Anticomunismo franquista

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 17,96 KB

 

Las bases ideológicas y políticas del franquismo


De 1939 a 1975, España vivíó un régimen autoritario, de dictadura personal, encarnada por el general Franco que mantuvo un férreo control sobre la sociedad española.||A pesar del monolitismo ideológica del régimen, Franco tuvo que apoyarse en distintos sectores sociales que integraban el bloque dominante: falangistas, monárquicos, militares, franquistas, puros y tecnócratas.||Distinguimos entre instituciones y familias:

Instituciones:

El ejército fue hasta el último momento defensor del régimen y de su ordenamiento legal. Su actividad se ceñía que poseía jurisdicción sobre los delitos políticos mediante los consejos de guerra.
La mayoría, sobre todo los altos mandos, compartía con Franco la ideología del anticomunismo, su rechazo al separatismo y su dureza en cuestiones de orden público.||La Falange  propugnaba una síntesis de patriotismo tradicional  autoritarismo de corte fascista. De ahí tomó el régimen su principal arsenal ideológico en las décadas de 1940 y 1950. Con el decreto de unificación de 1937, Franco se adueñó del partido y la Falange se disolvíó en el llamado Movimiento Nacional. ||La Iglesia Católica representó el elemento sancionador de la legitimidad del franquismo. Se produjo una estrecha alianza entre la Iglesia y el Nuevo Estado.||A pesar de estos privilegios, la Iglesia española, se fue alejando del régimen a raíz del Concilio Vaticano II.||Familias del Régimen:

Los monárquicos, estaban divididos entre carlistas y donjuanistas. Los primeros, recibieron algunos cargos en el seno del régimen, encarnaban el tradicionalismo católico y conservador que había defendido siempre el carlismo.||Los partidarios de don Juan, apoyaron al régimen y luego se apartaron de él al no restaurar la monarquía constitucional que existía antes de la proclamación de la II República en 1931. Juan Carlos, en 1967 era nombrado sucesor de Franco y, en 1969, juraba el acatamiento de los Principios Fundamentales del Movimiento.||Los tecnócratas hicieron su aparición en la década de 1960. Muchos de ellos eran monárquicos franquistas o miembros del Opus Dei. Para ellos, el desarrollo económico generaría un bienestar que sustituiría la política ideológica y estas transformaciones sólo podían darse en un régimen autoritario, pero modernizado.||Los franquistas puros, cuya seña de identidad era la adhesión incondicional al Caudillo. El representante más claro fue Carrero Blanco. Juntos, formarán en los últimos años del régimen y en los inicios de la transición el búnker.||Podemos decir que lo único que unía a estos grupos era la fidelidad al Caudillo. A la muerte de Franco, tuvo que ceder su lugar a un proceso democratizador que la propia sociedad española exigía.||Las distintas familias políticas que apoyaban al régimen fueron aportando principios ideológicos con mayor o menos vigencia dependiendo de las circunstancias internas y externas a las que se enfrentará el régimen.


Los principios ideológicos del régimen


En la dictadura franquista existían distintas familias políticas, ante las cuales él ejercía de juez y arbitro supremo. El poder se manifestó siempre en tres vertientes: civil, militar y eclesiástica. Era un militar con escasa formación. Fueron las distintas familias las que aportaron el bagaje ideológico.
El franquismo, tuvo unas fuentes ideológicas plurales procedentes de la totalidad de la derecha y que fueron sucesivas en su influencia.||Principios ideológicos en los que se reconocía el franquismo.

Nacional-patriotismo

La principal aportación ideológica de los militares al régimen fue el nacionalpatriotismo, una visión unitaria y tradicionalista de España. Del espíritu militar provienen las ideas de jerarquía, disciplina, austeridad, autoritarismo, virilidad y fuerte represión. Firmemente anticomunistas, defensor de la ultranza, de la unidad nacional y del orden público.||Nacional-sindicalismo.
La Falange, aportó un gran bagaje ideológico. Suyas son ideas como el hipernacionalismo, la ética de la violencia y represión, machismo, la idea de España como un Imperio, la exaltación del líder, la dirección paternalista de la sociedad…||Nacional-catolicismo.
Se traduce en la defensa de la religión y de la moral católico en sus versiones más tradicionales. El catolicismo conservador, es la fuente ideológica que más surtíó al franquismo. De ahí, provino la moral, el tradicionalismo, el anticomunismo y el antiliberalismo. Este catolicismo ultraconservador buscó la legitimación histórica en el ambiente místico e inquisitorial del Imperio y en la Iglesia de la Contrarreforma.||Principios ideológicos rechazados.

Liberalismo

Tanto los militares, como la Iglesia, como la Falange o los carlistas culpaban al sistema liberal de la república de los males por los que había pasado España. Optan por un sistema sin partidos políticos, sin elecciones, sin división de poderes, sin parlamento y sin las instituciones y carácterísticas de un sistema liberal.||Conspiración judeo-masónica-comunista.
La obsesión y fobia que Franco sentía sobre el judaísmo, la masonería y el comunismo, se debía a que eran introductores de los dos grandes males del S.XIX y XX: la democracia y la lucha de clases. Como alternativa se propone la dictadura autoritaria y los sindicatos verticales.


La evolución política



La etapa azul. El régimen totalitario


1- El auge de la hegemonía falangista. El primer gobierno, sigue las pautas de todos los gobiernos de Franco, pero en esta primera fase hay un predominio cualitativo y cuantitativo de la Falange, debido al papel de Alemania en la escena internacional y a la reciente Guerra Civil. La Falange alentó un programa de encuadramiento de la sociedad típicamente fascista, a través de los sindicatos verticales. El 17 de Julio de 1942, se promulgó la Ley de Cortes, la segunda de las Leyes Fundamentales como otro paso más para institucionalizar el régimen. Las funciones de las Cortes serían más técnicas que políticas, siendo una fuerza de legitimación y apoyo.
2- España y la segunda Guerra Mundial. En 1940 Franco abandona la neutralidad y declara la no beligerancia. Franco se reúne con Hitler en Octubre de 1940 y allí se acuerda que España declararía la guerra a Gran Bretaña para recuperar Gibraltar y ocupar territorios en el norte de África, pero la difícil situación española y el desarrollo de la guerra hizo que esa entrada no se hiciera efectiva. Los que sí hizo España, fue enviar la División Azul contra los soviéticos.||A partir de 1942 con la entrada de EEUU en la guerra, se vio claramente que la derrota de las potencias del eje estaba clara. Franco empieza a cambiar su postura. Así en 1943, se vuelve a la neutralidad y además empiezan una serie de cambios trascendentales para adaptarse a la nueva situación internacional y salvar su gobierno.
3- El inicio del declive falangista. El cambio de la situación internacional y la oposición al predominio de la Falange por parte de la Iglesia y del ejército, hacen que Franco aproveche un incidente para dar un rumbo nuevo a su gobierno.||Franco salíó de la crisis, nombrando un nuevo gobierno en el que se sacrificaba a las dos partes enfrentadas. A partir de la separación de la Falange española, el protagonismo lo asumirían los católicos.||El nacional-catolicismo.
La derrota de las potencias del Eje supónía una verdadera amenaza para la supervivencia de la dictadura en España. Franco, se adoptó a las nuevas circunstancias, siguió contando con las mismas familias políticas, a la vez que modificaba la orientación política del régimen. A partir de la década de los cincuenta, se consigue la legitimación internacional y con ello, la supervivencia de su régimen.||1- El aislamiento internacional y el fin de éste. Después de la segunda Guerra Mundial se inició una campaña internacional que dejó aislada a España del mundo exterior. Los motivos no eran solamente la posición española en la segunda Guerra Mundial, sino también la propia Guerra Civil, y sobre todo, el régimen autoritario que existía en España.||Se retiraron los embajadores, España quedó fuera del Plan Marshall, de la ONU y Francia cerró la frontera con España. A principios de los años se produjo el reconocimiento internacional, motivado fundamentalmente por las circunstancias creadas por el enfrentamiento entre EEUU y la URSS.


En este contexto el catolicismo y el anticomunismo del régimen franquista le valieron para salir de ese aislamiento.|| Volvieron los embajadores en 1951, España ingresó en 1955 en la ONU y sus organismos especializados, y se firmó el concordato con la Santa Sede en 1953, y el Acuerdo hispano-norteamericano.||

2- El nacional catolicismo en el poder. El 18 de Julio de 1945, Franco procedíó a la formación de un nuevo gobierno. Las líneas generales fueron las mismas que el cambio del 42.||En 1945, se promulgó el Fuero de los Españoles en donde se pretendía oponerse a las constituciones democráticas para conseguir la aceptación internacional, defendiendo al franquismo como una democracia orgánica.||La cuarta ley, fue la Ley de Referéndum Nacional de contenido plebiscitario. La quinta fue la Ley de Sucesión a la Jefatura del Estado de 1947. España se definía como un Estado católico, social y representativo, declarándose constituido como Reino. Franco quedaba como Jefe del Estado vitalicio y podía proponer a las Cortes su sucesor. Don Juan rechazó esta ley, pero en 1848 llegó con Franco al acuerdo de que Don Juan Carlos se educaría en España.||3- La crisis de 1956 y el ascenso de los tecnócratas al poder. A mediados de los años 50, la política autárquica había llevado a una difícil situación económica, y la política de los católicos presentaba síntomas de agotamiento, al mismo tiempo que aparecían diversos grupos dentro de la Iglesia católica.||El detonante político de los grandes cambios que se avecinaban grandes cambios fueron los sucesos de Febrero de 1956. Se culpó de la situación al ministro de educación por su política aperturista, pero Franco al hacer remodelación del gobierno no sólo dejó fuera a éste, sino también al falangista Fernández Cuesta.||Existían un grupo de intelectuales católicos liderados por Ruiz Giménez que reivindicaban apertura y libertad de pensamiento, y por otro grupo que inició una línea obrerista y nacionalista que iba a formar parte de la oposición al régimen.||Desde 1956, la Iglesia no se mostró capaz de inspirar una única política. Los tecnócratas del Opus Dei, eran sólo una opción dentro de la Iglesia, facción que iba a tener el protagonismo político y económico hasta el final del franquismo. Las tres figuras claves fueron López Rodo, Alberto Ullastres y Navarro Rubio. Ellos van a ser los protagonistas de la tercera etapa del franquismo.


El desarrollo económico del primer franquismo



La autarquía y las primeras medidas liberalizadoras

La historia económica del período franquista se caracteriza por la profunda  transformación que experimentó la estructura productiva de la economía española.||En esta evolución económica el año clave corresponde a 1959. Hasta entonces la economía española se caracteriza por el estancamiento inicial y el predominio de las actividades agrarias. Los primeros intentos liberalizadores llevarían al Plan de Estabilización de 1959 y desde entonces, la economía española comienza un proceso de expansión que conoce durante los años 60 su máximo apogeo.||La crisis de finales de 1973 desintegra esta política desarrollista y los dos últimos años del régimen son de incertidumbre tanto en la economía como en la política.||Autarquía, estancamiento y racionamiento.
La autarquía económica de España hasta 1945 estuvo motivada por la coyuntura creada por la II Guerra Mundial, y a partir de 1946 por el cerco internacional a España, por lo que se plantearon serios problemas de abastecimiento que dieron lugar a la aparición de las cartillas de racionamiento y del mercado negro que perduraron hasta 1951.||La política económica en esta etapa del franquismo, subordinó siempre la economía a la política antiliberal  anticomunista, y ensalzó los valores rurales y la agricultura. El proceso de ruralización consecuente y el estancamiento general de la economía, paralelo a un proceso inflacionista y a la irregularidad en las cosechas, definen como principal objetivo en toda la década el evitar el hambre.
1-

Política agraria

Se centró en la recuperación de la producción. Se procedíó a la devolución a sus antiguos propietarios de las tierras expropiadas durante la República y la Guerra Civil, y se inició reforma técnica del campo español. Para ello se crearon los siguientes organismos: El Instituto Nacional de Colonización, el Patrimonio Forestal del Estado, el Servicio Nacional de Concentración Parcelaria y Ordenación Rural, el Servicio Nacional del Trigo y la Comisaria de Abastecimiento y Transportes.
2-

Política industrial

En el año 1939 se promulgaban dos leyes de protección y fomento de la industria nacional y de ordenación y difusión de la industria nacional, propias de una economía de guerra y que pretendían lograr el abastecimiento y el desarrollo de las industrias de armamento.||Para suplir la iniciativa privada, en sept de 1941 se creaba el Instituto Nacional de Industria, en forma de holding estatal, cuya finalidad era potenciar la creación de industrias básicas.||Con este marco legal se pretendíó industrializar el país en la década de los 40, objetivo imposible de alcanzar por la falta de materias primas y de equipamiento adecuado.||La autarquía y el intervencionismo produjeron tres efectos sobre la industria española: Se potenció la industria ligera frente a la básica, con ello disminuyó la productividad media y la calidad de los productos.|| Se fortalecíó la tendencia del monopolio, siendo los grandes beneficiarios los grandes bancos y la burocracia estatal.||El Estado fue uno de los grandes inversores de capital, procedente de un sistema fiscal regresivo.


Los inicios de la liberalización


La marginalización de España del Plan Marshall, impidió a nuestro país acceder a créditos que hubieran facilitado una pronta recuperación económica.||

EEUU, concedíó un crédito a España destinado a la compra de productos agrícolas, materias primas y equipo industrial. Otros créditos se sucedieron con anterioridad a la firma de unos pactos de ayuda mutua, plasmados en los tres acuerdos del 26-09-1953 que permitían el establecimiento de cuatro bases militares norteamericanos en suelo español.||La asistencia americana fue poco significativa en el equipamiento industrial necesario para el desarrollo económico, pues la ayuda recibida desde 1953 correspondía a productos excedentarios de EEUU y no resolvieron los problemas de escasez y escasez alimentaria.||Este hecho fue paralelo a la apertura hacía el exterior del régimen y a la resurrección del mercado libre, rebajando el intervencionismo estatal y el proteccionismo para conectar con el liberalismo capitalista.||A pesar de los efectos positivos, la inflación desde 1955-1956 y el déficit en la balanza de pagos, tuvieron efectos negativos sobre el comercio exterior y la reserva de divisas.||El plan de estabilización.
Las dificultades a partir de 1956, provocaron una radical modificación en la política económica del régimen franquista.||Ullastres y Navarro Rubio, elaboraron un Plan de Estabilización Económica, que consideraban imprescindible para asentar sobre una base sólida de proceso de crecimiento económico que se quería iniciar. Ni Franco ni Carrero Blanco lo acogieron con demasiado entusiasmo. Pero, puesto que no se perfilaba otra alternativa con credibilidad, este plan recibíó la aprobación del Gobierno mediante un decreto fechado el 21 de Julio de 1959. Mediante este decreto se impusieron una serie de medidas básicas para orientar la economía del país:||Reducción del gasto excesivo del Estado y del de los particulares, lo que implicó impedimentos en la aprobación de créditos y congelación de los salarios.||Desaparición progresiva de los controles del Gobierno sobre las actividades económicas.||Apertura de la economía española a los mercados exteriores aumentando las facilidades para la realización de importaciones.||El Gobierno dio muchas facilidades a las empresas extranjeras que quisieran instalarse en España.||Para realizar esta transformación económica, España pudo contar con la aprobación importantes créditos internacionales.||Este Plan de Estabilización, fue calificado como la operación económica de más alcance realizada por el Estado en el período 1939-1959. Sus efectos fueron inmediatos y positivos: reducción de la demanda interna y de la inflación, estabilidad de los precios. Pero a cambio, se produjo una restricción de la actividad económica y un notable crecimiento del paro, lo que producirá la emigración de españoles a Europa en desarrollo.

Entradas relacionadas: