Características del románico y del Gótico

Enviado por Chuletator online y clasificado en Arte y Humanidades

Escrito el en español con un tamaño de 6,68 KB

 
TEMA 7: ARQUITECTURA GÓTICA
Periodo:
Desde la segunda mitad del Siglo XII hasta el primer tercio del XVI.
Contexto:
Deja de ser un arte monacal (ROMánico) para pasar a ser la expresión del espíritu religioso
de la ciudad, cuando ésta inicia su resurgimiento.
La época gótica va asociada al crecimiento de las ciudades, a la sustitución de los
monasterios por nuevos núcleos urbanos y a la aparición de un nuevo concepto sobre las
catedrales, más civil. Las catedrales reflejan este nuevo auge de las ciudades, en su
luminosidad y en las nuevas estructuras, una construcción más ligera. Todo esto hace que
las personas tengan una mayor confianza en la raza humana y por lo tanto arriesguen más
en las construcciones, obteniendo unos excelentes resultados.
El principal cambio social fue la consolidación del concepto de nacíón estado con una
lengua y una cultura común. Surgen monarquías centrales que aumentan su poder,
mientras que la poderosa nobleza va perdiendo el suyo.
Carácterísticas:
La catedral es el edificio donde el gótico alcanza su expresión más plena, en la que se
refleja el esfuerzo y la aportación de toda una ciudad. A su construcción suelen colaborar
las cofradías y gremios que suelen tener su manifestación en las capillas laterales.
1. La bóveda de crucería, que afecta a la estructura, y concentra los esfuerzos en puntos
determinados, centralizando los empujes, lo que determina la desaparición de los muros
macizos del ROMánico, que son sustituidos por grandes ventanales con vidrieras. Los
empujes son trasladados por medio de los arbotantes a los contrafuertes exteriores, que
rematan en pináculos. La bóveda descansa sobre altísimos pilares con columnas o
baquetones adosados, tantos como nervios de la bóveda, siendo la transición un capitel
decorado con temas vegetales que poco a poco va desapareciendo hasta quedar sólo una
faja decorativa. Existen varios tipos.
2. El arco apuntado, que afecta a las formas exteriores; y que refuerza la dinámica que
la bóveda ojival da a la arquitectura gótica. Es utilizado tanto en puertas como en
ventanas, éstas, al igual que los rosetones, con tracería de motivos geométricos donde se
instalan las vidrieras.
En general se pueden considerar cuatro períodos en la arquitectura gótica europea:
-1º. Período de transición: templos iniciados con estructura ROMánica y acabados en
gótico. Presentan grandes pilares con columnas semicirculares adosadas en los frentes y
diagonales, contrafuertes, pero nunca arbotantes.
-2º. Siglo XIII: pilares de núcleo cilíndrico con columnillas según los nervios de la
bóveda; basas y capiteles individuales con decoración vegetal. Bóveda de crucería con
nervios finos y molduras. Ventanas con tracerías de dos arcos apuntados y rosetón
trifoliado o cuadrifoliado. Arbotantes.
-3º. Siglo XIV: subdivisión excesiva de columnillas y nervios en las bóvedas. Se
complican las tracerías con triángulos curvilíneos trifoliados.
Introducción a la arquitectura. Profesor Rafael García. ETSAM
1º semestre curso 2011-2012 32
Apuntes de: Pablo Neila, Eduardo Prida, Celia Sabio e Irene Vázquez
-4º. Siglo XV (fase barroca), la decoración domina sobre las líneas arquitectónicas.
Nuevos arcos. Tracerías con formas curvilíneas, uso de bóvedas estrelladas. Los capiteles
desaparecen dejando una simple faja decorativa.
TIPOLOGÍA CONSTRUCTIVA
La catedral
La planta sigue la disposición ROMánica, mientras que en el alzado se destaca una
altísima nave central, a la que se abren los ventanales apuntados del triforio, que pronto
desaparece para unificarse con las ventanas.
La fachada se divide en tantas zonas verticales como naves, y en tres fajas horizontales;
una correspondiente a las puertas, otra al rosetón y la tercera al remate de la calle central
de la fachada y las torres.
El perímetro de la catedral está rodeado por contrafuertes, que reciben los empujes de
los arbotantes, rematados por pináculos.
En catedrales francesas hay predominio de la línea vertical, de forma que el alzado interior
de la nave está dividido en tres franjas horizontales, de abajo arriba: arcada, triforio y
vitrales; las líneas de separación son atravesadas por columnitas o nervios.
En Inglaterra se desarrolla un modelo de catedral muy distinto, en el que la línea
horizontal se ve muy acentuada por las prolongaciones laterales de la catedral,
manteniéndose unas dimensiones verticales inferiores, en el que se resaltan los bordes de
las tres franjas horizontales. Se diferencian en dos cosas: por estar inspiradas en modelos
monásticos cistercienses, tienen dos transeptos; y porque sus extremos son planos, de tal
forma que en lugar de un presbiterio curvo, acaban en una gran cristalera plana de color.
La iglesia abacial de Saint-Denis (Francia): 1144.
• Abad Suger.
• En esta iglesia se produjo la primera
sustitución del muro por vitrales
polícromos.
• Suger edificó la nueva fachada oeste de la
iglesia, con un nártex de tres crujías
rematado por dos altas torres.
• Podemos destacar tres innovaciones:
• Esquema compositivo geométrico: por
medio de instrumentos matemáticos y
geométricos, que rigen la ubicación de los
volúMenes de las torres y la agrupación de
las aberturas.
• El gran rosetón entre las dos torres para iluminar la antigua nave de la iglesia.
• Tres puertas de entrada retranqueadas tras una serie de sucesivas jambas y
arquivoltas concéntricas.
• El cambio más importante fue el nuevo coro construido por Suger, el cual debía
estar bañado por una radiación divina, filtrada a través de imágenes sagradas de
los vitrales polícromos.
• Se construye un deambulatorio doble, y desde el deambulatorio exterior arrancan
7 capillas radiales dotadas de dos grandes vitrales que reducen el macizo de las
estrechas bandas verticales de contrafuertes.
Introducción a la arquitectura. Profesor Rafael García. ETSAM
1º semestre curso 2011-2012 33
Apuntes de: Pablo Neila, Eduardo Prida, Celia Sabio e Irene Vázquez
• El deambulatorio interno y las capillas del exterior se cubren con bóvedas
articuladas por nervios en forma de arcos apuntados. Las bóvedas se apoyan sobre
las doce columnas más esbeltas, confiriendo ligereza al interior.

Entradas relacionadas: