Análisis de los artículos de la organización nacional en la constitución de 1931

Enviado por Chuletator online y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 8,07 KB

 

España, a comienzos del Siglo XIX se encuentra en una auténtica revolución política
ante la invasión francesa por parte de Napoleón. Se constituyen de forma espontánea 13
Juntas provinciales de Defensa que no reconocían el poder de José I con el objetivo de gestionar los asuntos públicos y combatir a los franceses. La Junta Suprema
Central reunida en Cádiz se propone realizar unas Cortes Generales para dar forma a una Constitución, la primera con carácter liberal en España.

Supuso la elección de diputados que representan a los ciudadanos y no a los estamentos.
Predominan individuos pertenecientes a las clases medias y con formación intelectual y
académica (abogados, funcionarios, militares, intelectuales) pero no representantes de
las clases populares. La presencia de nobles y de miembros del alto clero era escasa.
Para representar a los territorios americanos se escogieron a los que vivían en Cádiz y
formaban parte de una burguésía liberal.

Las Cortes mantuvieron al rey Fernando VII como legítimo y abogaron por los siguientes principios: la soberanía nacional reside en las Cortes, la división de poder del estado, el carácter legislativo de las Cortes y la elaboración de una Constitución.

Aunque su redacción había comenzado en las distintas comisiones de trabajo, el texto definitivo fue aprobado el 19 de Marzo de 1812, conocida como "La Pepa". Tomaron como referencia la filosofía francesa liberal de Montesquieu, Rousseau y Voltaire, el pensamiento económico de Smith, los sistemas prácticos inglés y americano y, la tradición española pactista.

Contenía 384 artículos y su contenido se basa en los siguientes principios
fundamentales: la soberanía nacional, la división de poderes (ejecutivo,
legislativo y judicial), la creación de un fuero único para todos excepto militares y
eclesiásticos; derechos de representación; reconocimiento de derechos y libertades
individuales; el catolicismo como confesión nacional;
organización del territorio en provincias y municipios y, creación de un ejército estatal llamado Milicia Nacional.

Abolíó los derechos jurisdiccionales de los nobles pero apoyó la posesión privada de sus
tierras, los derechos de la Mesta, el sistema gremial; puso en marcha una desamortización y abolíó la Inquisición.

Como conclusión, la Constitución rompíó con el Antiguo Régimen, al promover un
estado libre e independiente del absolutismo borbónico y de la dominación napoleónica,
con un gran impacto en la independencia hispanoamericana.

Entradas relacionadas: