Tema 9: Guerra de la independencia

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 4,94 KB

 
La crisis de 1808: La Guerra de Independencia y La Revolución Política
Tras la muerte de Carlos III en 1788, le sucede Carlos IV (hasta 1808), casado con María Luisa de Palma, su prima.
En 1789 estalla la revolución francesa. Ante la revolución, Floridablanca, el primer ministro, estalla en pánico y reprime a los ilustrados. En junio de 1791 se produce la detención de Luis XVI. España se debate entre la solidaridad dinástica familiar o los intereses propios. Finalmente se decanta por la primera opción en los llamados Pactos de familia. Floridablanca es sustituido por el Conde de Aranda, quien pretende una mayor neutralidad con la Convención. Aranda es sustituido por Manuel Godoy, quien intentará frenar la ejecución de Luis XVI, pero no lo conseguirá. Tras la muerte de un familiar, Carlos declara la guerra a Francia, pero al ver que los franceses tomaban Guipúzcoa y Cataluña, España firma la Paz de Basilea (1795), que pone fin a la guerra.
Tras esta paz, Godoy recibe el título de Príncipe de la Paz, y España queda supeditada a Francia. En 1796 se firma el primer Tratado de San Ildefonso. Esta supeditación se refuerza con la llegada de Napoleón al poder. Éste quería aislar a Inglaterra, por lo que impone a España encargarse de ocupar Portugal, único aliado de Inglaterra. En 1801 se firma el segundo Tratado de San Ildefonso y se produce la Guerra de las Naranjas, en la que Godoy dirigirá las tropas contra Portugal ocupando Olivenza. Paralelamente, se suceden las pérdidas de tierras en América. Una vez cruzado Portugal, se produce la Batalla de Trafalgar, en la que las tropas hispano-francesas son derrotadas por el Almirante Nelson, con la consiguiente pérdida de grandes personajes militares y todo el esfuerzo empleado. Napoleón decide establecer el bloqueo hacia Gran Bretaña y Portugal se mantendrá al margen, por lo que decidirá su ocupación a partir del Tratado de Fontainebleau (1807), repartiéndose los territorios ocupados con España.
Paralelamente a la firma de este tratado, se produce un alzamiento de Fernando contra su padre Carlos, Proceso del Escorial. El príncipe es perdonado, y Godoy propone la marcha de la familia real hacia Sevilla, Camino del América. Mientras tanto, el general francés Murat, estará llegando a Madrid.
El 17 de marzo de 1808, se produce el motín de Aranjuez, donde se encontraba la familia real junto a Godoy en su camino a Sevilla. Fernando organiza una rebelión contra Godoy y hace abdicar en él a su padre. En Bayona, Napoleón forzó una nueva abdicación en mayo de 1808, en este caso, de Fernando en su padre, y de éste, en Napoleón, quien pondría como Rey a su hermano José en 1809, que sería José I Bonaparte.
La guerra estalla cuando los franceses se llevan a parte de la familia real para reunirla con la otra parte en Bayona, a lo que los madrileños responden con ataques estallando el conflicto bélico. En una primera etapa, de mayo a diciembre de 1808, se produce la formación de Juntas de Defensa en casi toda España y se acuerda la ayuda Inglesa. José Bonaparte huye de Madrid en julio donde se produce la primera gran victoria española en la batalla de Bailén. Entra Napoleón en Madrid. Hacia 1810 se establece el Consejo de Regencia en Cádiz, donde se convocan las Cortes. En una segunda etapa, hasta 1812, destaca el dominio francés y la imposición del Estatuto de Bayona en contraposición a las Cortes de Cádiz. Surgen las “guerrillas” como forma de combate contra franceses, que eran superiores en número y experiencia, y los “afrancesados”, quienes apoyaban la monarquía Bonaparte. Se sitian ciudades como Zaragoza, liderada por Agustina de Aragón, o Girona. Una tercera parte es el triunfo final tras una ofensiva anglo-española contra franceses. Destacan las batallas de Arapiles y Vitoria. Comienzo de la decadencia de Napoleón con las derrotas en Rusia y Leipzig. Napoleón muere en la batalla de Waterloo.
Como consecuencia de la Guerra, había multitud de muertos y múltiples zonas devastadas. Vuelve el Rey Fernando VII con su absolutismo. Se vuelven a convocar las Cortes de Cádiz y es el comienzo del liberalismo.