Clasificación de las ideas según Descartes

Enviado por Chuletator online y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 6,04 KB

 

Y esas pocas leyes sólidas serán cuatro, según

Descartes


1.- La evidencia, como punto de partida.2.- El análisis, que consiste en descomponer un razonamiento en sus elementos más simples.3.- Síntesis, que consiste en recomponer lo simple en lo complejo.4.- Enumeración o repaso para comprobar que no se ha omitido nada.

3.- Justifica el texto desde la posición filosófica del autor

Las reglas del método suponen someter a crítica todos los saberes que hasta entonces se habían tomado por verdaderos y aceptar sólo aquellos que estén libres de toda duda.
Por eso el punto de partida de la filosofía cartesiana es la duda. Descartes pone en cuestión todo conocimiento comúnmente aceptado, ya sea por tradición, por fe o por autoridad, y decide confiar sólo en la razón. Por eso toma la duda como un punto de partida. Pero la duda cartesiana tiene tres carácterísticas:a) Es universal y radical, porque duda de todo incluso de lo que parece más evidente.B) Es metódica, porque Descartes no duda porque crea que no es posible estar seguros de nada, como hacen los escépticos, sino que Descartes duda para poder estar seguro de algo.C) Es teorética, porque sólo se refiere a la reflexión filosófica pero no a las creencias y conducta. De hecho Descartes propone una moral provisional que no cuestiona las creencias comúnmente aceptadas. Dicha moral consiste en cuatro máximas: Obedecer las leyes y costumbres del país en el que vives. Ser firme y resuelto una vez que hemos formado una opinión sobre algo. Tener autodominio y aceptar el destino. Elegir la mejor ocupación posible. Según Descartes hay varios motivos para la duda:1.- El engaño de los sentidos. Debemos dudar del conocimiento sensible porque es evidente que en muchas ocasiones los sentidos nos engañan.2.- La imposibilidad de distinguir la vigilia del sueño. Podríamos soñar lo que creemos estar viviendo y confundir sueño y realidad.
3-La hipótesis de un genio maligno que nos engaña y nos hace equivocarnos incluso en los razonamientos matemáticos. Cuando la duda cartesiana parecía desembocar en el escepticismo, Descartes tropezó con una primera certeza: la existencia del sujeto que piensa y duda, y esto se convirtió en la primera evidencia que le sirvió como punto de partida de la filosofía que buscaba. A partir de este momento, Descartes estaba en condiciones de construir su metafísica, puesto que había encontrado una primera verdad libre de toda duda. La metafísica es el estudio de la sustancia. Llamamos sustancia a aquello que existe por sí mismo y la metafísica tradicional distingue tres sustancias: el alma (sustancia pensante), Dios (sustancia infinita) y el mundo (sustancia extensa).-SUSTANCIA PENSANTE.- Es posible que todo lo que pienso sea falso, pero hay algo evidente: que yo lo estoy pensando. Esta frase “Pienso, luego existo”, también conocida como el cogito cartesiano, le sirve a Descartes como criterio de certeza, y dirá que todo lo que sea conocido con igual claridad y distinción deberá admitirse igualmente como verdadero. Esta verdad ha sido conocida por intuición, pero ahora empieza la fase deductiva de su pensamiento. El problema es que del cogito no parece deducirse nada. Sólo puedo estar seguro de que pienso, pero nunca podré saber si a mi pensamiento le corresponde alguna realidad (solipsismo). Cuando pienso, pienso ideas. Las ideas son, por una parte, un acto mental y, en este sentido, todas tienen la misma realidad; pero, por otra parte, representan objetos y, en este sentido, no todas tienen la misma realidad, porque no todas representan lo mismo. Por ejemplo, no es lo mismo la idea de un árbol que la de una sirena. Pero, desde el punto de vista del cogito, yo sólo puedo estar seguro de las ideas como actos mentales, no de la existencia de los objetos que representan. No obstante, Descartes vence el solipsismo. Para vencerlo, investiga el origen de las ideas y así distingue:a) Adventicias.B) Facticias.C) Innatas.-SUSTANCIA INFINITA.- A partir de la idea de infinito Descartes demuestra la existencia de Dios. Y lo hace mediante tres argumentos: • Si me reconozco como un ser imperfecto, es porque tengo la idea de un Ser Perfecto, es decir, de Dios. Argumento gnoseológico. • La causa de la idea de un Ser Perfecto no puede estar en un ser imperfecto, sino que tiene que estar en un Ser Perfecto. Argumento de la causalidad. • Cuando pienso en Dios, pienso en lo más perfecto. La existencia es una perfección. Luego, Dios tiene que existir. Argumento ontológico, que Descartes toma de San Anselmo. A partir de la existencia de Dios, demuestra la existencia de la realidad exterior.

-SUSTANCIA EXTENSA.- Si Dios es infinitamente bueno y veraz, no puede permitir que nos engañemos cuando pensamos que el mundo existe, luego el mundo tiene que existir. Descartes no había podido demostrar a partir del cogito que a mi pensamiento corresponde una realidad, pero sí lo consigue a partir de Dios. Ahora bien, lo que Dios garantiza del mundo son las cualidades primarias, que son objetivas. Las cualidades primarias son las que se pueden expresar numéricamente; es decir, la extensión. Sin embargo, las cualidades secundarias como el color, el sabor, etc… son subjetivas y por eso las elimina de la física. En el universo cartesiano todo se reduce a materia y movimiento. Concibe el universo como una máquina, en el que todo funciona según leyes. Esto lo aplica a todos los seres del universo, (plantas, animales…). El problema se le vuelve a plantear cuando se refiere al ser humano, porque si el ser humano es una máquina, ¿cómo se explica la libertad? Y si no existe la libertad, ¿qué sentido tiene la moral? Para resolver esta cuestión, Descartes adopta el modelo platónico según el cual el alma es independiente del cuerpo. El alma es pensamiento, mientras que el cuerpo es extensión. Pero ambas se comunican a través de la glándula pineal.

Entradas relacionadas: