Chule1

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Otras materias

Escrito el en español con un tamaño de 13,48 KB

 
. PUTNAM: autor del libro “Razón, verdad e historia”
Ejemplo: una hormiga camina y hace surcos; descubrimos que es una caricatura de Churchill: la hormiga no tiene sentido de representación, pero es canalizada. Si hace este mismo retrato un artista como Picasso se le da valor al retrato del artista; ¿Por qué? Esto llevó a crear la primera teoría de la semiótica que se conoce como la teoría del triángulo semiótico, fue el primer intento de definir un signo de forma estructural y racional expuesta en el siglo XX. Creada por tres autores diferentes sin relación alguna:
- Saussure: “curso de lógica general” (1976)
- HJhiew
- Ogen y Ricracia
Un signo es un objeto que tiene significado para alguien y representa algo (o sustituye algo) esta definición fue creada por estos tres autores. Un término clave es el significado: es una respuesta primitiva, es una evocación mental (una imagen mental asociada convencionalmente a un objeto físico). Por ello, estos autores piensan que las máquinas no asocian las imágenes.
Un signo es la composición de tres elementos que son condiciones necesarias y suficientes para que algo sea un signo (si falta alguno de ellos no es un signo). Esos elementos son:
1) Significante
2) Plano de la expresión
3) Portador del significado (el objeto porta el significado, fonemas al que los hemos puesto un significado).









PLANO DE REFERENTE
v ¿Es necesario que en el significado represente algo para que tenga una función? NO, porque las comas, las proposiciones, conjunciones…no sustituyen ninguna cosa. No hay ninguna cosa que refleje “y”, son signos sin referente, por lo tanto el referente no explica al signo, y por ello sin referente hay signo:

-
Referente palabra “YO”: si cada palabra sólo puede ser un referente, ¿Por qué todos cuando decirnos “YO” somos nosotros mismos ese referente? Por lo tanto no sólo existe un referente, sino el referente es quien dice la palabra “YO”.
-
Referente de “HOY”: si lo digo hoy es hoy pero, ¿y si lo digo mañana?
-
Expresiones como “ESTO” y “AQUÍ”: cambia de referente. Este grupo de palabras se denomina pronombres, por lo tanto sustituyen al nombre pero si lo digo yo soy yo y si lo dices tú eres tú.
-
Deícticos: palabras comodín que asumen distintos referentes dependiendo del contexto, sustituyen pero no tienen referencia fija y no equívoca, es decir todas las anteriores son deícticos.
-
Nombres de objetos ficticios: Mickey, Hamlet…
-
Nombres sin referente de individuos desaparecidos: Bismark, Churchill…ya no hay significado porque el portador ha muerto. No es así porque sino estos nombres ya serian absurdos.
-
Expresiones contradictorias: “circulo cuadrado”, “número máximo”, “átomo extenso”…Son contradictorias porque, por ejemplo un átomo es indivisible por tanto no puede ser extenso.
Son un problema para el triángulo porque hay dos premisas:
1) Premisa son signos.
2) Premisa defendemos el triángulo.
Por tanto hay referente, por ello existen.

v
¿Es verdad que una imagen es el significado de una palabra? La imagen no es el significado como tampoco es requisito de competencia lingüística. Hay tres argumentos:
- El uso de nuestras palabras contradice el hecho de que la imagen sea el significado.
NO, porque existe un AUTOMATISMO en nosotros en el empleo del lenguaje (si yo hablo no veo imágenes). No son necesarias imágenes para el uso de las palabras pero esto no vale porque, ¿Qué significa una conjunción? Algunas palabras tienen significado pero no imagen.
- Todos nosotros evocamos el mismo término pero con distintas imágenes. Por ejemplo si digo casa à yo pienso en mi casa, tú la tuya…
Problema: por eso dicen que la comunicación es importante:
1) Tantos significados como imágenes: (significados): imposibilidad de comunicación de idéntico significado.
2) TEORÍA DEL DOBLE CÓDIGO: si no es posible entrar en la mente de una persona cómo puedes saber si estáis pensando el mismo significado evocado por una palabra. Cada hablante tiene acceso privilegiado de su mente. Según esta teoría es imposible el código de identidad.
IDEA UNIVERSAL ABSTRACTA: el problema es que son entes mitológicos, es decir no existen. Tendría que ser todos los rasgos posibles de de una casa conjugadas en una y no ser ninguna a la vez.
George Berkeley: escribió “Tratado de los principios del conocimiento humano” Fue el primero que descubrió la idea universal.

3) ¿Realmente una imagen es el significado de una palabra? ¿Realmente una imagen es el significado de una palabra porque contiene directamente su representación? NO, porque las imágenes no contienen su propia interpretación o regla de proyección.
Esta crítica del triángulo semiótico es de
WITTGENTEIN y se encuentra en las . Las imágenes no son significados porque es lo necesitan. La imagen no es la sustituta del texto de su comprensión. Ni tampoco sustituye al pensamiento ni al lenguaje.
EJEMPLO: Cómic puede muchos finales y distintas interpretaciones.
 Las imágenes me ayudan muy poco porque si yo te muestro una tarjeta con una casa no sabes lo que quiero decir con ella: subo a esa casa, bajo la casa, es mi casa es tu casa… ¿Qué interpreto?
Para dominar una lengua necesitamos dominar la cultura, el vocabulario, etc. Es decir todo lo que le rodea, las normas prácticas.
-Las imágenes no son la condición para dominar el código.
-Los símbolos y las imágenes no son naturales porque tienen interpretaciones distintas.
La conclusión es que el significado (imagen mental) no es una condición necesaria para que haya signo; hemos desmontando el segundo vértice.
v
¿Para alguien? à ¿son posibles los lenguajes privados?
Para que una cosa sea signo ¿cuántos individuos necesito que lo hayan integrado en su código lingüístico? Basta con una persona, yo puedo crear un lenguaje para mí.
Lenguaje privado: es un lenguaje creado por una única persona, génesis privado y referido a objetos privados (objetos a los que tiene acceso nadie más). Las imágenes que yo conozco son etiquetadas. (Esto de acuerdo con el triángulo semiótico porque los significados están en la cabeza).
Si los lenguajes privados son posibles se cae la teoría del triángulo semiótico.
Ejemplo:


Un náufrago la ha bautizado así a la señal pero, ¿y si no se acuerda? Entonces no tendría criterio objetivo sólo puede que algo le parezca correcto. ¿Necesitamos por tanto un juez externo? ¿Sabemos que lo que está usando bien? ¿Domina o no el lenguaje?
A partir de esto se dan dos problemas:
Teoría del triángulo semiótico: es demasiado mentalista.
Concepción de lenguaje: Sólo describe referentes, función cognitiva y representativa del lenguaje. El lenguaje cumple infinitas funciones.
Las deficiencias de ésta teoría se vieron pronto, por ello se propuso una segunda definición para evitar los problemas.
·
CONDUCCIÓN CONDUCTISTA O MECANICISTA DEL SIGLO: signo es un objeto físico que provoca o causa reacciones o conducta análogas en todos nosotros. (análogo) dice que el signo es disparador o liberador de conducta. El significado es la conducta que provoca (input-out).
Ej/ Si decimos STOP! Todos nos paramos por ello se dice que es análoga.
DEFICIENCIAS
Esta definición si evita lo que dice el triángulo semiótico pero no es eficiente, porque elimina los intermediarios. El problema de los descriptivos se soluciona pero sólo en algunos.
Ø
Contraejemplo: Llevo hablando con alguien dos horas y le digo de repente ¡buenos días! La reacción sería análoga pero nadie diría que son signos y que esas palabras no buscan causar efecto es accidental.
Ø
Ejemplo: que parece que cumplen esto: ¡STOP! ¿Y si no lo cumple? No se para ¿Qué pasa? Según la teoría no habría signo porque no hay reacción. Aunque se produzca todo el proceso causal que lleva a una respuesta y a una causa. El individuo decide si cumple o no esa norma. Las máquinas fallan y los hombres incumplen o cumplen las normas, por tanto el lenguaje es un sistema de normas no de códigos lingüísticos.
Ø
Caso de la teoría conductista: es un ejemplo que se debe a John Searle. Es un experimento mental que se llama “El experimento de la caja china”, lo que pretende un último término la simple corrección de respuestas no es criterio suficiente de dominio lingüístico.
La sala China

Supongamos que una persona que no sabe chino se encerrase en una habitación. En la sala tiene una serie de símbolos chinos sobre hojas de papel en distintas cajas. A la persona se le escriben una serie de preguntas escritas en chino que se le hacen llegar a través de una ventana. Nuestra intención es, naturalmente, que esta persona responda a nuestras preguntas escribiéndonos una respuesta en perfecto chino. ¿Pero cómo? Si esa persona no sabe chino lo único que podremos obtener de ella será una serie de símbolos sin el menor sentido. Bueno, habíamos olvidado un elemento más que esta persona tiene a mano: Un libro de instrucciones. En éste se le especifica (en castellano naturalmente) una serie de reglas que le permiten combinar símbolos en respuesta a otra cadena de símbolos que se especifique como entrada (la pregunta). Las reglas son del tipo “ante un símbolo de la primera caja con un símbolo de la segunda respóndase con la unión de tres símbolos de la cuarta, sexta y segunda caja”. Es muy importante resaltar que en las instrucciones no se hace ninguna mención al significado de los símbolos sino solo a la forma de combinarlos. Tampoco se hace ninguna restricción en cuanto a la longitud de las reglas ni del libro de reglas. El libro podría muy bien ser una enciclopedia de 2000 tomos y cada regla ocupar medio tomo, y no por ello cambiaría el planteamiento del problema. Finalmente supongamos que el libro de reglas está tan bien hecho que las respuestas resultan ser perfectas en chino.
La pregunta es: ¿La persona ‘sabe’ chino?
Antes de responder a esta pregunta veamos las similitudes entre este experimento planteado por Searle y su desarrollo el caso de la propia inteligencia artificial.
En primer lugar, es evidente que la persona a la cual se introduce en la sala es el ordenador. Los símbolos chinos que manipula son los símbolos de nuestro propio lenguaje cuando son manipulados por el ordenador. El objetivo sería pues, en el campo de la inteligencia artificial, que el ordenador respondiese a nuestras preguntas con una perfecta lógica que demuestre la existencia de una inteligencia (del mismo modo que antes el objetivo era que la persona respondiese en tan perfecto chino que demostrase el conocimiento del mismo). Un último elemento nos falta en esta interpretación del experimento: El manual. El manual, la parte más importante del experimento anterior, es en esta adaptación el algoritmo que seguirá el ordenador, el programa que debemos introducirle, para que acabe con éxito la labor. Quizá alguien podría argumentar que este programa sería tan complejo que se debe dudar seriamente de que sea factible. Aunque esa es una apreciación interesante hay que destacar que Searle no ataca a la inteligencia artificial por ese lado, en su argumentación no duda de que se pueda lograr tan perfecto programa, simplemente no se lo plantea.
Una vez localizados todos los elementos del símil volvamos a plantear la pregunta: ¿La persona sabe chino? ¿El ordenador estaría desarrollando inteligencia?
La respuesta de Searle es, evidentemente, no.
Su argumentación se basa en la evidencia de que no es lo mismo la realidad que la simulación de ella.
Ø
Conclusión: la segunda teoría también falla. El problema que vemos es que no hablamos del significado unos hablan de imagen mental, otros de efectos…entonces la semiótica termina convirtiéndose en semántica, son la misma cosa. La semántica puede ser general ¿de qué significa significar? y particular ¿de cómo funciona un código particular?
No vamos a estudiar códigos particulares, vamos a estudiar semántica de carácter general.

Entradas relacionadas: