Análisis comentario de texto del discurso del método de Descartes

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 8,67 KB

 
En el contexto de la revolución científica en el Siglo XVII, Descartes en contra del escepticismo, que lleva a una parálisis del conocimiento, define que la razón sí es una fuente de conocimiento. Su objetivo era alcanzar la verdad absoluta de la ciencia.//En el Discurso del Método, obra autobiográfica, Descartes expone que la razón es intrínseca e  idéntica en todo ser humano  y que el erros viene de su mal uso.  Para él, solo existe una razón, la humana, que permite diferenciar la de verdad de lo falso y, por tanto, un solo método para guiarla bien. Al principio de esta obra, Descartes muestra una insatisfacción con el saber adquirido.//Descartes es fundamentista y toma las matemáticas como el modelo del saber. Por ello, pretende esclarecer la filosofía, base del conocimiento, para que sea tan perfecta como la matemática, pues hasta ese momento en filosofía todo está en disputa. // Descartes afirma la necesidad de analizar todo lo aprendido. Para ello, propone empezar desde cero, es decir,  rechazar todo lo aprendido, y confiar en su razón como único instrumento de conocimiento. Además, Descartes propone un método para guiar bien la razón, que aplicará a la metafísica, para obtener la verdad e la ciencia, para diferenciar lo de verdadero de lo falso y, además, para generar nuevas verdades. Por ello, fórmula cuatro reglas que se deben seguir.//En primer lugar, l regla de la evidencia, “N tomar nada como verdadera salvo que tenga absoluta evidencia de que lo es”, esto es, dudar de todo. De la aplicación de esta primera regla a la filosofía, surge la duda metódica. Además, con esta regla Descartes apunta el criterio de verdad, ni lo afirma ni lo enuncia.//La segunda, regla del análisis consiste en “dividir todas y cada una de las dificultades con las que me vaya a encontrar y aplicar la intuición en cada una de ellas”. Esta regla está relacionada con la intuición, forma de operar de la razón que capta de forma inmediata la evidencia de algo  sin posibilidad de error.//En cuanto a la tercera, ésta es la d la síntesis, que consiste en volver a reunir todo lo captado con la intuición. Así, si las partes son verdaderas, mediante la deducción, segundo modo de conocer de la razón que permite  preservar el valor de verdad, se obtendrán nuevas verdades.//Por último, la cuarta regla es la de la enumeración, que consiste  en comprobar que el método ha sido bien aplicado.//Ante todo ello, Descartes propone unas normas de conducta, moral provisional que va a aceptar mientras dure la duda. Sin embargo, resultó ser definitiva ya que no va a dudar ni de la teología ni de la moral, pues en el ámbito de la acción no se puede permanecer irresoluto y los principio morales  no son ni verdaderos ni falsos. Así, Descartes formula tres normas de conductas de actuación que tienen sus fundamentos en la razón.//En la cuarta parte del Discurso del Método, Descartes procede a la aplicación del método a la metafísica, base del saber. Así, en primer lugar aplica la regla de la evidencia, va a dudar de todo. De la aplicación de esta regla al conocimiento surge la duda metódica. //Tres son los niveles de duda  de Descartes. En primer lugar, duda de la fiabilidad de los sentidos, es dice, todo lo conocido a través de los sentidos puede ser falso, por lo que concluye que los sentidos no son una fuente infalible de conocimiento, y, por ello, dudad e la apariencia de la realidad extramental. En segundo lugar, Descartes dudad e la existencia de la realidad extramental mediante el argumento del sueño, es decir, duda de la sustancia extensa puesto que no hay nadie fuera de sus conciencia que le garantice que exista alguna realidad. En el tercer nivel de duda, duda hiperbólica, mediante el argumento del genio maligno, el cual aparece en MM y plantea la posibilidad que un genio maligno haya hecho mal su razón intencionadamente, pone en duda su propia conciencia.//Después, Descartes aplica la regla del análisis, de la cual con la intuición capta la primera verdad: “pienso luego existo”, pensar equivale a existir. Esta es la primera verdad porque está enunciada en primera persona, porque no es un contenido de conciencia, pues solo afirma el acto mismo del pensar. Además, ha sido captada con la intuición, es decir, de forma evidente. Con la primera verdad, Descartes afirma la existencia del yo, esto es, su conciencia es existente. //A continuación, Descartes aplica la regla de la síntesis, por lo que a partir de la de la primera verdad con la deducción existe otra verdad con la que afirma la existencia de la sustancia pensante. Asimismo, a partir de la primera verdad, Descartes también enuncia y afirma el anteriormente nombrado criterio de verdad: “todo lo que capte de forma clara y distinta a la  intuición, como he captado el cogito, será verdadero.” No obstante, ahora solo lo afirma ya que por el argumento del genio maligno su razón está sometida a la duda. Por ello necesita  un garante externo a su razón que lo garantice. Es por ello, que busca una idea el objeto de la cual exista en  la realidad extramental puesto que solo conoce algunas ideas y los objetos están puestos en duda.//De este modo, Descartes pasa a analizar la idea de infinito, análisis del cual surge la teoría de la ideas. Esta teoría afirma que las ideas son contenidos de conciencia pero tienen un origen distinto, por lo que se pueden distinguir tres tipos. Las ideas adventicias son aquellas que la realidad ha generado y que proviene de la percepción sensible. En cuanto a las ideas facticias, son aquellas que la imaginación produce. Y las ideas innatas, que forman parte de la conciencia desde siempre, es decir, son inherentes a ella y son captadas con la intuición. Con todo ello, Descartes concluye que la idea de infinito es innata, porque no puede haber sido generada por la imaginación, la causa deber ser mayor que el efecto, ni surgir de la realidad.//A partir de afirmar la idea de Dios, mediante tres argumentos racionales Descartes demuestra la existencia de la idea de Dios. El primer argumento “Dios existe como causa de la idea de infinito”, esto es, el ser infinito existe porque solo él ha podido causar en su conciencia la idea de ser perfecto, infinito, porque la causa debe ser mayor que el efecto. El segundo argumento, “Dios existe como causa de mi ser”. Descartes analiza la idea de perfección, de lo que concluye que proviene de un ser perfecto y, por tanto, solo alguien perfecto ha podido crear algo inferior. Dios tiene prioridad ontológica  y crea a los seres humanos con algo perfecto, la razón, los cuales a su vez dependen ontológicamente de Dios. Por último, con el tercer argumento, argumento ontológico, de San Anselmo de Canterbury, “Dios existe por definición”, concluye a partir de la esencia, esto es, omnipotente, omnisciente, omnipresente, infinito y perfecto, que Dios existe porque es el ser perfecto.//Con estos tres argumentos, Descartes afirma la existencia de la sustancia infinita y que Dios ha causado su razón, por lo que ésta es perfecta: “todo lo que capte de forma clara y distinta a la intuición es verdadero”. Por ello, Dios es el garante del criterio de verdad, su percepción es el origen y la garantía de todo conocimiento verdadero.//Una vez que Descartes tiene garantizado que su razón funciona bien, procede a solucionar la duda. //Primeramente, puesto que Dios es perfecto, ha causado mi ser, y no es engañador, sus principios del pensar son perfectos, es decir, de él provienen las ideas verdaderas. Así, destruye el argumento del genio maligno y soluciona el tercer nivel de duda. //De la solución del segundo nivel de duda, Descartes afirma la existencia de la sustancia extensa, pues como Dios no es engañador porque es el ser perfecto, ha creado bien la razón, así cuando se capta algo como real con la razón, es real.//Por último, soluciona el primer nivel de duda. Descartes afirma que los sentidos pese a no ser completos cuando van acompañados  por la razón, que es perfecta, infalible, creada por Dios, también producirán cierto conocimiento verdadero.//Descartes sostiene que el ser humano es un compendio entre sustancia extensa, el cuerpo, y sustancia pensante, alma o razón, las cuales son irreductibles y se unen en la glándula pineal. La sustancia pensante tiene dos funciones, el entendimiento, facultad de pensar que es propio de la razón, y la voluntad, que Descartes identifica con libertad y de la cual proviene el error. La libertad es, pues, la carácterística esencial de la voluntad y es ella la que nos puede llevar a la verdad o al error, según como la utilicemos.

Entradas relacionadas: