Archipiélagos volcánicos

Enviado por Chuletator online y clasificado en Geografía

Escrito el en español con un tamaño de 3,98 KB

 
diferenciar dos áreas: una más próxima a la costa (cadena litoral, con las mayores 
altitudes), y otra interior (cadena prelitoral, relieves poco elevados), separadas 
ambas por una depresión.
4. Cordilleras Béticas. En el sureste de la Península. Tiene unos 600 m de longitud. 
Se prolonga desde Gibraltar hasta el cabo de la Nao. Resultado de la compresión 
de las placas africana y euroasiática. Se pueden distinguir tres grandes unidades: 
Cordillera Penibética (bordea la costa mediterránea, presenta las mayores 
altitudes de la Península en Sierra Nevada, con picos con unos 3.500 m como el 
Mulhacén o el Veleta, materiales paleozoicos), Fosa Intrabética (entre las 
cordilleras Penibética y Subbética, conjunto de depresiones de origen tectónico 
donde se han depositado materiales de erosión que crean paisajes de badlands 
en zonas como la hoya de Baza y la depresión prelitoral murciana) y Cordillera 
Subbética (se sitúa en el interior, altitudes inferiores, sierras de Cazorla o de 
Segura, en el extremo norte entra en contacto con la Meseta a través de la 
alineación Prebética, o sea con las sierras de Aitana en Alicante o de Espuña en 
Murcia).
- Las depresiones fluviales: la Depresión del Ebro y la Depresión del Guadalquivir. Son 
dos fosas de forma triangular que coinciden con los valles de dichos ríos. Sus altitudes 
medias son inferiores a los 300 m. Su origen está ligado a la formación de las grandes 
cadenas montañosas que las rodean, y al proceso de erosión fluvial y de colmatación
con sedimentos. Originariamente estuvieron abiertas al mar, pero luego quedaron 
cerradas al levantarse las cordilleras, por ello sus sedimentos son tanto de origen 
marino como continental, procedentes de las montañas circundantes. Predominan los 
materiales arcillosos. En la del Ebro aparecen badlands, muelas…En la del Guadalquivir, 
predomina un paisaje con formas suavemente onduladas (lomas, colinas y campiñas) y 
las llanuras litorales, donde se aprecian las marismas.
- Llanuras costeras, especialmente en el litoral mediterráneo.
- Los archipiélagos canario y balear. En Canarias, la actividad volcánica y los procesos 
erosivos posteriores han dado lugar a formas de relieve muy carácterísticas: macizos 
(antiguas cordilleras volcánicas muy erosionadas como el de Anaga en Tenerife), 
Dorsales (cordilleras volcánicas de gran longitud y fuerte pendiente, como La 
Esperanza en Tenerife), conos volcánicos (coronados por un cráter, caen directamente 
sobre el mar formando grandes acantilados como el de los Gigantes en Tenerife), 
calderas (grandes cráteres circulares originados por el hundimiento de antiguos conos, 
destacan las Cañadas del Teide en Tenerife y la Caldera de Taburiente en La Palma), 
roques (lava en forma de agujas, en la boca del cráter, que ha sido erosionada) y valles 
abruptos (barrancos formados por torrentes). Las islas Baleares presentan estructuras 
de relieve bien diferenciadas: Mallorca, Ibiza y Formentera tienen su origen en las 
Cordilleras Béticas, con las que se unen bajo el mar, mientras que Menorca está ligada 
a la Cordillera Costero-Catalana. En Mallorca abundan los paisajes cársticos y se 
distinguen tres conjuntos: Sierra de Tramontana (al norte, la más abrupta, mayores 
altitudes, roca caliza, el pico más alto es el Puig Major), el Pla (depresión central, 
materiales sedimentarios), y la sierra de Levante (poca altitud, roca caliza). Menorca es 
la isla de menor altitud

Entradas relacionadas: