir una garantía sobre un bien mueble, para caucionar obligaciones de cualquier naturaleza, propias o  de

terceros, conservando el constituyente el uso de tenencia de las especies.

Puede constituirse como prenda específica o general, sobre toda clase de bienes corporales muebles.

Puede también constituirse sobre bienes que aún no han llegado al país, siempre que el constituyente de la prenda sea el titular del documento de embarque.

En el caso de vehículos, la prenda debe inscribirse en el registro nacional de vehículos motorizados. Para las naves, debe  inscribirse en el puerto donde está registrada su matrícula. La ley no señala plazo, pero la vigencia de la prenda y su validez, está en relación a su inscripción.

En la prenda sin desplazamiento, el crédito del acreedor prendario, según esta ley, tiene privilegio de los créditos de segunda clase, otro aspecto especial de esta prenda, es que no es perseguible contra un tercero que haya adquirido los bienes a un negocio de subastas y/o remates, fábrica o cualquier otro negocio que venda bienes muebles de la misma clase.

También la venta o gravamen efectuados por el deudor prendario sin autorización del acreedor constituyen delitos de estafa. Lo mismo ocurre cuando el deudor grava bienes ajenos como si fueran propios.

Mercantil

Regida por los principios de la prenda civil, se aplica a garantizar obligaciones derivadas de actos de comercio, como es garantizar  el pago de una letra de cambio.

Constituye prenda con desplazamiento puesto que el bien debe pasar a manos del acreedor.

Es una prenda específica, no admite cláusula de garantía personal.

En la prenda mercantil, existen bienes susceptibles a prendarse,  en general, corresponden a efectos de comercio o valores líquidos tales como depósitos a plazo nominativos, cuotas de fondos mutuos, etc. Sin embargo, la ley no especifica los bienes, por lo que se rige por la prenda civil.


Hay medidas para mantener un buen manejo de cada uno de los tipos de garantías, así prevenir la pérdida física o de valor que implican. A continuación presentamos ciertas exigencias para los distintos tipos de garantías.

Las garantías personales, es de gran importancia que al constituir garantía se evalué el patrimonio en base a un estado de situación y, al menos una vez al año se renueve dicho estado. Al realizar la comprobación, debemos verificar sus activos mediante un certificado de dominio u de inscripción, los pasivos verificando si tiene deuda en la superintendencia de bancos, e ingresos por ejemplo la liquidación de sueldos o impuesto a la renta.

En el caso que sea una persona natural con actividad económica deben comprobarse los activos y pasivos, balance, estado de situación y cuantos documentos sean precisos para comprobar su situación económica.

En las garantías reales, quedan sujetas a los seguros, tasación y visitas de inspección, que permiten proteger las garantías contra siniestros, actualizar valores e inspeccionar la garantía para visualizar el estado actual. En base a esto tenemos dos áreas de cuidado para mantener un buen manejo de las garantías, por un lado está los seguros y por otro el seguimiento.

Los seguros están sujetos al riesgo de un suceso imprevisto e incierto, ajeno a las partes, que puede perjudicar el valor económico de la garantía. Por este motivo toda garantía debe estar protegida contra siniestros. Un seguro cubre riesgos como fenómenos naturales (Terremoto, Incendios dependiendo de la causa, inundaciones, etc.), daños o rotura de bienes, robo, cosechas, mercadería, etc.

También hay seguros especiales para el vino, productos almacenados en frigoríficos, fluctuaciones de precios, este último sirve de protección en caso de fuertes fluctuaciones del precio internacional, como por ejemplo ocurre con el maíz y trigo.

Por otra parte debemos considerar realizar un seguimiento para así tener un buen manejo de la garantía, prevenir deterioro de la cobertura. En el seguimiento juega un rol esencial, la visita y la tasación, para así actualizar el estado de situación e informes comerciales con respecto a la garantía.

Calidad de la garantía

Hay medidas para mantener un buen manejo de cada uno de los tipos de garantías, así prevenir la pérdida física o de valor que implican. A continuación presentamos ciertas exigencias para los distintos tipos de garantías.


Las garantías personales, es de gran importancia que al constituir garantía se evalué el patrimonio en base a un estado de situación y, al menos una vez al año se renueve dicho estado. Al realizar la comprobación, debemos verificar sus activos mediante un

certificado de dominio u de inscripción, los pasivos verificando si tiene deuda en la superintendencia de bancos, e ingresos por ejemplo la liquidación de sueldos o impuesto a la renta.

En el caso que sea una persona natural con actividad económica deben comprobarse los activos y pasivos, balance, estado de situación y cuantos documentos sean precisos para comprobar su situación económica.

En las garantías reales, quedan sujetas a los seguros, tasación y visitas de inspección, que permiten proteger las garantías contra siniestros, actualizar valores e inspeccionar la garantía para visualizar el estado actual. En base a esto tenemos dos áreas de cuidado para mantener un buen manejo de las garantías, por un lado está los seguros  y por otro el seguimiento.

Los seguros están sujetos al riesgo de un suceso imprevisto e incierto, ajeno a las partes, que puede perjudicar el valor económico de la garantía. Por este motivo toda garantía debe estar protegida contra siniestros. Un seguro cubre riesgos como fenómenos naturales (Terremoto, Incendios dependiendo de la causa, inundaciones, etc.), daños o rotura de bienes, robo, cosechas, mercadería, etc.

Entradas relacionadas: