Comentario literario la casa de Bernarda Alba

Enviado por Chuletator online y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 6,54 KB

 

LA CASA DE Bernarda Alba. FED. García LOCA

Esta escena en concreto es austera pero rotunda.

Como el autor quiere dotar de Realismo la ambientación rural, el lenguaje es más sencillo que en otras escenas y por ello usa oraciones cortas y tajantes (“nadie dirá nada”, “¡A callar he dicho!”), pero ello no limita el lenguaje poético. Lo demuestra el uso de: símiles (“que el pecho se me rompa como una Granada de amargura”), hipérboles (“una fuerza tan mala que a mi misma me ahoga”), personificación (“a la muerte hay que mirarla a la cara”). A ello hay que añadir los valores connotativos: “enaguas llenas de pajas”, “irás corriendo por lo oscuro de las alamedas”. La simbología también es importante en esta escena, por ejemplo, la del fuego (“quemándome con sus dedos de lumbre”, dice Adela para referirse a la pasión sexual).


Morfosintácticamente destacan el uso de los imperativos (“descolgarla” , “llevadla”) y de las oraciones exhortativas y exclamativas: (“!Pasa si puedes!” o “¡Silencio!”) Sirviendo así para reflejar el autoritarismo y enfatizar la tragedia.

Lorca usa un léxico propio de los campos semánticos de la agresión ( rayo, martillo, escopeta, cuchillo, río de sangre) ,del sexo (virgen, doncella) y de las tradiciones regidas por la religión (perseguida, la casa de  las mal nacidas, endemoniada)
.

El uso de pronombres personales y de determinantes posesivos  enfatiza el enfrentamiento entre Adela y los demás: el mérito que no tienes, yo no permitiré, nos enseñan, en no manda nadie, mi sangre...).

Los verbos reflejan la acción presente en esta escena: déjame, no me abraces, pasa, se acabó, descolgarla....). Estos son predicativos por este motivo y están tanto en modo imperativo (avisad), indicativo (se han levantado los vecinos) como subjuntivo (el momento de que yo hable), describiendo lo ya ocurrido, lo presente y lo que puede o va a ocurrir( no olvidemos que, pese a su brevedad, en esta escena se condensan muchos acontecimientos).

Los adjetivos especificativos tienen, en general, connotaciones negativas propias del drama que se desarrolla (ladrona,maldita, endemoniada, encabritado). Por lo que respecta a los sustantivos, estos, en su mayoría concretos, ejemplifican lo que ocurre en la escena ( hermana, techos, cama, jaca, campanas, luto).


El ser de noche, el enfrentamiento entre las hermanas y la sencillez espacial, acentúan el carácter dramático.

Entradas relacionadas: