Atención primaria especializada.

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 6,5 KB

 

LA ATENCIÓN PRIMARIA DE SALUD EN Cuba, 1959-1984

El contexto y el comienzo

Siempre que miramos al pasado, la historia nos muestra antecedentes. Esto debe ser entendido respecto a las ideas y conceptos. Estos antecedentes han sido claramente expuestos por el historiador médico
Gregorio Delgado García en distintas ocasiones.1

También es necesario conocer los hechos que estudiamos en el contexto político, económico y social en que se producen. El período a que nos referiremos en este trabajo se sitúa entre 1959 y 1984.

En la década anterior (los 50), el mundo ya se movía en el espacio de la llamada "guerra fría", con su componente de armas nucleares amenazantes. Se fortalecía el "campo socialista", se aceleraba la descolonización en África y Asía. Triunfaba la revolución China, se fortalecían los movimientos de liberación, a la vez proliferaban las dictaduras militares, sobre todo en América Latina.

En Cuba tomaba el poder una dictadura militar, represiva y corrupta, que fue precedida por un breve período de "democracia representativa" donde se destacó la corrupción, la lucha entre pandillas armadas amparadas por el régimen, la subordinación del país a los intereses políticos y económicos extranjeros (Estados Unidos de América- EE.UU.), de los que éramos dependientes. El 25 % de las mejores tierras agrícolas estaban en manos extranjeras, también la energía eléctrica, el servicio telefónico, el suministro de combustibles, la banca, el transporte ferroviario y marítimo y la minería, entre otras actividades económicas relevantes.2-3

La actividad económica era predominantemente agrícola, con gran concentración de la propiedad de la tierra (latifundio), el desempleo y subempleo era permanente y masivo, hasta el 25 % de la fuerza de trabajo. Las exportaciones se hacían en un 60 % a un solo país, igualmente las importaciones en un 75 %, en ambos casos con los EE.UU.

Por lo anterior se ha afirmado que Cuba era un país neocolonial, agrícola, monoexportador y dependiente.

Contra esta situación, donde educación, salud y seguridad social no eran prioridad, y sí fuentes de enriquecimiento ilícito, se hizo la Revolución, que en 1959 dio inicio al cumplimiento del Programa del Moncada enunciado por Fidel Castro en su autodefensa conocida como "La historia me absolverá", y que condujeron a la nueva sociedad cubana, lograda por la voluntad política del movimiento revolucionario y la indoblegable voluntad revolucionaria del pueblo.5

De inmediato emergieron como políticas de la Revolución:


1.La destrucción del aparato represivo de la tiranía que le había permitido perseguir, encarcelar, torturar y asesinar a miles de personas.

2.El restablecimiento de los derechos humanos, que desde la lucha guerrillera se hizo política del movimiento revolucionario, aplicada en esos momentos a sus prisioneros y siempre hasta hoy.

3.La erradicación de la corrupción, de larga historia en Cuba.7

En los dos primeros años las conquistas de la Revolución fueron notables, entre otras:


1.La reforma agraria, que líberó del pago de la renta al 85 % de los campesinos arrendatarios, creó 208 000 nuevos puestos de trabajo y produjo una nueva distribución de la riqueza y un mejor nivel de vida de la población rural.
4

2.La reducción de las tarifas eléctrica, telefónica y de alquileres (entre 30 y 50 %), así como la rebaja del precio de los medicamentos.8-10

3.Aumento de los salarios (de 30 a 40 %) y de las pensiones y jubilaciones

4.Reducción del desempleo (12,5 a 9,0 % entre 1958 y 1962 y hasta 1,3 % en 1970)

Estas políticas elevaron el ingreso y contribuyeron a una mejor calidad de vida de la población.11

Sobre esta plataforma económica se insertaron las políticas sociales, en estos años iniciales del proceso revolucionario. Tres direcciones principales se adoptaron:

--Educación:

erradicación del analfabetismo, nuevas escuelas y maestros, educación gratuita en todos los niveles de enseñanza.

--Salud:

servicio médico rural gratuito, aumento de cobertura, formación de profesionales y técnicos.

--Seguridad social:

para todos, saneamiento económico de las cajas de retiro, nueva legislación.

Es en el contexto de la revolución democrática, popular, agraria y antiimperialista que se inicia en Cuba un movimiento para el desarrollo de la atención primaria de salud (APS).12

La atención a la población rural

Un mes después del triunfo revolucionario, en Febrero de 1959, se crea el Departamento de Asistencia Técnica, Material y Cultural al Campesinado del Ejército Rebelde, y entre sus funciones se incluye la atención a la salud de la población campesina.13

Esta primera medida no provénía del sector salud, débil aún, es en el Ejército Rebelde, donde se conocía con detalle la mala situación de salud de la gente de campo, donde se genera esta acción. Era otra forma de hacer revolución, no sólo con las armas.

Ya en Enero de 1960 se aprueba la Ley 723 creando el Servicio Médico Social Rural (SMSR), para médicos recién graduados, no obligatorio, pero 318 de 330 lo aceptamos. En 1973 ya serían 1 265 profesionales, ya que desde 1962 se incluyeron los estomatólogos.12

Las funciones de la APS en el SMSR asignadas a los hospitales rurales (que se construían y se ponían en funcionamiento desde los primeros meses de 1961) y de los consultorios de los médicos en zona rural (llamados Puestos Médicos Rurales), fueron en esos momentos: la asistencia médica, la vigilancia epidemiológica (con énfasis en paludismo), la vacunación, la educación sanitaria y actuaciones médico legales. Esto indica que desde temprana fecha los servicios que organizaba la salud pública revolucionaria buscaban la integralidad, o sea, la fusión en una unidad aplicativa de la promoción y prevención con la asistencia y rehabilitación.

Una de las primeras tareas educativas que asumieron los médicos rurales fue ofrecer su colaboración a las parteras empíricas llamadas recogedoras, que eran las que brindaban cuidados a las parturientas en las zonas rurales del país. Estas "ayudantas", nombre que recibirían en algunos lugares del Oriente, también asumían otras tareas de la casa en los momentos alrededor del parto.

Entradas relacionadas: