T6, p1-2

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 5,32 KB

 

Las causas de la revolucion.

La crisis economica: Mucho tiempo del ultimo periodo de isabel II estuvo caracterizado por una expansion economica. A mediados de la decada de 1860 la situación empezo a cambiar, y en el 1866 habia sido iniciada una importante crisis economica, y constituyo la primerar gran crisis del sitema capitalista a nivel internacional. Tambien coincidio con una crisis de subsistencias que tuvo importantes consecuencias. La crisis financiera fue provocada por la bajada de valor de las acciones de bolsa que se origino a partir de la crisis de los ferrocarriles. La crisis financiera coincidio con una crisis industrial, la industrial textil era abastecida con algodón por eeuu pero por la guerra de secesion americana hubo menos importación de algodón. La crisis de subsistencias se inicio en 1866 y causo malas cosechas que dieron el resultado de una escasez de trigo, que era un alimento basico para la población española, inmediatamente los precios empezaron a subir, el coste del pan sufrio un aumento y lo mismo paso con el arroz, el bacalao. La combinación de ambas crisis agravo la situación.

El deterioro politico: A mediados de la decada de 1860 mucha población española estaba descontenta con el sistema isabelino. Los grandes negociantes reclamaban un gobieron que salvase sus inversiones en bolsa, los industriales pedian proteccionismo y los obreros y campesinos no querian miseria. El partido progresista, era dirigido por Prim, que practico una politica de retraimiento, no quiso participar en las elecciones. En la misma posición se situo el partido democrata, de modo que ambos partidos firmaron el pacto de Ostende. El compromiso propuso que finalizara la monarquia isabelina y dejaba la decision sobre la nueva forma de gobierno en manos de unas cortes constituyentes. A este pacto tambien se unieron los unionistas, que fue fundamental para el triunfo de la revolucion y para definir su carácter.



La revolucion de septiembre de 1868.

La revolucion del 68 y el gobierno provisional: Juan bautista topete, fue protagonista de un alzamiento militar contra isabel II. El gobierno de isabel II defendio el trono con las armas, envio desde Madrid un ejercito para enfrentarse con los sublevados. Se libro una batalla y vencieron los revolucionarios, el gobierno tuvo que dimitir y la reina tuvo que exiliarse. Se constituyeron juntas revolucionarias, que organizaron el levantamiento y lanzaron llamamientos al pueblo. Las juntas propusieron algunas cosas muy radicales que no eran compartidas por los unionistas y progresistas. Los sublevados propusieron a la junta revolucionaria el nombramiento de un gobierno provisional de carácter centrista. El general Serrano fue regenta y el general Prim, presidente de un gobierno formado por progresistas y unionistas.
La constitución de 1869 y la regencia: El nuevo gobierno hizo algunos decretos para satisfacer las demandas populares y convoco elecciones a cortes constituyentes. La constitución de 1869, fue la primera democratica de la historia española, establecio un regimen amplio en cuanto a derechos y libertades: libertad de enseñanza e igualdad para obtener empleo. Tambien proclamo la soberania nacional, el estado se declaraba monarquico. Las cortes estaban compuestas por un congreso y un senado. Hubo una regencia en las cortes, en la que se nombro al general Serrano como regente, mientras Prim era jefe de gobierno.

El intento de renovación economica: Uno de los objetivos de la gloriosa fue reorientar la politica economica. Se pretendia proteger los intereses economicos de la burguesia y de los inversores extranjeros. Se suprimieron las contribuciones de consumos, aunque volvio a restablecerse para las haciendas locales con una nueva ley. Otro decreto establecio la peseta como unidad monetaria para intentar unificar mas. El problema mas grave era la hacienda española, la deuda publica era de 22000 millones de reales. Ademas estaba la crisis de los ferrocarriles que parecia que solo se podia resolver con recursos publicos para subvencionar a las compañias ferroviarias, todo esto se pretendio solucionar por medio de La ley de minas de 1871, que ofrecia facilidades de dinero de el exterior. El ultimo suceso importante fue la liberalizacion de los intercambios exteriores, aprobada mediante la ley de bases arancelarias.