Trabajo del cantar del mio Cid secundaria

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Español

Escrito el en español con un tamaño de 8,07 KB

 

LOS CANTARES DE GESTA


Desde la Antigüedad, muchos pueblos han cantado las hazañas de dis.. Tintos guerreros cuyas acciones significaron un momento importante para el origen o la historia de la comunidad. A estas producciones se las llamó cantares de gesta. Una gesta es un hecho memorable y, desde su etimología, se define como 'hazaña guerrera'. Los poemas de este tipo fueron compuestos por un autor desconocido, difundidos oralmente, y puestos por escrito mucho tiempo después. Esto produjo que, en muchos casos, hubiese distintas versiones del mismo poema.

Los rasgos de la poesía heroica

El cantar de gesta nacíó en Francia a fines del siglo xr y se extendíé al resto de Europa. En España. Es considerado la primera manifestación literaria importante y estaba destinado a evocar entre el público episodios de la historia local o nacional. A pesar del extenso periodo de tiempo que cubren los cantares (Siglo XI a xv), el hecho de que su difusión fuera oral provocó que se conservaran pocos de ellos. El Cantar de mio Cid, el más antiguo conocido en su forma original y que ha llegado casi completo hasta nosotros, fue compuesto (no escrito) en Castilla a mediados del Siglo XII. La recitación estaba a cargo de los juglares, quienes actuaban frente al público recreando la literatura con música, juegos de manos, acrobacia y mímica, entre otros entretenimientos. Como a veces eran autores de las obras que cantaban o recitaban, la palabra juglar pasó a significar 'poeta'. Los juglares de gesta eran los encargados de informar acerca de los hechos de armas recientes 0 pasados que no debían quedar en el olvido. Con frecuencia, reelaboraban cantares preexistentes y, en cada recreación de la historia, algo se repetía, renovaba, agregaba o suprimía. El arte de los juglares era tradicional y colectivo. Como ya se menciónó, después de una larga existencia en la tradición oral, algunos cantares de gesta fueron puestos por escrito. Este hecho garantizaba no solo la transmisión de un texto, sino también su conservación. Los juglares solían tener sus propios manuscritos, códices de formato pequeño. Recordemos que se llama códice a un libro manuscrito a ambos lados de la página, compuesto por cuadernos plegados y cosidos. Según algunos estudiosos de la obra, así llegó hasta nosotros la versión más antigua del Cantar de mio Cid, realizada a partir de una copia preexistente llevada a cabo en 1207 por un copista llamado Per Abbat.

Entre la historia y la ficción

Mientras que los protagonistas de los poemas épicos antiguos, como Aquiles, Ulises y Eneas, fueron personajes pertenecientes a la mitología, los poemas épicos medievales, como el Cantar de mio Cid, se basan en las gestas realizadas por personajes históricos. Los poemas heroicos tienen siempre algo de historia y algo de novela. No se tratan nunca de una narración histórica pura ni de absoluta Ficción novelesca. En el Cantar de mío Cid el elemento histórico es predominante, aunque en la misma obra se den también elementos ficcionales.

La estructura del Cantar

El Cantar de mio Cid tiene los rasgos de lo que se ha llamado mester de juglaría ('oñcio o arte de los juglares'). Estos cantares están compuestos en una forma métrica fácil de memorizar: Los versos se caracterizan por lo siguiente: °Presentan irregularidad métrica: no mantienen a lo largo de la obra una cantidad ñja de sílabas.°Están divididos en dos hemistiquios ('medio verso') separados por una marcada pausa. °La rima es asonante (riman solo las vocales a partir de la última vocal acentuada) y monorrima. Cada una de las series de versos con la misma rima en que se divide el poema se denomina tirada.


RODIRGO, EL Héroe DE LA RECONQUISTA


En el siglo VIII, la península ibérica estaba organizada en pequeños reinos cristianos que se vieron amenazados por una invasión de los pueblos musulmanes. Este hecho hizo que los pueblos cristianos retrocedieran hacia el norte, dejando el territorio sur en poder de los invasores. Hasta el Siglo X, los musulmanes dominaron la regíón, pero ya en el siglo siguiente los reinos de León y Castilla se habían fortalecido de modo tal que se organizó la reconquista de las tierras ocupadas. El Cantar de mio Cid está basado en el tramo final de la vida del personaje histórico Rodrigo Ruy Díaz de Vivar (1043-1099). Cuya fama se debe, sobre todo, a su desempeño en el combate para detener la invasión musulmana durante el Siglo XI. Si para Aquiles, su carácterística principal era la cólera que le permitía hacer frente a peligrosas batallas, en el caso del Cid su valor será la mesura, ya que se comporta de modo sensato y no pierde nunca la compostura. Esta carácterística contribuye a resaltar otras virtudes del héroe, tales como la fortaleza, la sabiduría, la generosidad y su sentido de la responsabilidad. La mesura permite, además, destacar la actitud del Cid como vasallo del rey Alfonso VI. El "vínculo de vasallaje" era la relación que manténía un individuo con su señor. Este vínculo implicaba lealtad, dependencia y sumisión. A pesar de que el rey lo destierra por creerlo culpable de un delito que no cometíó, el Cid continúa respetando su lugar de vasallo.

Los tres cantares

Si bien esta división no está señalada en el manuscrito, los especialistas han optado por estructurar el poema en tres unidades argumentales, conocidas como: "Cantar del destierro, Cantar de las bodas" y "Cantar de la afrenta de Corpes".

Cantar del destierro

Comienza con la salida del Cid de Castilla rumbo al destierro. Aquí se nos muestra al Cid como un personaje profundamente humano, preocupado por el bienestar de su familia y por la suerte de sus hombres. A continuación, comienzan las luchas del desterrado para ganarse el sustento en territorio enemigo.Se produce gradualmente su enriquecimiento -a causa de los botines obtenidosy el Cid empieza a rendirle tributos al rey para recuperar su honra perdida. En este aspecto, el primer cantar termina con la victoria del Cid sobre el conde de Barcelona y la obtención de la espada Colada.

Cantar de las bodas

El Cid conquista la ciudad de Valencia y envía una embajada al rey con vasallos presentes. Este éxito militar despierta la envidia de sus enemigos y la codicia de los infantes de Carrión, quienes planean casarse con las hijas del caballero, Elvira y Sol. Tras una tercera embajada, el rey perdona al Cid, y le pide a sus hijas en casamiento para los infantes. Pese a no estar muy convencido, el padre accede.

Cantar de la afrenta de Corpes:

comienza tres años después de las bodas, en el momento en que los infantes son puestos a prueba en una batalla contra el rey de Marruecos, que ha sitiado la ciudad de Valencia. Los yernos del Cid dan muestras de cobardía, pero este se resiste a aceptar la situación, por lo que pone su confianza en ellos llegando a entregarles, incluso, las espadas ganadas en el campo de batalla: la Colada y la Tizona. A causa de la envidia hacia el Cid, los infantes toman represalia contra él y, en medio de un camino, maltratan a sus hijas y las abandonan en un robledal, en Corpes. Ante la afrenta, el Cid pide justicia al rey y logra recuperar así sus espadas, pero no es suficiente: también exige una reparación de la deshonra infligida a sus hijas. Los infantes y sus secuaces tratan de evitar el desafío, pero los vasallos del Cid retan a los cobardes y, por disposición del rey, se lleva a cabo el duelo. Los infantes resultan vencidos, y el Cid y su familia desagraviados. Este cantar concluye con el nuevo casamiento de las hijas del Cid, esta vez con los infantes de Navarra y Aragón, de manera que el Cid queda vinculado con dos familias reinantes de España.

Entradas relacionadas: