Como quieras

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Física

Escrito el en español con un tamaño de 3,41 KB

 

2ª noción: EXPERIENCIA Y CONOCIMIENTO A PRIORI

El término experiencia posee en Kant un amplio sentido. Comienza diciendo que el conocimiento comienza con la experiencia. El término aquí significa contacto con lo dado a través de los sentidos; es decir, tener sensaciones. Para Kant la materia del conocimiento tiene un origen empírico; y en esto se muestra la influencia de Hume y del Empirismo en nuestro autor. Para conocer es necesario un contacto inmediato con los objetos (intuición); hace falta que nuestra sensibilidad sea afectada y tengamos impresiones y sensaciones, pues de otro modo nuestro conocimiento sería vacío.

Pero experiencia también tiene un sentido más específico que va a significar conocimiento válido; de tal modo que podríamos asimilar conocimiento a experiencia. Esto ocurriría cuando esas impresiones son ordenadas por las estructuras a priori del espacio y el tiempo, y sintetizadas mediante las categorías; y no sólo mediante una síntesis subjetiva arbitraria. No tenemos objetos sólo con una pluralidad de impresiones, sino cuando esta pluralidad es enlazada de un modo no arbitrario, que es el que imponen las categorías del entendimiento. En cierto modo, el texto dice que la experiencia es un tipo de conocimiento que requiere entendimiento. Esto significa que cualquier conocimiento no es experiencia, sino que ésta requiere criterios, para que sea válida de un modo universal.

Kant nos dice que el conocimiento informativo debe ser sintético, y no analítico; pero si todo conocimiento sintético fuera a posteriori,  empírico, como creía Hume, entonces no habría certeza ni conocimiento científico, pues la experiencia sólo me da hechos, pero nunca verdades universales y necesarias. El conocimiento debe ser sintético y a priori.

A priori significa anterior e independiente de la experiencia, pero también posee los rasgos de la universalidad y de la necesariedad. Por tanto, lo a priori es la condición de posibilidad de la propia experiencia. Aunque la materia del conocimiento nos sea dada a través de los sentidos, la forma de los objetos es puesta por las condiciones a priori del sujeto. A priori se parece a innato como en el Racionalismo. Pero para Kant estas estructuras subjetivas que anteceden a la experiencia y le dan forma, son algo vacío sin las intuiciones empíricas. Por tanto, a priori sólo significa las condiciones trascendentales de los fenómenos: sin ellas no hay objetos de conocimiento.

Por otro lado, aunque los juicios sintéticos a priori sean independientes de la experiencia, aquello en lo que se fundamentan no es ajeno a la experiencia, sino que es su propia esencia, la forma de la experiencia: el espacio y el tiempo y las categorías. Para Kant la experiencia no es sólo un conocimiento de hecho como en Hume, que acabó en un escepticismo de tipo psicológico; la investigación de Kant es de tipo trascendental: no se trata de la experiencia de hecho o psicológica, sino una experiencia de derecho. En cuanto tal, esta experiencia debe tener unas condiciones que la hagan posible.

Entradas relacionadas: