Ciclo menstrual

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Otras materias

Escrito el en español con un tamaño de 15,2 KB

 
CICLO MENSTRUAL: EJE SNCHIPOTÁLAMO- HIPÓFISIS OVARIO Y SU INTERACCIÓN HORMONAL
Partiendo del inicio de la menstruación y por la acción de los factores de liberación mencionados que influyen sobre la hipófisis, esta actúa sobre el ovario por medio de la hormona foliculoestimulante (HFE o FSH), que estimula el crecimiento
y desarrollo de varios folículos y la producción estrogénica de éstos, que irá en aumento progresivo. Cuando el tenor de estrógenos y de hormona foliculoestimulante en sangre rebasa determinado límite, se produce por retroalimentación la acción sobre el hipotálamo de estimulación de la liberación de hormona luteinizante e inhibición de la foliculoestimulante.
Estas 2 hormonas participan conjuntamente en el mecanismo de la ruptura folicular y puesta ovular (ovulación), que ocurre 14 días antes de la próxima menstruación (en ciclos de 28 días). En la ruptura folicular influyen la disminución del riego sanguíneo en la zona más superficial del folículo, junto con la vasoconstricción producida por las prostaglandinas, para formar el estigma, a través del cual se produce la ovulación .

La hormona luteinizante estimula la transformación luteínica del folículo, desde antes de romperse y más intensamente después de roto, para convertirlo en cuerpo amarillo, el cual produce progesterona y estrógenos.
Estas 2 hormonas inhibirán por retroalimentación el hipotálamo posterior para frenar la liberación de las gonadotropinas foliculoestimulante y luteinizante. En esta inhibición participan, por otra vía, las propias gonadotropinas, por lo que la acción luteinizante y la función del cuerpo amarillo declinarán hasta llegar por disminución progresiva a la deprivación hormonal estrógenos-progesterona, que desencadena el mecanismo
complejo de la menstruación y estimula la secreción de hormona foliculoestimulante, que iniciará el crecimiento de los nuevos folículos para el ciclo siguiente
o consecutivo.
CICLO OVÁRICO
La GnRH (gonadotropin releasing hormon o
factor de liberación de gonadotropinas) es secretada
en forma intermitente y en un rango crítico. El cambio
de la frecuencia de la intermitencia influye en la secreción
de FSH y LH a la circulación. La infusión continua
de GnRH suspende su liberación. Los análogos de
GnRH pueden ser usados para disminuir la formación
de gonadotropinas cíclicas llegada la madurez sexual.
En el ovario se producen cambios fundamentales que
inician la función germinativa (producción de óvulos) y
todos los cambios fisiológicos que caracterizan el ciclo
bifásico o normal. Por la estimulación de la hormona
hipofisaria gonadotropa foliculoestimulante, comenzarán
a crecer y desarrollarse varios folículos en el
ovario, y uno de ellos llegará a la etapa de madurez o
folículo de De Graaf, el cual contiene un óvulo listo
para ser liberado y posiblemente fecundado Para llegar a este estadio, previamente el folículo atravesará
las etapas de primario, secundario y terciario.
De inicio, las ovogonias, que constituyen los folículos
primordiales, aumentan de tamaño y se rodean de varias
hileras concéntricas de células epiteliales cuboideas
de pequeño tamaño, con poco citoplasma y núcleo, que
reciben el nombre de capa granulosa. Por fuera de esta
capa está dispuesto en forma concéntrica el tejido conjuntivo,
denominado teca, y queda constituido así el folículo
primario.
Al iniciarse la maduración, las células epiteliales
planas se transforman en cilíndricas, sus dimensiones
aumentan, y por segmentación y mitosis se originan
varias capas superpuestas, y se forma así el folículo
secundario. Este folículo emigra hacia la superficie del
ovario y como consecuencia de un proceso de secreción
se origina una cavidad llena de líquido a expensas
de las capas foliculares internas. Dentro de esta cavidad
hay células que circundan el óvulo y forman una
prominencia (cúmulo ovígero) cuyas dimensiones
aumentan progresivamente; de este modo, el folículo
primitivo se transforma en secundario y finalmente en
terciario y al mismo tiempo se aproxima a la superficie
del ovario. El óvulo contenido en el folículo se abre
paso al exterior al producirse la ruptura folicular (ovulación
o puesta ovular). Se invoca en este hecho la
acción conjunta de FSH y LH con la participación de
la prostaglandina, colagenasa y plasmina en la puesta
ovular. Al producirse la expulsión del óvulo, la membrana
granulosa se pliega y en el interior de la cavidad
folicular tiene lugar una hemorragia. Comienza en este
momento la formación del cuerpo amarillo.
El cuerpo amarillo se convierte en una glándula de
secreción interna típica, productora de progesterona y en
menor cantidad de estrógenos. Tendrá una actividad funcional
de 8 a 10 días, si el óvulo no es fecundado, y decrecerá
paulatinamente en su secreción hasta desaparecer.
Después se producirá la degeneración grasosa de las
células luteínicas y la proliferación del tejido conjuntivo
con transformación hialina y como resultado se formará
el llamado cuerpo blanco o
albicans.
El ciclo ovárico comprende la maduración de un
folículo primordial y la constitución del cuerpo amarillo.
Su duración es de 4 semanas y la ovulación marca
su división en 2 períodos: el primero, fase folicular o
estrogénica, de 14 días de duración, y el segundo,
posovulatorio o fase luteínica, de 14 días de duración
en el cliclo de 28 días.
CICLO UTERINO Y MECANISMO
ÍNTIMO DE LA MENSTRUACIÓN
Simultáneamente con los cambios que ocurren durante
el ciclo ovárico, se producen otros en el útero,
especialmente en el endometrio. Este último consta
microscópicamente de 2 capas: basal y funcional.
La capa basal, constituida por estroma, glándulas y
vasos, está en conexión directa con el miometrio e insinuada
entre los haces musculares, forma los fondos de
sacos glandulares, y sus glándulas son cilíndricas. El
estroma interglandular está constituido por fibrillas
conjuntivas dispuestas en mallas estrechas, células
fusiformes y vasos. En cada menstruación se elimina
la capa funcional y no así la basal, que por estímulo
estrogénico prolifera para reconstruir la capa funcional,
que es donde se realizan las modificaciones periódicas
que caracterizan el ciclo (fig. 2.11).
La capa funcional crece rápidamente al iniciarse
la secreción estrogénica en el ovario. Los niveles circulantes
de estradiol producen la cicatrización de la
superficie cruenta que quedó después de la descamación
endometrial, y llega a exceder después en 3 ó 5 veces
el espesor de la capa basal, tiene un estroma más
esponjoso y sus glándulas, de dirección vertical, se van
haciendo más altas, muestran abundantes mitosis en
su epitelio con núcleos oscuros y proliferan el estroma
y los vasos.
El crecimiento del estroma se retrasa en relación
con el de las glándulas y los vasos, por lo que las glándulas
comienzan a plegarse y adquieren una disposición
en encaje y los vasos una disposición en espiral.
El estroma crece como 1, las glándulas como 2 y los
vasos como 3. Esta etapa, que dura 14 días, coincide
con la etapa del crecimiento del folículo ovárico y
se denomina
fase de proliferación o estrogénica.
Al producirse la ovulación en el endometrio se
inician transformaciones secretoras, las glándulas se
dilatan por el producto de su secreción y se hacen tortuosas,
el estroma es más laxo y edematoso, en los
núcleos cesan las mitosis y las glándulas se pliegan aún
más; aparecen vacuolas en sus células, los núcleos se
hacen basales y presentan aspecto de seudoestratificación
del epitelio glandular. En esta fase de secreción
o progesterónica se nota la presencia de glucógeno
y grasas en las glándulas y se sintetizan prostaglandinas
en el endometrio.
Si no ocurre la fecundación y la implantación del
huevo en el endometrio, que por el estímulo de la
gonadotropina coriónica mantendría el cuerpo amarillo
cíclico y lo transformaría en gravídico, se producirá al
final de este ciclo la deprivación hormonal que desencadena
el mecanismo complejo de la menstruación.
Primero se encogen las células endometriales, se producen
progresivamente adelgazamiento endometrial y
autólisis celular, con liberación de prostaglandinas y la
consiguiente vasoconstricción arteriolar y disminución
de su calibre que producen focos de isquemia, necrosis
y descamación. La pérdida de líquido del estroma aplana
o reduce aún más el endometrio, agrava la estasis sanguínea
y provoca el estallido de los senos venosos. Posteriormente,
ocurre la vasoconstricción de las arterias
espirales en su origen y en el miometrio, la que cesa
transitoriamente y se produce el sangramiento menstrual
que, junto con la descamación endometrial, constituye
la pérdida cíclica llamada
menstruación. El endometrio
secretor puede alimentar al cigoto temprano en la etapa
de mórula desde 2 a 3 días después de la fecundación.
Éste crece en este ambiente durante unos 6 días
por un procedimiento simple de difusión y luego comienza
la placentación e implantación en el endometrio
aprovechando la rica vascularización periglandular.
HORMONAS CORTICOSUPRARRENALES
Al analizar y explicar los fenómenos del ciclo sexual
en la mujer, hay que tener en cuenta la glándula
suprarrenal y sus secreciones, no sólo en lo referente a
sus hormonas específicas de destino metabólico y su
participación en las reacciones de estrés (alarma y
adaptación), sino también en la elaboración de hormonas
sexuales que refuerzan la función generativa y que
está asignada a la zona sexual o zona X (fuchinófila).
Es probable que la principal acción de estas hormonas
se produzca en el embarazo como protectora o
sustitutiva a veces de la función lútea. La LH hipofisaria
ejerce el control sobre esta zona suprarrenal.
HORMONAS DEL OVARIO
Los estrógenos, la progesterona, los andrógenos,
la relaxina, los sexágenos y la inhibina son las hormonas
del ovario conocidas hasta el momento. Nos referiremos
a la funciones de los estrógenos y de la
progesterona como principales productos de la secreción
ovárica.
1. Estrógenos (funciones):
a) Estimulan el crecimiento del aparato genital femenino
en todas sus partes.
b) Estimulan el crecimiento de la glándula
mamaria, en especial el desarrollo de los conductos
galactóforos.
c) Inhiben la línea de crecimiento óseo lineal y aceleran
el cierre epifisario.
d) Producen la retención moderada de cloruro de
sodio y agua. e) Son responsables del depósito de grasa en las
caderas y los glúteos, y determinan el “contorno
femenino”.
f) Ayudan al crecimiento del vello axilar y pubiano.
g) Ejercen acción estimulante o supresora del
hipotálamo y la liberación de hormonas gonadotrópicas,
según se encuentren en pequeñas o
grandes cantidades en el organismo.
h) Mantienen la acidez del medio vaginal.
i) Favorecen la producción y la filancia del moco
cervical.
j) Aumentan la sensibilidad del ovario a la acción
de la LH.
2. Progesterona (funciones):
a) Actúa sobre los tejidos y los órganos previamente
influidos en su crecimiento por los
estrógenos.
b) Sobre la vagina: disminuye el número de células
superficiales y las agrupa.
c) Sobre el endocérvix: inhibe la acción estrogénica,
por lo cual el moco se hace más denso
o compacto.
d) Sobre el endometrio: estimula la diferenciación
de las células del estroma y es responsable de
la tortuosidad de las glándulas. Favorece la acumulación
de glucógeno en las células y luces
glandulares; es responsable de la fase secretora
del endometrio. Induce la formación de la decidua
en el embarazo.
e) Sobre el miometrio: se opone a la hipercontractilidad
provocada por los estrógenos; tiene
acción relajante de la musculatura uterina.
f) Sobre el ovario: modifica su función al inhibir la
ovulación y restringir el desarrollo folicular.
g) Sobre las mamas: favorece el desarrollo alveolar
al actuar sobre los acinis glandulares.
h) Por su acción termorreguladora, es responsable
de la elevación de la temperatura de 0,8 a 1 °C
después de la ovulación y al inicio del embarazo.
CICLO CERVICAL
Los cambios que ocurren en el endocérvix son paralelos
a los cambios de las características del moco
cervical, el que es más abundante, fluido y filante (6 a
10 cm) a medida que avanza la fase proliferativa, y si
lo extendemos en una lámina y lo dejamos secar, cristaliza
en forma de hojas de helecho, todo lo cual ocurre
a expensas del influjo de los estrógenos. En la segunda
fase del ciclo disminuye rápidamente la filancia, la fluidez,
la cristalización y la penetrabilidad del moco cervical,
al inhibir la progesterona la acción de los estrógenos
sobre dicho moco.
CICLO VAGINAL
El estímulo estrogénico activa el crecimiento, la
maduración y la descamación del epitelio vaginal y
exocervical, por lo que durante la fase proliferativa
aumentan progresivamente la descamación epitelial, la
acidez vaginal, la cantidad de células maduras de la
capa superficial y el grosor del epitelio. Esto se evidencia
por el estudio cíclico del contenido vaginal y puede
representarse por las llamadas curvas de cornificación
o de tanto por ciento de células superficiales, cariopicnóticas
y por el índice acidófilo.
Cuando se realiza el estudio del contenido vaginal
en la primera fase del ciclo, las células se ven dispersas
y aisladas, el número de leucocitos es reducido y el
extendido vaginal “limpio”. En la segunda fase del ciclo,
las células desprendidas se agrupan y constituyen
verdaderos grumos, adoptan formas especiales, plegadas
o en forma de barquitos, disminuye algo la descamación,
aumentan los leucocitos y predominan las
células de tipo intermedio; el extendido se ve “sucio”,
acidófilo.sobre todo en la fase premenstrual y disminuyen el índice
cariopicnótico y el acido folico

Entradas relacionadas: