Apolo y dafne Bernini función

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Arte y Humanidades

Escrito el en español con un tamaño de 4,28 KB

 

Sin embargo, la obra más original es la iglesia universitaria de San Ivo allá Sapienza (1624- 50, Roma), hecha de ladrillo. La revolucionaria planta es hexagonal (formada por 2

triángulos equiláteros contrapuestos), en cada uno de cuyos lados se abre un nicho semi circular. La misma estructura se repite en el entablamento interior y en la extraña cúpula rematada por una linterna. La iglesia parece más grande de lo que es, rasgo claramente Barroco.
Del resto de su obra destaca el Oratorio de S. Felipe Neri (1637, Roma) con una extraña fachada de ladrillo rematada con frontón mixtilíneo, la iglesia de S. Agnese en la plaza Navona de Roma (1653), proyectada por él pero construida por otros arquitectos y, por último, el único encargo papal: la remodelación de la basílica de S. Juan de Letrán (1642-50) que amenazaba ruina. Todas estas obras convierten a Borromini en el arquitecto "Barroco" por excelencia.

3.- ESCULTURA BARROCA: G. L. Bernini:


Gian Lorenzo Bernini (1598- 1680) dominó casi todas las facetas artísticas: fue arquitecto, músico, ecenógrafo, pintor, pero por encima de todo fue escultor, siendo el equivalente a lo que había sido Miguel Ángel en el s. XVI. Aprendíó a esculpir con su padre, afamado artista. En 1605: su familia se traslada de Nápoles a Roma en donde copia las estatuas antiguas guardadas en .El Vaticano y recibe, corno no, la influencia de M. Ángel. RudolfWittkower, uno de los más grandes expertos en arte Barroco, divide su producción escultórica en cuatro periodos: La etapa juvenil (1615- 24) se caracteriza por esculpir en mármol obras mitológicas y bíblicas para su protector el cardenal Scipione Borgbese destinadas a decorar su villa (la actual Villa Borghese en Roma). Destacan las célebres Apolo y Dafne (1622) y el David (1623), las dos están en el museo de dicha villa. La primera obra capta el instante en que Dafne, perseguida por Apolo, se empieza a convertir en árbol, según cuenta el relato mitológico, corno si el movimiento se detuviera de repente. En el David ocurre lo mismo: se dispone a arrojar la piedra a Goliath y su cuerpo está en tensión para darle más impulso; muerde los labios para indicamos que está concentrado en la acción. Estas obras presentan las carácterísticas más destacadas de su estilo: movimiento exalTadó, líneas de fuga hacia fuera, congelación del movimiento con si fuera una fotografía, posturas forzadas de forma helicoidal, empleando la "forma serpentinata" típica del manierismo, fuertes contrastes luz- sombra sobre todo en los aparatosos plegados de los paños que dan sensación de in materialidad, profundo Naturalismo y el extraordinario virtuosismo en la talla y los acabados. En la segunda etapa (1614- 40), llamada alto Barroco,es protegido por el papa Urbano VIII. En S. Pedro realiza dos obras extraordinarias: el S. Lougines (1629- 38) Y el mausoleo de U rbáno VIII (1627- 47), que se convierte en modelo a seguír y es copiado por otros escultores. El papa aparece sentado en actitud altiva en lo alto del monumento. A ambos lados del sarcófago se sitúan las alegorías de la Caridad (izquierda) y la Justicia (derecha); encima del sarcófago un esqueleto de bronce arranca los títulos del difunto, clara alusión al fin de los bienes terrenales, es decir, es una "postrimería" que serán frecuentes en el Barroco español (por ejemplo, en Valdés Leal). El esquema general es muy parecido a las tumbas de los Médicis, pero con un lenguaje plástico muy distinto. De este periodo es también el Baldaquino de S. Pedro, comentado en la arquitectura. El período medio (1640- 54) es el más creativo de su carrera; su protector es el papa InocencioX. El cenit de su arte y uno de los logros más importantes de la teatralidad barroca es el Éxtasis de S. Teresa (1645- 52) para la Capilla Cornaro (Iglesia de S. M' de la Victoria, Roma). Representa el prodigio de la Transververación de la santa inspirado en un pasaje autobiográfico: la santa entra en éxtasis y ve a un ángel que le clava un dardo de oro en el corazón. Por primera vez se representan las nubes que, unido a los complicados plegados de las ropas de la santa, da la sensación de que las figuras flotan en el aire.

Entradas relacionadas: