Clasificación de las ideas según Descartes

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 11,69 KB

 

Método


Es su punto de partida y de llegada. El instrumento de conocimiento es la razón, facultad innata, igual para todos los hombres. La diversidad de opiniones no proviene de la razón, sino de cómo se aplica, por lo que hay que encontrar un método de aplicación a la razón apropiado, que lleve a la verdad y aleje del error.

Los métodos actuales no son satisfactorios, ya que la lógica formal escolástica sólo puede desarrollar verdades ya encontradas y los métodos matemáticos hacen progresar pero se vinculan a figuras y números. Hay que averiguar la esencia del método matemático y generalizarlo.
Descartes da preferencia al análisis conceptual, no experimental.

El método es un conjunto de reglas ciertas y fáciles cuya exacta observación permite que nadie tome nunca como verdadero nada falso, y que sin gastar inútilmente ningún esfuerzo de inteligencia, llegue, mediante acrecentamiento gradual y continuo de ciencia, al verdadero conocimiento de todo lo que sea capaz de conocer.

1ªregla: evidencia:


Evitar la precipitación (llamar por verdadero lo que no es) y la prevención (negarse a aceptar la verdad de lo que es evidente) y no comprender nada más que lo que se presente al espíritu de forma clara y distinta, que no hubiese motivo para ponerlo en duda. Hay confianza absoluta en la razón infalible, rechazo del argumento de autoridad. La evidencia es una intuición intelectual de una idea clara y distinta, se caracteriza por la inmutabilidad y excluye al error. La verdad se transforma inmanente al espíritu. La evidencia tiene la carácterística de excluir a la duda y al error. Si existe alguno de ellos, se produce a la precipitación y prevención.

El objeto de la intuición son las ideas claras (se perciben todos sus elementos) y distintas (no se confunde con ninguna otra). La idea clara y distinta es de “naturaleza simple”, ideas innatas, potencialmente en la mente y que se actualizan de experiencia. Sólo existe un pequeño número de ideas simples, las demás son complejas. Se reducen a ideas simples recurriendo al análisis-síntesis.

2ª regla: dividir:


Consiste en un análisis, descomponer la idea compleja en sus elementos simples mediante procedimiento mental. Reduce lo desconocido a conocido

3ª regla: conducir


: Proceso de síntesis, reconstruir lo complejo desde lo simple, deducir. Se sigue el orden lógico, según el cual unas verdades dependen de otras, y en grados, ya que son más complejos.

4ªregla: enumeración:


Hay que comprobar tanto el análisis como la síntesis. Dado que la deducción consiste en pasar de un término a otro, hay que renovar los pasos y tener una visión de todo el proceso, teniendo una evidencia intuitiva de todo.

Descartes tiene una visión unitaria de la ciencia, fundamenta la física por la metafísica, estableciendo una realidad primera y construyendo un sistema deductivo basado en la categoría de substancia.


La duda metódica:


En la duda universal hay que dudar de todo. En la duda metódica hay que deshacerse de las propios prejuicios y poner a prueba las propias certezas. No es duda escéptica, sino un medio para encontrar la verdad. La duda teorética se da en el planto teórico o de reflexión filosófica, excepto la religión (es revelada) y la moral (fin práctico).


Se duda de la información de los sentidos y de los razonamientos, ya que nos podemos equivocar en ellos, de la realidad del mundo exterior y duda de sí mismo (el genio maligno nos puede inducir al error)

De esta duda surge un “resto indubitable” que no se puede dudar:

Cogito, ergo sum

El hecho simultáneo del propio pensamiento y existencia.
Las cosas pueden ser falsas, pero si dudo de ellas es porque existo. Yo soy una cosa que piensa.

Pensar


: no es un puro acto mental, en la postura subjetivista la evidencia se da en el interior del sujeto y lo evidente es el acto de pensar.
Es una intuición o razonamiento, la intuición es de naturaleza simple, entonces será una idea clara y distinta.


Existir:


Desde el pensamiento se llega a la existencia. El yo existe como substancia cuya total esencia es pensar. Desde aquí se descubre el criterio de verdad: podemos saber que es verdadero lo que se nos presenta clara y distintamente. No es silogismo, sino intuición mental; es verdad inmutable e idea clara y distinta que se impone como evidencia inmediata.


Ideas:


A partir de la existencia del pensamiento tendrá que deducir la existencia de la realidad. En la mente se encuentran el pensamiento, el criterio de verdad y las ideas. Aparecen el “yo”, el “mundo” (como realidad exterior) y “las ideas” (de mundo y existencia).El pensamiento piensa ideas.
El pensamiento no recae directamente sobre las cosas sino sobre las ideas. La ideas pueden considerar como realidades mentales (acontecimientos en nuestra mente) o como entidades objetivas (representan una realidad distinta). Las ideas pueden ser adventicias ( provienen de la experiencia exterior), facticias (provienen de nuestra imaginación y voluntad) e innatas (el entendimiento las tiene por sí mismo).


Existencia de Dios


: Hay que demostrar que el genio maligno no puede existir mediante la existencia de Dios, ya que es autor de la razón y garantiza que razonando de manera correcta, mis conocimientos serán correctos y las ideas se corresponderán con la realidad, pues nos garantiza que el orden y conexión de las ideas es el mismo que el orden y conexión de la realidad. Entre las ideas innatas, Descartes descubre las ideas de infinito, que identifica con la idea de Dios.

Para probar a Dios, se remite en que en la mente está la idea de Dios, que no procede de sí mismo ni de lo que lo rodea. Al dudar se percibe como imperfecto, porque si no, no dudaría. La idea de infinito ha sido puesta en el ser por una naturaleza más perfecta que él. No puede haber más realidad en el efecto (idea de Dios) que en la causa (las cosas).

Al tener en la mente la idea de Dios, el ser no sea ha dado existencia a sí mismo, porque se hubiera dado todas las perfecciones que hay en la idea de Dios, pero me descubro como imperfecto. Se ha causado por algo perfecto.


Todo lo que se concibe clara y distintamente existe. En Dios vemos clara y distintamente que a su esencia corresponde a su existencia, luego existe. Se acaba con el genio maligno. Dios se convierte en la garantía de que todo lo que concibo clara y distintamente es verdadero.


Las estructura de la realidad: las tres sustancias

Probada la existencia de Dios, aparece también de modo claro y distinto el mundo exterior. Hay cualidades primarias y cualidades secundarias.
Las secundarias son propiedades que consisten en impresiones que las cosas producen al sujeto que las percibe, dependen de la imaginación y sentido, son subjetivas y no muestran de modo claro y distinto la realidad.
Las cualidades primarias consisten en propiedades reales y objetivas que se encuentran en los objetos (extensión, movimiento, espacio). Son percibidas por la razón y son claras y distintas.

La realidad se estructura en tres clases de casos o sustancias:

Sustancia es lo concreto existente, el yo existe como una sustancia cuya naturaleza es pensar. La sustancia es aquello que tiene existencia independiente. Su noción se establece a priori. Siguiendo esto, hay tres sustancias:

-

Res infinita

: El ser pensante es imperfecto, lo que reclama un ser perfecto (Dios). En él reside la garantía última de nuestra capacidad cognoscitiva. Su atributo es la perfección.

-

Res cogitans

: Soy un pensamiento, no es necesario el cuerpo. Se introduce el dualismo. Su atributo es el pensamiento y tiene dos facultades: Voluntad y entendimiento.

-

Res extensa

: El ser pensante tiene un cuerpo, y todo lo que tiene cuerpo tiene extensión. Su atributo es la extensión.

También duda del mundo, del cuerpo. La única manera de probar que existe es dada la existencia de Dios. Si las sensaciones que tenemos no corresponden al mundo, Dios me estaría engañando y entonces ya no sería Dios. Luego el mundo existe, no son producto del cogito sino causado por Dios.


Tenemos la idea de cuerpo producidos por cuerpos, no de producirlos. La idea de cuerpo es producida por un cuerpo. La idea de mi propio cuerpo es distinta al alma. Dios no nos engaña.


Descartes establece contraposición: las mentes son activas, poseen un principio intrínseco de actividad y actúan poniéndose fines. Los cuerpos son pasivos, sólo se mueven si los mueve una causa eficiente. Los sentidos no carecen de valor, nos enseñan lo que es útil o nocivo para el compuesto humano.

Entradas relacionadas: