3.1 evolución política de Al-Ándalus: conquista emirato y califato de Córdoba

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 4,83 KB

 
La conquistaAunque los gobernadores musulmanes del norte de África ya habían pensado en el salto al otro lado del estrecho, en el marco de la política de guerra santa y de expansión territorial, fueron los propios visigodos los que llamaron a los musulmanes para utilizarlos en sus disputas entre facciones de la nobleza visigoda (en ello insisten las fuentes cristianas). En el 711, unos 7.000 musulmanes bereberes dirigidos por TARIQ, lugarteniente de MUSA (Moisés), gobernador de Ifríquiya, desembarcaron en la zona de la actual Gibraltar (monte de Tariq). Reforzado con otros 5.000 hombres más, se enfrentó al rey RODRIGO, junto al río Guadalete, y le derrotó completamente (según la leyenda, por la deserción de los partidarios de AGILA II, hijo de VITIZA . Tras la derrota de Rodrigo, el reino visigodo se derrumbó, ya que en la batalla combatieron la mayoría de los más importantes personajes de la monarquía visigoda.Más tarde, ante el éxito de su subordinado, el gobernador MUSA cruzó a la península con otros 12.000 musulmanes, árabes en su mayoría. Y los dos juntos, entre el 712 y el 714 ocuparon las principales ciudades visigodas que en su mayoría se rindieron sin oponer resistencia, (solo en Toledo o Zaragoza se produjeron luchas importantes). La ocupación fue tan rápida porque los dirigentes visigodos prefirieron firmar PACTOS DE RENDICIÓN (Ej. El de TEODOMIRO de Murcia) con los conquistadores para conservar su enorme patrimonio territorial.Sólo algunos nobles optaron por huir con sus familias hacia el norte, abandonando sus propiedades territoriales. La mayoría del campesinado y del escaso artesanado no fueron molestados por los musulmanes y continuaron con sus ocupaciones. La minoría hispanojudía apoyaría a los musulmanes, dada la persecución permanente que había sufrido bajo la monarquía goda.El emirato de Al-Ándalus (714-929)
Emirato dependiente (714-756): En el 714 Musa y Tariq fueron llamados a Damasco, y dejaron a ABD AL- AZIZ como gobernador del nuevo EMIRATO al que muy pronto los musulmanes llamaron AL-ÁNDALUS. Tras él se sucedieron una serie de gobernadores, dependientes de Ifriquiya, que fueron los que organizaron la administración andalusí. CÓRDOBA se convirtió en capital del nuevo emirato.El Emirato independiente (756-929)En el 750 el mundo islámico estaba envuelto en una cruenta Guerra Civil entre los partidarios de la dinastía del califa
OMEYA y la nueva dinastía de los ABASÍES. En el curso de la guerra los abasíes mataron a casi todos los miembros de la familia del califa Omeya. El único superviviente fue el príncipe ABD AL-RAHMAN, que huyó al Occidente, a al-Ándalus, y con el apoyo de los grupos árabes se convirtió en emir Omeya.Nacía así el Emirato Omeya independiente de Al Ándalus, y su primer emir fue ABD AL-RAHMAN I (756- 788). Pero aunque rechazó la autoridad de los Abasíes de Damasco no quiso (sabia decisión) proclamarse califa para no romper la unidad del Islam. Se establecíó en Córdoba, engrandecíó la ciudad, construyó un palacio e inició la construcción de una gran mezquita (784)El Califato de Córdoba (929-1008)En el 912 se convertía en emir ABD AL-RAHMAN III (912 - 961), el gobernante más importante de la historia de al-Ándalus. Tras varios años de lucha, consiguió pacificar al-Ándalus derrotando todos los focos de rebelión: Bobastro, Mérida, Badajoz, Toledo y, finalmente, Zaragoza. En el 929 Abd al-Rahman se autoproclamó CALIFA y tomó el sobrenombre de al-Nasir (el vencedor con ayuda de Dios). Así, afirmaba que no admitía a ningún otro poder político o religioso superior al suyo (el califato se había roto y había dos califas, uno fatimí y otro abasida). Como jefe político y religioso de los andalusíes (de todas las religiones) gobernó como un auténtico autócrata. A la muerte de al-Mansur en 1002 le sucedíó, en el cargo de visir, su hijo ABD AL-MALIK, que continuó la política de su padre (respetó a Hixam II como califa, y campañas contra los reinos cristianos). Pero a su muerte en 1008 se hizo con el poder su hermano ABD AL-RAHMÁN quien desencadenó una crisis política al intentar que el califa le nombrara su sucesor. Las élites árabes de Córdoba se levantaron contra el visir que fue asesinado en 1009.
Desde ese momento y hasta 1031 al-Ándalus quedará sumida en una serie de rebeliones y golpes palaciegos, entre diferentes grupos árabes, bereberes y eslavos, hasta que en 1031 una asamblea de nobles, reunida en Córdoba, declaró extinguido el Califato.

Entradas relacionadas: