El fin del absolutismo y la guerra carlista

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 8,55 KB

 

Las cortes de Cádiz:
La guerra de la Independencia tuvo consecuencias políticas. La ausencia de la familia real dejó en España un vacío de poder, donde se crearon Juntas. Posteriormente se creó la Junta Central Suprema. La Junta Central convocó Cortes Constituyentes, que se reunieron en Cádiz (la única ciudad que no habían ocupado los franceses). Se diferenciaban tres grupos: La mayoría de diputados liberales y defendían las reformas políticas. Minoría absolutistas partidarios de mantener el Antiguo Régimen. Y Algunos diputados americanos preocupados. La obra legislativa sentó las bases de la España contemporánea. Elaboraron la Constitución de 1812, la primera de la historia en España. Aprobaron muchas reformas que pusieron fin al Antiguo Régimen: libertad de imprenta, abolición de la tortura y la supresión de la Inquisición, los señoríos y los gremios, y delcararon la igualdad a todos los ciudadanos. La constitución-
Se aprobó el 19 de Marzo de 1812. ·Reconocía la soberanía nacional, el poder reside en la nacíón. ·Establecía una monarquía moderada hereditaria, el rey promulgaba las leyes. ·Adoptaba el principio de división de poderes. Poder legislativo:
Ejercido por el rey y las Cortes. Los diputados eran elegidos por sufragio universal masculino, pero para ser candidato necesitabas disponer de unas determinadas rentas. Poder ejecutivo:
Correspondía al rey, quien nombraba a los ministros. Poder judicial:
Ejercido por tribunales de la justicia. ·Establecía la religión católica.

El Reinado de Fernando VII:

Sexenio Absolutista (1814-1820)- Un grupo de diputados absolutistas le entregó el Manifiesto de los Persas a Fernando, en el cual le sugerían que restituyera la plena soberanía real. El monarca decretó la abolición de la Constitución de 1812. Era la vuelta al Antiguo Régimen; se restituyeron los señorios y los bienes confiscados a la Iglesia. Los liberales fueron perseguidos y trataron de restaurar el liberalismo mediante pronunciamientos.
Trienio Liberal (1820-1823): En 1820 triunfó el pronunciamiento liberal dirigido por el coronel Riego, que proclamó la Constitución de 1812 en Las Cabezas de San Juan. El rey tuvo que jurar la Constitución, liberar a los liberales encarcelados. Ademas se restauraron las reformas. Moderados: partidarios de reformas suaves para que estas fueran aceptadas por las clases dominantes y el rey- Exaltados: Defendían la aplicación de la constitución de Cádiz y las reformas radicales. Durante el Gobierno liberal hubo varios intentos golpistas de los absolutistas, apoyados por el rey. En 1823, la Santa Alianza envío a España a los Cien Mil Hijos de San Luis, un ejercito que repuso a Fernando VII como rey absolutista.
Final del absolutismo (1823-1833): La restauración de Fernando VII como monarca absoluto coincidió con una crisis. La Hacienda no tenia fondos y la perdida de la mayoría de las colonias americanas agravo mas la crisis. Los liberales protagonizaron el pronunciamiento. Se uníó el problema dinástico. En España estaba vigente la Ley Sálica. Fernado VII no había tenido hijos varones, promulgó en 1830 la Pragmática Sanción, que derogaba la Ley Sálica. Su hija ISabel, nacida en 1830, podía reinar. Muchos absolutistas no lo aceptaron y apoyaron a su hermano, CArlos de Borbón. Cuando murió Fernando, María Cristina, se hizo cargo del gobierno, ya que Isabel era menor de edad. Carlos de Borbón se proclamó rey de España, desencadenándose así la primera guerra carlista. Esta guerra no solo fue un conflicto dinástico, sino también un enfrentamiento ideológico: los liberales, apoyaban a Isabel, y los carlistas, defendían el absolutismo y la vuelta al Antiguo Régimen. El Abrazo de Vergara puso fin al conflicto, aunque carlistas y liberales volvieron a enfrentarse en otras dos guerras.

Isabel II:

Triunfo del liberalismo (1833-1844) Isabel II heredo el trono lo que produjo un periodo de regencias. La primera regente fue su madre, María Cristina. El Gobierno quiso mantener el absolutismo, pero el comienzo de la guerra carlista forzó a la regente a buscar apoyo de los liberales, divididos en moderados y progresistas. María Cristina se alió con los moderados, pero las protestas y el motín de La Granja la obligaron a entregar el Gobierno a los progresistas, que tomaron medidas como la desamortización promovida por Mendizábal y la promulgación de la Constitución de 1837, que no era tan avanzada como la del 1812. María Cristina dimitíó por sus enfrentamientos con los progresistas y asumió la regencia el general Espartero, un militar progresista. Gobernó de forma autoritaria , lo que le granjeó la oposición de moderados y progresistas. Isabel II fue proclamada reina con 13 años.

La Década Moderada (1844-1854

: Isabel II encargó la formación de Gobierno solo a los moderados. Narváez, un general, presidio varios. 1845, se promulgó la Constitución que establecíó la soberanía compartida entre el rey y lasCortes, elegidas x un sufragio muy restringido. También se limitaron algunos derechos individuales. La política ultraconservadora condujo a la radicalizacion de los progresistas y demócratas, que defendían el sufragio universal masculino, y de los republicanos, que deseaban la proclamación de la república. 1854, pronunciamiento de Vicálvaro, dirigido por O'Donnell.

Bienio Progresista (1854-1856):

Hubo una gran actividad legislativa: ley de ferrocarriles, una Constitución (1856) que no llegó a ser promulgada, la desamortización de Madoz de bienes de la Iglesia y de ayuntamientos. En 1856 la reina encargara la formación de Gobierno.

Modernos y unionistas (1856-1868)

O'Donnell había creado la Unión Liberal, un partido centrista que alternó en el Gobierno con los moderados.

Sexenio democrático (1868-1874): En los últimos años de Isabel II se vivíó una grave crisis- ·Se produjeron revueltas en el campo y en las ciudades. ·Los progresistas, los republicanos y los demócratas eran excluidos del poder. ·Distanciamiento del régimen debido al autoritarismo. ·La reina era cada vez más impopular. En 1866, progresistas, demócratas y republicanos firmaron el Pacto de Ostende (derrocar a Isabel II) La Uníón Liberal se sumó al pacto. En 1868 se produjo un pronunciamiento para deponer a Isabel II, liderado por Serrano, Prim y Topete, se crearon juntas revolucionarias. Esta revolución conocida como la Gloriosa , triunfó y la reina abandonó España. Tras vencer a la reina se constituyó un Gobierno provisional presidido por Serrano. En 1869 se creó una Constitución, el primer texto democrático de España. Reconocía el sufragio universal masculino. Monarquía se mantuvo y Serrano fue nombrado regente hasta que se eligiera un rey. Las Cortes eligieron rey a Amadeo de Saboyá, llegó a España después del asesinato de Prim. Amadeo I fue rey democrático pero tuvo que hacer frente a la opsicion de los monárquicos, la Iglesia y los republicanos. La población lo rechazó por ser extranjero y durante su reinado estallaron una guerra en Cuba y otra carlista. Amadeo I abdicó al no poder superar todo esto. Las Cortes proclamaron la Primera República, solo duró 9 meses y tuvo cuatro presidentes: Figueras, Pi i Margall, SAlmerón y Castelar. ·El estallido del movimiento cantonalista- el cantonalismo era una interpretación del federalismo que propónía la organización. España fue una repúblico federal de 17 Estados y Se crearon cantones independientes, pero el movimiento fue reprimido. ·La guerra de Cuba comenzó en 1868 por el descontentó de la población criolla y deseaban participar en el gobierno de la isla. Los sublevados fueron apoyados por EEUU. Este conflicto finalizó en 1878. ·3 guerra carlista, finalizó en 1876 ya en el reinado de Alfonso XII. En esta situación, Pavía dio un Golpe de Estado y se produjo un nuevo pronunciamiento portagonizado por Martínez Campos que restauró la dinastía de los Borbones con Alfonso XII.

Entradas relacionadas: