Aportes de Roma en el arte

Enviado por Chuletator online y clasificado en Arte y Humanidades

Escrito el en español con un tamaño de 5,58 KB

 

Teatros. Eran parecidos a los griegos, aunque eran totalmente semicirculares, con la orchestra,  también semicircular, reservada a los actores. Por lo corriente, ya no  se edificaban sobre la  ladera de una montaña, sino sobre arcos y bóvedas, sobre las que se construía el graderío  (cávea),  con  amplias  puertas,  galerías  y  pasillos  de  acceso  (vomitoria),  con  una  fachada  lógicamente semicircular que daba al exterior, con columnatas adosadas al muro y asociadas a  arcos de medio punto de órdenes superpuestos (debajo el dórico o el toscano, encima el  jónico y sobre éste, si existía un tercer piso, el corintio). Al fondo se situaba la scaena, con una columnata  doble,  normalmente  con  órdenes  superpuestos,  que  servía  de  fondo  a  la  representación. El Teatro de Mérida, del siglo I a.N.E es un ejemplo.

Anfiteatros.  Eran  edificios  destinados  a  luchas  entre  personas  (gladiadores)  o  animales,  muchas veces a muerte. Los más grandes, como el Coliseo de Roma, estaban dotados de una  serie de pasillos subterráneos bajo el suelo (la arena) y preparados, incluso, para luchas  navales (naumaquias), para lo cual se dotaban de  complicados mecanismos de ingeniería.  Como su propio nombre indica, eran edificios cuya estructura recuerda a dos teatros adosados  uno frente al otro, dibujando su planta un círculo o elipse

Como los teatros, se construían sobre arcos y bóvedas sobre los que se construía el graderío,  con amplias puertas, galerías y pasillos de acceso (vomitoria) y se usaba en el exterior la  superposición de órdenes en cada piso, algo que tuvo larga tradición en la historia del arte, con las columnas adosadas a la estructura.

Circos. Eran edificios habilitados para las carreras de caballos (cuadrigas si eran cuatro o bigas si eran dos), auténtico deporte nacional romano.  El circo romano era un rectángulo alargado con uno de los extremos en forma de semicírculo y unos pórticos monumentales en el otro extremo, donde se encontraban las carceres para los animales, dividido por un muro bajo (spina) y alrededor de todo su perímetro se levantaban graderíos.

Los destinados a comunicaciones, abastecimiento o higiene:

Acueductos. Para abastecer de agua las ciudades. Se construían en hormigón, sillar, sillarejo y ladrillos unidos con argamasa. Los más importantes ejemplos son el de Segovia, de los  siglos III d.N.E, el Pont du Gard, del I d.N.E, o el Acueducto de los Milagros, de Mérida, del II.


Entradas relacionadas: