1era

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 6,13 KB

 
Los Objetivos de Control para la Información y la Tecnología relacionada (COBIT ) brindan buenas prácticas a través de un marco de trabajo de dominios y procesos, y presenta las actividades en una estructura manejable y lógica. Las buenas prácticas de C OBI T representan el consenso de los expertos. Están enfocadas fuertemente en el control y menos en la ejecución. Estas prácticas ayudarán a optimizar las inversiones facilitadas por la TI, asegurarán la entrega del servicio y brindarán una medida contra la cual juzgar cuando las cosas no vayan bien. Para que la TI tenga éxito en satisfacer los requerimientos del negocio, la dirección debe implantar un sistema de control interno o un marco de trabajo. El marco de trabajo de control C OBI T contribuye a estas necesidades de la siguiente manera:
• Estableciendo un vínculo con los requerimientos del negocio
• Organizando las actividades de TI en un modelo de procesos generalmente aceptado
• Identificando los principales recursos de TI a ser utilizados
• Definiendo los objetivos de control gerenciales a ser considerados.
La orientación al negocio que enfoca C OBI T consiste en vincular las metas de negocio con las metas de TI, brindando métricas y modelos de madurez para medir sus logros, e identificando las responsabilidades asociadas de los propietarios de los procesos de negocio y de TI.
Una respuesta a los requerimientos de determinar y monitorear el nivel apropiado de control y desempeño de TI son las definiciones específicas de COBIT de los siguientes conceptos:
Benchmarking de la capacidad de los procesos de TI, expresada como modelos de madurez, derivados del Modelo de Madurez de la Capacidad del Instituto de Ingeniería de Software
Metas y métricas de los procesos de TI para definir y medir sus resultados y su desempeño, basados en los principios de balanced business Scorecard de Robert Kaplan y David Norton
Metas de actividades para controlar estos procesos, con base en los objetivos de control detallados de COBIT.
El modelo de madurez es una forma de medir qué tan bien están desarrollados los procesos administrativos, esto es, qué tan capaces son en realidad. Qué tan bien desarrollados o capaces deberían ser, principalmente dependen de las metas de TI y en las necesidades del negocio subyacentes a la cuales sirven de base. Cuánta de esa capacidad es realmente utilizada actualmente para retornar la inversión deseada en una empresa. Por ejemplo, habrá procesos y sistemas críticos que requieren de una mayor administración de la seguridad que otros que son menos críticos.
MEDICIÓN DEL DESEMPEÑO Las métricas y las metas se definen en COBIT a tres niveles:
• Las metas y métricas de TI que definen lo que el negocio espera de TI (lo que el negocio usaría para medir a TI)
• Metas y métricas de procesos que definen lo que el proceso de TI debe generar para dar soporte a los objetivos de TI (cómo sería medido el propietario del proceso de TI)
• Métricas de desempeño de los procesos (miden qué tan bien se desempeña el proceso para indicar si es probable alcanzar las metas)
C OBI T utiliza dos tipos de métrica: indicadores de metas e indicadores de desempeño.
Los indicadores de metas de bajo nivel se convierten en indicadores de desempeño para los niveles altos.
Los indicadores clave de metas (
KGI) definen mediciones para informar a la gerencia-después del hecho-si un proceso TI alcanzó sus requerimientos de negocio, y se expresan por lo general en términos de criterios de información:
• Disponibilidad de información necesaria para dar soporte a las necesidades del negocio • Ausencia de riesgos de integridad y de confidencialidad
• Rentabilidad de procesos y operaciones
• Confirmación de confiabilidad, efectividad y cumplimiento
Los indicadores clave de desempeño (
KPI) definen mediciones que determinan qué tan bien se está desempeñando el proceso de TI para alcanzar la meta. Son los indicadores principales que indican si será factible lograr una meta o no, y son buenos indicadores de las capacidades, prácticas y habilidades. Miden las metas de las actividades, las cuales son las acciones que el propietario del proceso debe seguir para lograr un efectivo desempeño del proceso.
Las métricas efectivas deben tener las siguientes características:
• Una alta proporción entendimiento-esfuerzo (esto es, el entendimiento del desempeño y del logro de las metas en contraste con el esfuerzo de lograrlos)
• Deben ser comparables internamente (esto es, un porcentaje en contraste con una base o números en el tiempo)
• Deben ser comparables externamente sin tomar en cuenta el tamaño de la empresa o la industria
• Es mejor tener pocas métricas (quizá una sola muy buena que pueda ser influenciada por distintos medios) que una lista más larga de menor calidad
• Debe ser fácil de medir y no se debe confundir con las metas


Entradas relacionadas: