La casa de Bernarda Alba el que dirán

Enviado por Chuletator online y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 5,96 KB

 

PYD


La casa de Bernarda Alba es la última de las tragedias rurales de García Lorca.
El subtítulo de la obra la etiqueta como “drama de mujeres en los pueblos de España”. La obra tiene su origen en una historia real en la que intervienen numerosos personajes, todos ellos femeninos, con un personaje masculino que, si bien no aparece nunca es escena, cobra un papel protagonista como desencadenante de los acontecimientos. Nos centraremos en los personajes que intervienen en esta última escena
En cuanto al tiempo narrativo, en esta obra no existe ningún tipo de salto temporal, por lo que podemos decir que la trama se mantiene en concordancia con el argumento
; así pues, la acción es lineal: los acontecimientos se suceden de una forma ordenada y consecutiva. Aunque faltan referencias temporales, se deduce que la acción transcurre a principios del Siglo XX.
Por lo que respecta al espacio, la acción transcurre en la casa de Bernarda Alba, la cual es escenario de la represión física y moral de sus habitantes.
 Se trata de una construcción típicamente andaluza, de una casa de muros gruesos, con patio y corral. Ahora bien, tras los muros de este lugar, se encuentra el mundo exterior, que aparece en la escena de diferentes modos: unas veces por el sonido de las campanas o el ladrido de los perros y en otras ocasiones, a través de breves historias como la de la hija de la Librada. La escena que nos ocupa transcurre en el patio interior de la casa. Se hace alusión al exterior brevemente cuando Bernarda sale con la escopeta. 
En lo que respecta al plano morfosintáctico, podemos apreciar una gran cantidad de adjetivos calificativos, la mayoría referidos a Adela, tales como: “¡ladrona!, ¡deshonra 
de nuestra casa!”, “malnacida”, “Maldita”, “¡Endemoniada!”. El uso del imperativo es muy relevante en este fragmento: “Déjala”, “Atrévete”, ¡Abre!, “Llevadla” e incluso el uso vulgar de infinitivo por imperativo “Descolgarla”, cuyo uso sirve principalmente a Bernarda para dar órdenes. También se puede decir que en los diálogos de los personajes abundan las oraciones simples exclamativas: “¡Esa es la cama de las mal nacidas!”, “¡En mí no manda nadie más que Pepe!”, “¡Hubiera volcado un río de sangre sobre su cabeza!”…, lo que potencia la carga retórica del diálogo para expresar la intensidad dramática, al servicio de la función expresiva del lenguaje.
Finalmente en el nivel léxico semántico, 
subrayamostérminos relacionados con el campo semántico de la violencia: “sangre”, “escopeta”, “muerte”, “golpe”, “disparo”, “martillo”, “matado”, todos relacionados con la muerte que cierra la obra. 

Entradas relacionadas: