12.2. El sexenio democrático (1868-1874): intentos democratizadores. La revolución

Enviado por Chuletator online y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 8,37 KB

 


6.3. EL SEXENIO DEMOCRÁTICO (1868-1874): LA CONSTITUCIÓN DE 1869. EVOLUCIÓN POLÍTICA: GOBIERNO PROVISIONAL, REINADO DE AMADEO DE Saboyá Y PRIMERA REPÚBLICA.

En 1868, Isabel II se vio privada de apoyos a su política por los siguientes motivos:

  • La exclusión del poder de los progresistas y la muerte de Narváez y O´Donnell

  • La crisis económica y los continuos escándalos financieros de su camarilla.

Todo ello motivó varias protestas de ideología progresistas, como la revuelta de la Noche de San Daniel (1865) y la sublevación de los sargentos del cuartel de San Gil (1866). En 1867 murió O´Donnell y fue sustituido al frente de la Uníón Liberal por el general Serrano, quien se adhirió al Pacto de Ostende en contra de Isabel II.


La Revolución Gloriosa comenzó en Septiembre de 1868 con el pronunciamiento de la flota al mando del almirante Topete en Cádiz, secundado por Prim y Serrano, para derrocar a Isabel II. En el manifiesto conocido como “España con honra” se animaba a las masas a que se organizase en juntas locales contra el Gobierno. De esta forma, el pronunciamiento militar se convirtió en una revolución de carácter popular. Isabel II se exilió en Francia tras la derrota realista en Alcolea. Comenzaba entonces el Sexenio
Democrático (1868-1874).Tras la huida de Isabel II se constituyó un gobierno provisional de coalición formado por progresistas, unionistas y demócratas, presidido por Serrano. Su primera medida fue disolver las juntas locales para controlar la revolución, lo que fue criticado por el Partido Demócrata. A cambio, se convocaron elecciones a Cortes Constituyentes mediante sufragio universal masculino, que ganó la coalición gobernante. Los republicanos (separados de los demócratas) obtuvieron un número considerable de representantes. Las Cortes elaboraron la
Constitución de 1869, primera en la historia de España que establecíó un régimen totalmente democrático:

  • Soberanía nacional. La soberanía reside en la nacíón y no en el rey.

  • La no confesionalidad del Estado: se reconocíó la libertad de culto, aunque el Estado se obligaba a mantener económicamente a la Iglesia.

  • Amplio reconocimiento de derechos individuales: sufragio universal masculino, derecho de libre asociación y reuníón y libertad de enseñanza.

  • Monarquía parlamentaria. Se limitaron las facultades de la Corona, aunque seguía ostentando el poder ejecutivo, si bien debía ejercerlo a través de los ministros; el rey también podía suspender las Cortes una vez por legislatura.

  • El poder legislativo residía en unas Cortes bicamerales; tanto el Congreso como el Senado se elegían por sufragio universal masculino, y el Senado pasaba a ser una cámara territorial.

El reinado de Amadeo I

Tras la aprobación de la Constitución, Serrano fue nombrado regente hasta que el gobierno de Prim encontrase un rey, bajo las condiciones siguientes: no ser Borbón, tener voluntad democrática y ser aceptado por las potencias europeas. Tras más de un año de negociaciones internacionales y con los partidos, Prim y los progresistas lograron que las Cortes votaran a Amadeo de Saboyá (perteneciente a la monarquía italiana). Mientras, el Gobierno tuvo que hacer frente en el interior a la agitación social y en el exterior a un levantamiento armado independentista en Cuba. Pocos días antes de que el rey jurase la Constitución como Amadeo I (Enero 1871) su principal valedor, Prim, fue asesinado. Durante sus dos años de reinado acató fielmente la Constitución y asumíó su papel como moderador entre los partidos. Sin embargo, el reinado de Amadeo I fracasó por:




Entradas relacionadas: