4. Tradición y vanguardia en la poesía de Miguel Hernández.

Enviado por Chuletator online y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 3,88 KB

 

¡Miguel Hernández: Nacido en 1910 es considerado uno de los poetas mas significativos del Siglo XX, aunque siguiendo la barra cronológica pertenece a la generación del 36, hay factores que lo relacionan con la del 27.


TRAYECTORIA: En su trayectoria literaria se pueden apreciar varias etapas:
poesía pura, neorromántica, de compromiso y popular.

En el 32, como homenaje a Luis de Góngora escribíó Perito y lunas, una de las obras mas destacadas de la poesía pura. Estos poemas constituyen una sucesión de acertijos poéticos en los que se demuestra la destreza verbal e imaginativa en los que incorpora complejidad metafórica y léxico culto.

Seguidamente, en el 36, escribíó El rayo que no cesa, obra estéticamente neorromántica de temática amorosa compuesta por sonetos. En esta obra, el amor es tratado de un modo en el que la amada es idealizada, presentada como la causa del sufrimiento del poeta.

Más tarde, llegó la Guerra Civil española, época en la que se adentra en la poesía comprometida con obras como Viento del Pueblo y el hombre acecha, en las que las convertía en instrumento útil para mantener bien alta la moral del soldado.

VIento del pueblo:
Poemario épico y optimista formada por múltiples poemas que denuncian las injusticias y se solidarizan con el pueblo oprimido.

EL hombre acecha obra en la que el poeta se aflige a los heridos, las cárceles y el odio entre hermanos.

Finalmente el ultimo Poemario, Cancionero y romancero de ausencias entra en el neopopularismo ya presente en algunos miembros de la generación del 27. En el 38 escribía obras desde la cárcel las cuales recogieron posteriormente las editoriales.

Las obras de Miguel Hernández no eran muy largas, pero si muy variadas, fusiona y explora sin olvidar su incursión en la poesía socia y cívica.


Tradición Y VANGUARDIA: El mas importante es la fusión de tradición e innovación en su obra; fruto de la influencia de las vanguardias. Miguel se inspira en la tradición literaria, de hecho el gongorismo es una tendencia que se aprecia en su primer poemario en el 32, Perito en lunas, obra que incorpora una amplia gama de recursos carácterísticos como la complejidad, léxico culto, bruscos hipérbatos...

El rayo que no cesa, publicada en 1936, asocia no solo con Surrealismo, también con la tradición, de la que toma métrica clásica.

Adolfo Bécquer influyó en Miguel Hernández, en la obra Cancionero y romancero de ausencias, enlaza con una corriente revitalizadora que se inicia con los posrománticos españoles y continua con Machado y la generación del 27.

Seguidamente, con el neopopularismo, Hernández busca una poesía mas directa y cercana a los oprimidos. Poesía que pone de manifiesto su carácter oral y épico (algunas eran leídas para recitarse en el frente).

Por otra parte, el Surrealismo, dará espacio no solo a lo humano, también a lo social y político. En la poesía de Hernández esta rehumanización se aprecia en el Rayo que no cesa y en Viento del pueblo.

SE puede concluir que la obra de Miguel Hernández se origina una clara fusión entre tradición y vanguardia.

Entradas relacionadas: