8.1 el Imperio de Carlos V. Conflictos internos comunidades y germanías

Enviado por Chuletator online y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 6,58 KB

 

La España del Siglo XVI: El modelo político de los Austrias


La etapa de los Austrias Mayores es la época de mayor esplendor de España. Es iniciada por Carlos V, su hijo, Felipe II hereda todo el territorio a excepción de Alemania. El único punto en común que tienen todos los estados del Imperio es el monarca, cada uno tiene sus propias normas y costumbres. El centro del Imperio está en Castilla. Felipe II traslada la capital de Valladolid a Madrid, donde se hace permanente. Esta centralización da una gran estabilidad al Imperio. Este tipo de estado, llamado polisinovial, se apoya en los virreyes, delegados que el monarca tiene en cada reino; yen los consejos, que eran unidades administrativas de carácter consultivo. Destacan el Consejo de Castilla y el Consejo de la Inquisición(común para todo el Imperio).

El Imperio de Carlos V: Conflictos internos. Comunidades y Germánías


Las Comunidades son revueltas, situadas en Castilla, de hidalgos y clases medias urbanas(ciudades) contra la política imperial de Carlos V. Los comuneros reclamaban protección de la industria nacional, respeto a las leyes de reino y mayor participación política. Se produjeron también revueltas campesinas anti señoriales. Adriano de Utrecht(regente) con ayuda de la monarquía y de la nobleza terrateniente los derrota en Villalar en 1521.Las Germánías eran revueltas de artesanos, pequeños burgueses y campesinos(movimiento social) contra la oligarquía ciudadana, la nobleza y el alto clero en la Corona de Aragón. Pedían democratización de los cargos municipales y mejora delos arrendamientos campesinos. Llegaron a tomar Valencia, pero Carlos V, aliado con la nobleza, los vence en 1521.

La monarquía de Felipe II. La unidad ibérica


Felipe II solo recibíó una parte de la herencia paterna pues Carlos V dejó el titulo imperial y la corona de Austria a su hermano Fernando. Heredó de su padre dos objetivos: la lucha por la hegemonía en Europa y la defensa a ultranza de los territorios que formaban el patrimonio. En 1578 murió el rey de Portugal Sebastián I, siguiendo la línea sucesoria el heredero legítimo era Felipe II, lo que significa la uníón dinástica de ambas coronas y por tanto la unidad Ibérica. Felipe II asentó su Corte en Madrid, fue dotando a su monarquía de un carácter mas hispánico, defendíó el catolicismo y lucho contra los turcos, pero surgieron nuevos problemas como la sublevación de los Países Bajos y la rivalidad con Inglaterra. El escaso éxito de esta política y su alto coste llevaron a Felipe II a la bancarrota en tres ocasiones. Al finalizar su España estaba arruinada.

La economía y sociedad en la España del Siglo XVI

A lo largo del Siglo XVI se dio una etapa de crecimiento demográfico y económico. La población se incrementó, alcanzando los 8 millones de habitantes a finales de siglo. Se amplió el espacio de cereales y viñedo aunque la ganadería siguió siendo la base de la economía castellana. Las actividades artesanales seguían siendo escasas. La demanda de productos aumentó en parte debido a los colonos americanos, la conquista americana permitíó el intercambio de productos agrarios. Los gastos de las Guerras acabaron provocando la ruina de la Hacienda Real, el endeudamiento y el aumento de la presión fiscal provocaron la ruina de los sectores productivos. Se mantuvo la sociedad estamental tripartida (nobleza, clero y pueblo llano). Mientras que en los países protestantes mejoraba la consideración del trabajo de artesanos y mercaderes en España eran estimadas incompatibles con el honor.

Cultura y mentalidades en la España del Siglo XVI. La Inquisición


En el S.XVI España se movíó entre el espíritu humanista del Renacimiento y la ortodoxia de la Contrarreforma. Se desarrollaron las nuevas universidades como la de Salamanca y crecíó el número de universitarios. La política de Carlos I y la expansión ultramarina estimuló la atención a los problemas de las relaciones internacionales. Las conquistas también contribuyeron al desarrollo de la navegación, la geografía y las ciencias naturales. El triunfo de la Reforma protestante en territorios europeos provocó un cambio de actitud mental. La sociedad española se convirtió en la mas rígida defensora de la ortodoxia católica. Se fundo la Compañía de Jesús y el 1553 se publico el primer índice de libros prohibidos. Cualquier manifestación heterodoxia podía llevar a la cárcel. A pesar de todo ello la Inquisición era una institución popular y apreciada por el conjunto de la sociedad.

Conquista y colonización de América


La conquista se realizo mediante expediciones particulares, los conquistadores firmaban capitulaciones con la Corona, en las que se fijaban los objetivos y el reparto del botín. Destaca la conquista del Imperio azteca de Méjico por Hernán Cortes, entre 1519 y 1521. La otra gran conquista es la del Imperio inca de Perú por Pizarro y Almagro entre 1531 y 1533. Orellana exploró el Amazonas y Hernando de Soto el Mississippi. Las fértiles tierras del continente hicieron que comenzaran a llegar colonos dispuestos a instalarse en América, los colonos eran en su mayoría andaluces, extremeños y vascos, recibían tierras y se les entregaban un grupo de indios (encomendación) teóricamente para ser evangelizados pero fueron obligados a trabajos forzosos. El trabajo se basó en la explotación de la mano de obra indígena a pesar de las denuncias del padre Bartolomé. La escasez de población condujo a un intenso trafico de esclavos desde África.

Impacto de América en España


La conquista americana permitíó un intercambio de productos agrarios que eran desconocidos hasta entonces en uno u otro lado del Atlántico. El maíz, la patata, el cacao, el tabaco o el cacahuete fueron las aportaciones más relevantes desde América, aunque el oro y la plata fueron las mayores riquezas que extrajeron de América. Los nuevos territorios supusieron una importante fuente de ingresos para Castilla. Durante la primera mitad del Siglo XVI se dio un importante crecimiento económico en la Península. Se formo un circuito que hacía salir la plata de Castilla hacia Europa. El rápido aumento de la cantidad de metal e circulación, tanto en España como en Europa, ante una oferta de productos que crecía mas lentamente, fomento el alza sostenida de los precios dando lugar a un fenómeno conocido como la revolución de los precios

Entradas relacionadas: