Concepto de comunicación

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Ciencias sociales

Escrito el en español con un tamaño de 32,08 KB

 

Noción de mensaje:


Michael Schudson (1997) Señala que es una visión restrictiva aquella que limitan la comunicación política a la transmisión de mensajes que tienen, o intentan tener, un efecto en la distribución o uso de poder en la sociedad. Este autor aboga, por una noción amplia de mensaje que incluye tanto lo dicho como lo no dicho, tanto los mensajes expresos como aquellos que participan de los elementos que forman parte del contexto cultural. Jean Blondel (1990) dice que la comunicación es lo que dinamiza el sistema político, de la comunicación como un intercambio de demandas y decisiones entre los distintos miembros de la sociedad.

El construccionismo como regla para los mensajes efectivos


Desde la construcción de mensajes electorales hay, de modo explícito o implícito, un enfoque y una voluntad construccionista para desarrollar procesos comunicacionales por los cuales la gente pueda adquirir el sentido del mundo político. Ese proceso es continuo y dinámico. Para la construcción de mensajes se considera que las emociones juegan un rol activo en su resonancia e interpretación frente a la capacidad receptiva crítica de la ciudadanía.

El construccionismo creado enfatiza problemas para avanzar con sus políticas, o bien muchos de los verdaderos problemas son construcciones simbólicas y políticas para justificar la acción política y, en este caso, de las campañas electorales.

Es necesario admitir que en esa construcción política y en las noticias que los medios reproducen, éstas pueden llegar a ser una verdadera coproducción como suma del aporte de una u otra parte.

Más allá de las exageraciones o fantasías literarias que circundan a nombres influyentes o asesores, el concepto de profesionalización de la comunicación política excede a una persona, excede a una oficina de prensa en el sentido clásico, y es una construcción compleja.

Un estilo construccionista que puede ser certero en la producción de mensajes que la ciudadanía comparta en una serie de carácterísticas relevantes sobre las que es prudente discurrir:

ü Lazos de confianza, entre representado y representante.

ü Una narrativa que haga posible la transmisión de esos sentimientos que construyan esos lazos de confianza.

ü Considerar que el público no desarrolla una total comprensión de muchos asuntos o situaciones.

ü La comunicación debe ser construida con mucho cuidado en función de las tendencias a reaccionar negativamente por parte del público, evitando ofenderlo.

ü La comunicación política construccionista debe realizar un trabajo de “inoculación”.

ü Dependencia los valores más enraizados en el contexto social en el cual el mensaje social es diseminado.

ü Ubicarse preferencialmente en alguno los encuadres genéricos más habituales que definen la imagen política, encuadre de consecuencias económicas, interés humano, de conflicto, de moralidad o de atribución de responsabilidad.

El construccionismo cimentado en emociones tiene riesgos, pero es obvio que los requisitos para construir un mensaje o una idea asociada a él no son sencillos ni unidireccionales, sino que determinan un proceso de idas y vueltas.

¿Por qué se debe utilizar la comunicación positiva?


Existen múltiples razones para usar comunicación positiva:

1. Mejorar el reconocimiento del nombre del candidato.
2. Aumentar y asociar el nombre del candidato a carácterísticas positivas de liderazgo. Es el intento básico de construir el perfil del candidato en torno a atributos que la gente juzgue como ideales. 3. Demostrar similitudes y empatía con los votantes. 4. Desarrollar una imagen heroica del candidato. Los mitos juegan un papel destacado, sensación de cambio, ecologismo, etc. Entre 5. Desarrollar o aumentar la asociación del candidato con asuntos positivos considerados por los votantes. 6. Relacionar al candidato con figuras o grupos reconocidos de prestigio.7. Propiciar un aumento en la participación electoral.8. Contagiar climas psicológicos favorables. 9. Estimular acciones pedagógicas electorales


Pensando en las categorías de la comunicación positiva


Los modos en que la comunicación positiva suele presentarse. 

A) Spots de identificación

Son útiles para candidatos desconocidos que requieran instalación pública, para procesos internos o primarios, así como para candidatos con anclajes regionales sectorizados que necesitan proyectar lo hecho en su regíón o distrito en instancias nacionales. Los formatos más recurrentes son:

ü Los del reconocimiento de nombre.

ü Los biográficos.

ü El film o la retransmisión de campaña e identificación final o remate de campaña. 

B) Spots de carácter mítico

Generan una tensión natural entre los diferentes estilos. Los dos extremos básicos son aquellos que muestran a los candidatos “iguales a la gente” y por otro, aquellos que plantea la idea del candidato sacralizado, relativamente distante, que simboliza muchas cosas, pero que en todo caso es una persona distinta, más allá de su carisma o cercanía al pueblo. Las carácterísticas habitualmente más explotadas son: altruismo, capacidad- habilidad, honestidad, liderazgo, personalidad, fortaleza y fundamentalmente “experiencia”.

C) Comunicaciones basadas en acción y de afirmación de autoridad

Las comunicaciones de acción normalmente son transversales a los tipos comunicacionales positivos. Son activadores y de mucha intensidad. Denota en su retórica que se está tomando la opción correcta, en tanto la acción no se discute, se ejecuta. Suelen combinarse en un límite casi inexistente con las afirmaciones de autoridad, en tanto sirven para situaciones en las que se formulan cuestionamientos, no sólo al partido o al gobierno, sino a una persona o grupo de personas. Suelen mostrarse también bajo situaciones de crisis. Llevan implícita una enorme carga de personalismo, asociada a una necesidad de transmitir sensaciones de decisionismo marcado o amplificado. 

D) Comunicaciones de conmemoraciones, efemérides, fiestas y símbolos nacionales

Son motores que dan dinamismo a la idea de comunidad y que ayudan a cimentar un proyecto como punto generan lazos y espacios simbólicos de integración. Las exaltaciones nacionalistas o localistas son una constante, así como el uso de símbolos patrios o toda la iconografía religiosa.

E) Spots de asuntos o temas

Sirven como generadores de agenda y verdaderamente son los más propositivos. Son especialmente importantes para trabajar con targets específicos aunque corren con el riesgo permanente de ampliar indebidamente las expectativas.

También los temas pueden ser unas propuestas y a su vez Comunicaciones de estilos de vida (life style ads). El mecanismo es transformar las experiencias de vida privada para ser más conciso y directo, mostrarlas y que se transformen en experiencias públicas, o bien en experiencias que contribuyan a mostrar una idea de la realidad pública.

Pueden centrarse enfáticamente en valores. Esto sostienen que el lenguaje es una llave creadora de mundos sociales en la experiencia de la gente, y no una herramienta para describir objetivos de la realidad.

Ayudando a la persuasión


Para la efectivización de una comunicación política positiva que sea altamente persuasiva, vale considerar algunas de las 16 categorías de McGuire, que debiera entenderse como una tipología.  1.

Basadas en la estimulación

: toda comunicación debe ser inesperada y novedosa, tanto en su estilo como en su contenido. Una posición moderada o intermedia contribuye a concebir modos persuasivos que no implican una novedad.  2.

Basadas en la teleología

: sostiene la idea de que la persona tiene un patrón de comportamiento que intenta generar un estado de manipulación activa del ambiente o del entorno.  3.

Basadas en la repetición

: esta categoría sostiene que la tendencia de las personas basadas en actos o performances anteriores es actuar repetidamente en determinadas instancias.  4.

Basadas en la afirmación

: se basan en concepciones fuertes, ubicadas en la línea de pensamiento del poder de las personas, resumido en la frase “afírmate”.  5.

Basadas en la identificación

: se sustentan en la acumulación idéntica Arias que permite ciertos juegos de roles sociales que representan la identidad individual en expansión. Éste idea de la traslación de identidades es muy útil particularmente para sectores jóvenes de la población, aunque no de manera excluyente 6.

Basadas en la empatía

: tengo teoría se concentra en la necesidad humana de ser amado o aceptado, es decir de recibir afectos de otros.  7.

Basadas en el contagio

: es conocida con variados nombres, como facilitación, imitación, modelización, aprendizaje social, etc. Se enfoca la idea de que la gente imita otros que observan, adoptando automáticamente pensamientos.  Es importante destacar que todas ellas no tienen una relación de mutua exclusión, más allá de que en determinadas circunstancias algunas pueden funcionar en clara contradicción con otras.


STORYTELLING Y COMUNICACIÓN POLÍTICA: EL VALOR DE UN RELATO BIEN CONTADO.  1. Introducción


Christian Salmón acuñó el término “narrarquía” para aludir a la prominencia que actualmente han alcanzado los relatos en la comunicación política. Vivir en una relatocracia significa que tanto los políticos como sus asesores apelan a la construcción de relatos mediante la técnica de narración de historias, con la finalidad de poner en marcha estrategias de comunicación política.

¿Qué es un relato?
Es una estrategia de comunicación. Se apunta a una herramienta que cumple la función de transmitir valores, objetivos y de construir una cierta identidad. Se trata de articular una historia persuasiva que actúe a modo de “marca” de un partido, líder o gobierno. Bien sazonado con las dosis adecuadas de emoción, se transforma en un poderoso instrumento de comunicación: es la técnica de storytelling
.

El relato político es casi lo opuesto a transmitir datos. Se trata, por el contrario, de una historia que moviliza, seduce, evoca y compromete mediante la activación de los sentidos y las emociones. Les confiere a las personas una identidad al decirles quiénes son, define sus objetivos, les presta una imagen de lo que quieren ser, les indica el camino para lograr el cumplimiento de esas aspiraciones, así como también les propone una cierta visión con un sesgo conveniente del pasado y del futuro. El relato llega incluso más allá, al nivel de estimular e incentivar acciones políticas concretas y efectivas en sus adherentes.

Argumentos y eslóganes


Todo logan es una oportunidad comunicacional para resumir con absoluta brevedad, simbólicamente, gran parte de la comunicación de campaña. Pero ello no siempre sucede así, pues los eslóganes suelen variar y presentarse en diferentes formatos. Hacen rivalizar argumentos que se debaten entre los siguientes discursos.

Argumentos que sustentan discursos políticos

Lo aparente frente a lo real, o la objetividad frente a la hipocresía.  La asimetría de actores pequeños versus los grandes, o bien los débiles frente a los poderosos.  La eterna lucha de buenos contra malos.  La discusión relacionada siempre a lo gubernamental, dada entre lo que es eficiente y lo que no. Lo único versus lo rutinario.

Los eslóganes dan cuenta de esas constantes dicotomías en su pulso electoral. Hay eslóganes ampliamente intrusivos, mientras que otros, en busca de segmentación, apuntan decididamente a focalizar un mensaje en un segmento específico del electorado. Hay argumentos que tienen que ver simplemente con el recuerdo de nombres o algunos donde la personalización del eslogan va combinada con la asociación de un asunto, política o valor dominante.

Hay amplio margen para la definición de argumentos, tanto por la positiva como la negativa. Suele pensarse que los mensajes polisémicos, los que permiten ampliar el nivel de significados en al receptor, son ideales pero, mensajes efectivos han sido lo opuesto a esta tesis.  Los eslóganes suelen centrarse en propuestas generalistas que a menudo se enfocan temáticamente en temas o áreas, más que en propuestas concretas. Mensaje de aliento, de contagio, suelen mezclarse con estrategias de máxima asociación inclusiva con el propio lugar de la contienda electoral.

Storytelling, framing, flaming

Un sistema político exitoso es aquel que resulta de dar cumplimiento a dos funciones de marcada centralidad:  1. Tiene que ver con la tarea de asignación de valores en una sociedad dada.  2. Con el intento de conseguir que la mayoría de dicha sociedad acepte esta significación valorativa la mayor cantidad de tiempo posible.  Está de moda de que los relatos deben representar una verdadera historia que contar (storytelling)
Y a pensar que los valores son el centro de un eje discursivo que una los votantes en pos de una causa. El storytelling puede usarse para ilustrar medidas concretas desde una perspectiva más emotiva. Existen diferentes posturas sobre el encuadre o framing que provoca la comunicación, tanto el político como el emisor, con otros que sostienen que la cobertura de los medios es tan significativa como aquello o más. Al menos cuatro aspectos son discutibles en un argumento: la coherencia, la inteligencia, la importancia y la verdad (o verosimilitud).  El ideal de la democracia y de los planteos electorales está muy cerca de los contenidos que las comunicaciones positivas expresan, sintetizados en la idea de establecer una agenda de temas o problemas en el espacio público, y desarrollar soluciones en términos de políticas públicas a los mismos, con el propósito de proporcionar información y movilizar al electorado entre otras (Crespo et al, 2006). El flaming es una interacción insultante, con hostilidad, entre los usuarios de Internet, siempre sobre temas amplios pero que llevan a posturas polarizadas, radicalizadas, sobre asuntos reales de política, religión u otros temas controvertidos, con el intento de desacreditar poder evitar a posteos en los blogs, a los actores centrales del propio contenido noticioso o directamente a quienes redactan las noticias.


Identificación de los elementos de la estructura del “buen” relato político


Se postula un conjunto de 11 categorías que conformarían la estructura típica de relato político. Esta matriz analítica puede ser aplicada para identificar y estudiar los elementos de la estructura de cualquier relato político.

2.1

Conflicto y antagonismo

Los relatos se construyen en torno a un conflicto que se presenta entre actores claramente antagónicos. Cuando el antagonismo en los relatos políticos es muy pronunciado, es frecuente encontrar los sofismas identificados ya muy tempranamente por Bentham. 2.2.

Valores

Otro elemento crucial del relato político es la presentación de valores. El relato no se funda necesariamente sobre el planteo de temas concretos sino que se formula sobre todo en términos de unos valores generales que sirven, luego, para referenciar y enmarcar temas específicos.  2.3.

Escenificación del liderazgo

El relato político configura una “explicación” acerca de la realidad. Todos los liderazgos tienen un relato, es decir, una lente para mirar la historia y para entender el presente (Fantini, 2011). 2.4.

Visión

Uno de los elementos centrales del liderazgo político es “ir hacia”, liderar en alguna dirección política específica. Los líderes propician el cambio mediante la construcción de una visión de futuro, al tiempo que motivan e inspiran a los ciudadanos para su logro. 2.5.

Retórica y lenguaje

La retórica tiene éxito en la tarea de cambiar perspectivas cuando el lenguaje empleado resuena en los códigos de expresión habituales de los ciudadanos, se vuelve aceptado en la cultura dominante y comienza a ser considerado "normal" desde el punto de vista ideológico. 2.6.

Mitos

En la construcción de relato la recurrencia mitos es central los mitos son historias ejemplares o eventos, reales o imaginarios, que iluminan ciertos valores clave de una sociedad o grupo. Explican la preferencia de una cultura por unas creencias y valores, al tiempo que los reafirman. 2.7.

Símbolos

Los símbolos, además del mensaje que en sí mismo connotan, cumplen la función de “ornamentar” los relatos y mitos. Los símbolos producen tanto efectos emocionales como cognitivos. Su capacidad para despertar emociones es lo que los vuelven más útiles. 2.8.

Recurrencia a líneas argumentales familiares e instaladas en la cultura popular

Las narrativas que mejor funcionan son las que cuentan con fuerte arraigo simbólico en la cultura de una población y que pueden ser "recicladas" a los fines de la comunicación política, aquellas que se apoyan en historias muy instaladas en la cultura popular: formatos y tramas que resultan familiares a todos (Lakoff, 2008). 2.9.

Activación de los sentidos y las emociones

La secuencia de acontecimientos que conforman la estructura de relato, para ser eficaz, debe activar tanto los sentidos como las emociones. Se pueden activar simultáneamente canales sensoriales, al tiempo que emociones y sentimientos. 2.10.

Moralejas

Las narrativas pueden estimular a la gente a la acción dado que, con frecuencia, incluyen alguna moraleja o alguna clase de “saber” que las transforman herramientas didácticas que iluminan modos diferentes de enfrentar los problemas.

Conclusiones

El uso de los relatos enmarcados en la técnica del storytelling presenta innumerables ventajas para la comunicación política. Entre ellas se destacan cinco.  Primero: la posibilidad de integrar todas las fases temporales, dando que implican un pasado, un presente una cierta visión de futuro. Segundo: su utilidad para ayudar en la construcción de una imagen y un estilo de liderazgo.  Tercero: su eficacia para afianzar una identidad grupal, un “nosotros” diferente de los “otros” a partir de una historia compartida y unificadora.  Cuarto: gracias al efecto de contraste, la potenciación de un estilo propio con el que se establecen relaciones de apoyo y reconocimiento.  Quinto: su potencial como rotulador que se encuentra anclado en los procesos de etiqueta miento con la poderosa capacidad de simplificación y ordenamiento del acontecer político que conllevan.

DISCURSOS Y ORATORIA DE CAMPAÑA

Un líder político en campaña no debe improvisar sus discursos más importantes. La preparación no sólo se refiere a la redacción del discurso sino también al ensayo previo. 

Speechwriters

: por lo que respecta a la redacción de los discursos de campaña, es conveniente contar con la ayuda de un buen equipo de speechwriters (escritores/redactores de discursos) o logógrafos. Por lo que se refiere al ensayo previo del discurso, la clave para el éxito siempre es practicar con disciplina. Reproducir el discurso con la ayuda de especialistas en comunicación permite revisar el texto y el tono del discurso, las modulaciones de la voz, evaluar el lenguaje corporal más adecuado para su ejecución, etc.  El uso de nuevas tecnologías como el telepronter por parte de muchos líderes políticos en las campañas electorales requiere, indudablemente, en primer lugar, practicar para poder leer de la pantalla del mismo sin que parezca que se está leyendo, pero también para evitar el surfing (or riding) the applause, la tendencia de los oradores a dejar de hablar cuando aplauden sus seguidores.

Que es Comunicación Política:


Comunicación Política es una expresión que designa un campo de reciente y creciente desarrollo en el ámbito académico científico; La comunicación política es un término amplio, pero que incluye una serie de fenómenos comunicativos que han recibido etiquetas tan variadas como propaganda, marketing electoral, marketing político, relaciones públicas políticas o comunicación constitucional.
NO HAY POLÍTICA SIN COMUNICACIÓN: La confusión en torno a la definición del término Comunicación Política se debe, al rápido desarrollo que los medios de comunicación tuvieron durante el Siglo XX. Los medios de comunicación han llegado a merecer calificaciones como la de agentes políticos, grupos de interés, grupos de presión o miembros de la élite política.

Concepto y áreas de investigación de la comunicación política

Dan D. Nimo y Keith R. Sanders, en su Hanbook of Political Communication (1981), sitúan los orígenes de la comunicación política como campo diferenciado en el empuje behaviorista (conductista) de los años cincuenta. La posibilidad de la comunicación política, junto a liderazgo político y las estructuras del grupo, serán presentados como los tres procesos mediadores que explican y hacen posible las relaciones entre las instituciones del gobierno y el comportamiento electoral del ciudadano.
La comunicación política ha sido definida, como el intercambio de símbolos o mensajes que con un significativo alcance han sido compartidos por, o tienen consecuencias para, el funcionamiento de los sistemas políticos Fagen entiende que una actividad comunicacional se considera política en virtud de las consecuencias, actuales y potenciales, que ésta tiene para el funcionamiento del sistema político». 

Enfoques y modelos aplicados a la comunicación política

De las macroteorías nos fijaremos en el conductismo, el estructural funcionalismo, los enfoques marxistas y críticos y el enfoque sistémico. De las teorías de rango medio el estudio de las campañas políticas y las relaciones entre poder político y los medios.
Rodríguez Alsina destaca tres elementos carácterísticos en todo modelo: a) el de ser una construcción teórico hipotética de la realidad, b) el de ser una representación y descripción simplificada de la realidad, c) el de formar un conjunto de enunciados teóricos sobre las relaciones entre variables que caracterizan a un fenómeno.
Los modelos son de gran utilidad en la investigación en ciencias sociales además de ser descriptivos, explicativos y predictivos, cumplen una serie de funciones:
„Ï Tiene una función organizadora
„Ï Una función heurística, explica la realidad de forma simplificada
„Ï Una función previsora sobre los resultados

1. El enfoque conductista. El modelo de H.D. Laswell


El conductismo como método científico toma en consideración aquello que aparece como verdaderamente observable, rechazando cualquier tipo de estructura que no pueda ser utilizado experimentalmente. Estímulo (E) y respuesta (R) constituyen las nociones básicas de esta escuela, si bien más adelante, se inclinarán entre ambos las variables intervinientes del sujeto (S).

El enfoque funcionalista. El modelo de Ch. R. Wright

El objetivo principal del enfoque funcionalista de la sociedad es el de delinear las condiciones y las demandas de la vida social y señalar el procedimiento por el cual una sociedad determinada se las arregla para satisfacer sus necesidades, para conservar la unidad de la sociedad como un sistema u organismo completo. Los funciona listas tratan de su de hallar la importancia del entorno con el fin de explicar la naturaleza y las funciones de una institución social, bajo el supuesto que epistemológico de que sea tener cierta analogía entre la sociedad y el organismo.

3. Los enfoques marxistas y críticos

Nos referimos a una serie de teorías o enfoques que han estudiado el tema de la comunicación de masas desde la teoría marxista. El punto de arranque de estas teorías se encuentra en la afirmación que hace Marx en La ideología alemana, de la que las ideas de la clase dominante son las ideas dominantes en cada época. Tres son los enfoques principales que han estudiado el tema desde el pensamiento marxista. A) La teoría política económica: se centra más en la estructura económica que en el contenido ideológico de los medios. B) La teoría de la hegemonía: se ocupa lo tanto de los determinantes económicos y estructurales de la ideología clasista cuanto de la ideología misma. C) Los críticos de la escuela de Francfort: se ocupan de la aparente fracaso del cambio social revolucionario vaticinado por Marx. 

4. El enfoque sistémico. El modelo de K. W. Deutsch

La noción de sistema es tan antigua como la filosofía y es en este sentido cómo deben interpretarse las nociones holísticas y teológicas de Aristóteles por su expresión de que el todo es más que la suma de las partes. Esta teoría surge de distintos campos como la filosofía, la biología, la psicología, la economía, la medicina, la cibernética, teoría de la información, teoría de juegos etc. 

Otros enfoques: las campañas políticas y las relaciones entre el poder y los medios

El tema las campañas y procesos electorales ha sido uno de los capítulos más importantes dentro del estudio de los efectos, la formación de la opinión pública y la comunicación política. Frente a las primeras teorías sobre el poder de los medios y el efecto de refuerzo, algunos autores, han destacado el aspecto subjetivo de la información y las circunstancias que rodean la percepción de los mensajes en una campaña electoral. La importancia de los medios, será uno de los factores que más subrayen los estudios, como agentes de información e influencia política.


La estructura de los discursos electorales


Los líderes políticos deben adaptar su discurso a las distintas audiencias o lugares escogidos para la presentación de su candidatura. Es conveniente preparar módulos de discurso sobre cada uno de las 10 o 20 cuestiones o “temas” principales sobre las que con frecuencia disertarán los candidatos cada módulo es una unidad independiente que puede ser ofrecida como un discurso de dos a siete minutos sobre el tema. Los líderes no sólo han de repetir los discursod sino que tienen que repetir incesantemente el mensaje central de la campaña con cierta disciplina.

Cada uno de estos módulos de discurso al estructurarse de acuerdo con el propósito del candidato según alguna de las siguientes secuencias lógicas.

1

Secuencia motivada

A) captar la atención de la audiencia; b) describir el problema; c) presentar la solución; d) visualizar los resultados de la solución y e) mover a la audiencia a la acción. Todo esto se puede hacer incluyendo halagos a la audiencia, proponiendo una línea de problema-causa-solución y proponer una ventaja comparativa que supone la exposición ante la audiencia de distintas soluciones entre las que se debe escoger comparándolas entre sí.

2

Estructura temporal

Describir una secuencia desde el pasado, presente hasta el futuro.

3

Repetición del mensaje

Es la típica fórmula churchilliana “diles qué les vas a decir, díselo y luego diles lo que les has dicho”. Lo que se hace es una introducción de lo que se les va a decir, en el núcleo del discurso se amplía y se desarrolla y al final del discurso se repite y se llama a la acción.

4

Refutación

Se desarrolla en cuatro momentos (1) presentar la proposición o idea que se refutara; (2) rebatirla; (3) presentar la idea y (4) apoyar argumentalmente la idea o proposición que se defiende.

LA CAMPAÑA DIGITAL. I. Web 2.0


La web 2.0, a diferencia de la web 1.0, no es un canal en el que los emisores sólo envíen información a los receptores, sino un medio de comunicación en el que el usuario o receptor adquiere pleno protagonismo. El receptor se transforma el consumidor en creador y generador de ideas.

II. Los pilares de una campaña presidencial digital


Rahar Harfoush, ha definido muy bien como usaron las nuevas tecnologías para hacer llegar su mensaje electoral al mayor número de potenciales votantes, los objetivos de la campaña presidencial de Obama fueron básicamente: a) presentar la candidatura en todos los estados, b) orientar la campaña hacia los votantes indecisos y descontentos, c) centrarse en las donaciones de pequeñas cantidades.

Para la consecución de dichos objetivos, se desarrollaron distintas acciones: Campaña plenamente integrada con el mismo concepto y el mismo tipo de logos, lemas, eslóganes y frases en los distintos medios on line y off line.  Transformación de las acciones on line en acciones off line.  Personalización de la campaña y segmentación de los mensajes según los distintos públicos y sus diferentes intereses grupales.  Creación de una comunidad haciendo partícipes y socios de la campaña.  Crowdsorcing (externalización de tareas mediante comunidades de usuarios en Internet): apertura de la campaña a aquellas acciones de apoyo creadas desde fuera de la propia organización del candidato y que se consideran adecuadas.

E-Leadership: El avance y la explosión cuantitativa de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, principalmente a través de Internet, hizo surgir el concepto de e-leadership para hacer referencia al proceso de liderazgo que se efectúa a partir de la utilización de las tecnologías de información y comunicación (TIC). Objetivos de una campaña digital:  1. Crear la identidad digital o imagen de marca del candidato.  2. Organizar un sistema propio de creación y gestión de contenidos a partir de las cuentas del candidato en Twitter, etc., que permitan enviar imágenes y videos de su actividad es a los distintos canales de noticias tradicionales.  3. Integrar y participar activamente en las redes sociales.  4. Desarrollar una base de datos de seguidores, voluntarios y simpatizantes del candidato que permita finalizarlos y comunicarse con ellos.  5. Permitir la reproducción del contenido de los espacios web del candidato por los usuarios y seguidores.

Entradas relacionadas: