Compromiso social de Miguel Hernández

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 2,73 KB

 
 COMPROMISO SOCIAL Y Político: Cuando en Marzo de1934 viaja por segunda vez a Madrid, comienza para él una nueva etapa en la que se introducirá en la intelectualidad de la capitál y se desprenderádefinitivamente del influjo del ambiente oriolano, lo que provocará una crisis personal y poética de la que saldrá su voz definitiva
. Empezaráa colaborar en la revista Cruz y rayay entablará amistad con algunos miembros de la Generación del 27, sobre todo con Vicente Aleixandre, cuyo poemario
La destrucción o el amorse convertirá en su libro de cabecera, con lo que se decantará por la poesía impura. En 1931 se incorporará a las "Misiones Pedagógicas", un proyecto educativo español creado en el senode la Segunda República para difundir la cultura general en aldeas y villas, donde los índices de analfabetismo eran altísimos. Es así como comienza el compromiso socialdel autor de Perito en lunas(1932).El estallido de la Guerra Civil en Julio de 1936 obliga a Hernández a dar el paso al compromiso político.Ingresa como voluntario en elQuinto Regimiento y más tarde es nombrado Jefe del Departamento de Cultura, puesto desde el que se encargará de la edición de varias publicaciones, de la organización de la biblioteca y de la propagación de su poesíaen el frentea través de los altavoces. Esta poesía quedará recogida en Viento del pueblo, obra publicada en Valencía en 1937 que demuestra que Hernández comprende el poder transformador de la palabra así como su función social y política. Se trata de un poemario comprometidoformado por múltiples composiciones que denuncian las injusticiasy se solidarizan con el pueblo oprimido. La voz poética se alza ahora para proclamar el amor a la patria, para educara los suyos en la lucha por la libertad y para increpara quienes tiranizanal ser humano. Al acabar la guerra, Miguel Hernández es detenido. En Septiembre de 1939, al salir provisionalmente de la cárcel y antes de volver a ella de manera definitiva, entregó a su esposa, Josefina Manresa, un cuaderno manuscrito que había titulado Cancionero y romancero de ausencias,que conténía poemas que comenzó a escribir en 1938 a raíz de la muerte de su primer hijo. Se trata de un libro unitariopero inconcluso que se fue ampliando con poemasescritos desdela cárcelque los editores recogieron posteriormente. Con este último poemario, el oriolano alcanza la madurez poéticacon unas composiciones que beben de la sencillez de la lírica populary abordan los temasmás obsesionantesde su mundo poético: el amor, la vida y la muerte, sus "tres heridas
 

Entradas relacionadas: