Causas del franquismo

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 12,35 KB

 

Tras la Guerra Civil Española se instaura un nuevo régimen político dictatorial: el franquismo. Tras la guerra seguirá habiendo oposición, pero el franquismo sabrá adaptarse a todo tipo de situaciones. Todo esto no hubiese sido posible sin los fundamentos ideológicos y apoyos sociales del franquismo.Todos los vencedores de la guerra estaban unidos puesto que apoyaban el fin de la República, pero tenían diferentes pensamientos. Franco supo entrelazar su dictadura con los ideales de los apoyos para poder mantenerse en el poder hasta su muerte. Este sistema concentró el poder político en Franco, rechazó el comunismo y el parlamentarismo. Además, el Estado se declara oficialmente católico y defiende la religión, al igual que la Patria. Existe la preponderancia militar y Franco actúa en una línea fascista influenciada por Alemania e Italia.Durante la Guerra Civil, se unifica la Falange Española y las JONS y se completan todas estas medidas con las Leyes Orgánicas. Se firma el Fuero del Trabajo, que regulaba las relaciones laborales, manténía la propiedad privada y establecía la empresa como la unidad de producción, mientras que se establecía a la FET de las JONS como sindicato único.Se elabora la Ley constitutiva de las Cortes, la cual aseguraba para Franco la función legislativa y permitía a las Cortes elaborar las leyes, aunque la sanción definitiva correspondía al Jefe del Estado.Tras la II Guerra Mundial, se firma el Fuero de los Españoles que pretendía paliar la imagen totalitaria, y la Ley de Referéndum Nacional que atribuía al pueblo la función legislativa. Más tarde, se firma la Ley de Sucesión en la Jefatura del Estado, en la que se crea el Consejo del Reino y el Consejo de la Corona.Más tarde, la Ley de los Principios Fundamentales del Movimiento cobraría protagonismo y completaba la institucionalización.La Ley Orgánica del Estado se encargaría de ofrecer algunos aspectos como la representación de las familias en las Cortes, el recurso del contrafuero o el reconocimiento de la libertad religiosa.En cuanto a las bases político-sociales, el único partido permitido era la Falange, aunque Franco buscó el apoyo en las familias del Régimen, que eran las siguientes:Los falangistas, principal apoyo que controlaba la vida social y económica de la población, tuvieron gran protagonismo hasta la caída de las potencias fascistas en el fin de la II Guerra Mundial, en la ‘época azul’; los militares, eran subordinados de Franco, pero de gran importancia social; católicos, que procedían de asociaciones relacionadas con la Iglesia; y los monárquicos que colaboraron con Franco a pesar de que no se volviera a la Monarquía.En el ámbito social, podemos distinguir la oligarquía terrateniente, la cual recuperó sus empresas, propiedades y dominio de la vida social. Las clases medias se convirtieron en apoyos del franquismo debido a que fueron algo beneficiados. Las clases trabajadoras, que sufrieron la escasez y el hambre, dejando de apoyar al Régimen.En la evolución del franquismo podemos distinguir dos etapas: (1)De la autarquía a la aperturaLa guerra supuso grandes pérdidas económicas, de viviendas, de la agricultura, del transporte...…  En agricultura se produjo una disminución en la producción y como soluciones se plantearon la creación del Servicio Nacional del Trigo y leyes de colonización. Esto fracasó y hubo años de grave crisis alimenticia.En la industria se produjo un profundo estancamiento debido al intervencionismo y se creó el Instituto Nacional de Industria que controlaba y privilegiaba a la industria militar, minera y de transporte. Esto también fracasó y la producción no consiguió aumentar. En la política monetaria y financiera se unificaron las dos monedas existentes durante la guerra y el dinero empezó a circular sin ninguna relación lógica con las reservas de oro, producíéndose una inflación. Se recurríó a la emisión de Deuda Pública, adquirida por la banca privada y que le permitíó aumentar los beneficios a la vez que iban controlando la industria. La escasez en todos los sectores llevó al racionamiento, que originó un mercado negro donde el estraperlo se hizo cotidiano y fue el origen de muchas fortunas. España acabó en malas posiciones respecto a la balanza comercial y llegó a estar prácticamente en situación de suspensión de pagos internacional. Finalmente, Franco permitíó la entrada del Opus Dei en el gobierno, creando el Plan de Estabilización.En la evolución política interna tenemos la época azul, controlada por falangistas, militares y católicos. Con el fin de la II Guerra Mundial, los falangistas pierden protagonismo a favor de los católicos y tiempo más tarde se produjo un cambio ministerial que consolidaba el Régimen. Aquí, comenzó una crisis de gobierno donde destacó Carrero Blanco, formando un gabinete político donde la iniciativa la tenía el Opus Dei. Llevó a cabo la estabilización económica y la apertura comercial al exterior.
En cuanto a la oposición al régimen, los primeros años fueron de represión, pero más tarde algunos grupos de las clases dominantes pretendieron la vuelta a la monarquía en la figura de D. Juan Carlos de Borbón, mas no hubo colaboración del interior. La oposición se mostró más tarde con la creación de ETA, al tiempo que los nacionalismos experimentaban algunos cambios.La política exterior está marcada por la II Guerra Mundial y la fase de aislamiento. El Gobierno declara la neutralidad pero más tarde se vacila en la participación, pero la incapacidad bélica de España aleja esta idea. Tras el ataque de Alemania a la URSS, se crea la División Azul, rompiendo la neutralidad, pero el cambio de signo de la guerra forzó de nuevo la neutralidad. España se adhirió a los intereses de Estados Unidos y logró el reconocimiento internacional. A partir de ahora se inicia la apertura al exterior al mando de Castiella, pero no logró la integración en Europa ni la recuperación de Gibraltar.(2)Del Plan de Estabilización a la muerte de FrancoEn cuanto a la evolución económica, la OECE propónía la necesidad de un plan estabilizador. Así, se promulgó el Plan de Estabilización con el objetivo de incorporar a España a una economía capitalista. Para ello se recortó el gasto público, se redujo la intervención del Estado, se abríó la economía al exterior y se liberaron las inversiones extrajeras.


. Tras esto se inició un enorme crecimiento económico y, en los años 60, se produjeron grandes cambios, como la transformación y diversificación de la agricultura, la solución a muchos problemas de transporte y dejar de ser España un país agrario y convertirse en industrial y de servicios.Los cambios socioeconómicos influyeron en la evolución política. Se firmó la Ley de Prensa, que suprimía la censura en los periódicos y Franco confirmó a D. Juan Carlos sucesor en la Jefatura de Estado y la instauración de la monarquía. También se creó un nuevo gobierno, que coincidíó con el escándalo financiero de MATESA que afectó el prestigio del Régimen y se vieron implicados altos cargos, que acabaron cesados.En cuanto a la política exterior, se firmaron distintos acuerdos con países europeos y la apertura exterior se completó con la diplomacia personal hispano-portuguesa de Franco y Salazar, las relaciones con Latinoamérica, con el mundo árabe, África y países del Este. No obstante, se cometieron importantes errores como las negociaciones sobre Gibraltar, que llevaron al cierre total de la frontera y a la descolonización. Simultáneamente, se produjo el aumento de la oposición, la cual se llevó a cabo de cuatro frentes: En primer lugar, los conflictos laborales se convirtieron en algo usual, tomando mucha importancia las CC.OO.En cuanto a la oposición al régimen, los primeros años fueron de represión, pero más tarde algunos grupos de las clases dominantes pretendieron la vuelta a la monarquía en la figura de D. Juan Carlos de Borbón, mas no hubo colaboración del interior. La oposición se mostró más tarde con la creación de ETA, al tiempo que los nacionalismos experimentaban algunos cambios. La política exterior está marcada por la II Guerra Mundial y la fase de aislamiento. El Gobierno declara la neutralidad pero más tarde se vacila en la participación, pero la incapacidad bélica de España aleja esta idea. Tras el ataque de Alemania a la URSS, se crea la División Azul, rompiendo la neutralidad, pero el cambio de signo de la guerra forzó de nuevo la neutralidad. España se adhirió a los intereses de Estados Unidos y logró el reconocimiento internacional. A partir de ahora se inicia la apertura al exterior al mando de Castiella, pero no logró la integración en Europa ni la recuperación de Gibraltar.(2)Del Plan de Estabilización a la muerte de FrancoEn cuanto a la evolución económica, la OECE propónía la necesidad de un plan estabilizador. Así, se promulgó el Plan de Estabilización con el objetivo de incorporar a España a una economía capitalista. Para ello se recortó el gasto público, se redujo la intervención del Estado, se abríó la economía al exterior y se liberaron las inversiones extrajeras. Tras esto se inició un enorme crecimiento económico y, en los años 60, se produjeron grandes cambios, como la transformación y diversificación de la agricultura, la solución a muchos problemas de transporte y dejar de ser España un país agrario y convertirse en industrial y de servicios.Los cambios socioeconómicos influyeron en la evolución política. Se firmó la Ley de Prensa, que suprimía la censura en los periódicos y Franco confirmó a D. Juan Carlos sucesor en la Jefatura de Estado y la instauración de la monarquía. También se creó un nuevo gobierno, que coincidíó con el escándalo financiero de MATESA que afectó el prestigio del Régimen y se vieron implicados altos cargos, que acabaron cesados.En cuanto a la política exterior, se firmaron distintos acuerdos con países europeos y la apertura exterior se completó con la diplomacia personal hispano-portuguesa de Franco y Salazar, las relaciones con Latinoamérica, con el mundo árabe, África y países del Este. No obstante, se cometieron importantes errores como las negociaciones sobre Gibraltar, que llevaron al cierre total de la frontera y a la descolonización. Simultáneamente, se produjo el aumento de la oposición, la cual se llevó a cabo de cuatro frentes: En primer lugar, los conflictos laborales se convirtieron en algo usual, tomando mucha importancia las CC.OO.Luego, la agitación estudiantil, que reivindicaban las libertades democráticas. Más tarde, observamos el crecimiento del conflicto eclesiástico puesto que pedían mayor libertad; y, por último, la oposición política, la cual sufríó la política represiva con encarcelamientos y penas de muerte.El final del régimen se da a partir de 1970 con la incapacidad del gobierno de mantener el orden público. Además, se empezaron a suceder los conflictos, destacando el Proceso de Burgos, condenando a nueve etarras a pena de muerte.La década de esplendor terminó y todo empezó a caer a pique, surgiendo un período de crisis. Se formó un gabinete con Carrero Blanco como presidente del gobierno, pero tampoco consiguió parar el descontento, que culminó con el atentado del presidente durante el Proceso 1001, de mano de ETA. Después, Arias Navarro era nombrado presidente del gobierno. No logró encontrar el equilibrio entre la lealtad a Franco y la evolución hacia un consenso con la oposición. Ante el crecimiento de la oposición y de los atentados, se firma una dura Ley antiterrorista. Más tarde, el GRAPO actúa por primera vez matando a tres policías. Tras varios infartos y hospitalizaciones, Franco cede la Jefatura del Estado al príncipe, en medio de serios conflictos internos.Finalmente, el 20 de Noviembre de 1975, Francisco Franco Bahamonde muere, y Juan Carlos I toma la Jefatura del Estado, entrando así en un período donde se intenta llegar a un sistema democrático. En conclusión, podemos considerar el franquismo como uno de los períodos más turbios de España, ya que aunque se vivíó un desarrollo económico, desde el punto de vista político supuso un retroceso respecto a los logros y derechos conseguidos en la II República.

Entradas relacionadas: