Revolucion italiana

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 3,38 KB

 

Formación del reino de Italia, desde 1815, el norte y el centro de la península italiana se encontraban bajo la influencia austriaca: Milán y Venecia formaban parte del imperio , mientras que los ducados de Módena, Parma y Toscana eran gobernados por príncipes austriacos. Solo permanecían independientes el reino de Piamonte-Cerdeña, con capital en Turín y los Estados Pontificios, cuya capital era Roma. El reino de las Dos sicilias, al sur, estaba gobernado por los Borbones. Todos estos territorios compartían una lengua ,la italiana, casi recluida al ámbito intelectual y literario y la vecindad geográfica. Entre el norte de la península italiana ,más industrializado ,y el sur, agrario y atrasado, existían notables diferencias. En algunos sectores minoritarios de la sociedad italiana creció el deseo de formar un estado unitario .Con este propósito surgieron iniciativas como las siguientes:
Un movimiento intelectual, el risorgimento, que soñaba con la unidad italiana.
Unas ambiciones económicas, lideradas por los comerciantes e industriales piamonteses ,que deseaban ampliar el mercado.
Diversos proyectos políticos. Unos pretendieron unificar a los italianos en torno al Papa, otros, bajo el rey de Piamonte. Mazzini y sus partidarios aspiraban a una República italiana. El fracaso de estos proyectos obligó a buscar otras vías para crear un solo estado italiano. Las revoluciones del 20,30 y del 48 fueron ensayos e los distintos grupos que buscaba la unificación italiana, en el 48, especialmente, creció la oposición popular al imperio austriaco, que era enemigo común de liberales y nacionalistas. El promotor de la unificación italiana fue el conde de Cavour ,un liberal moderado que estaba al frente del gobierno de Cedeña-piamonte y había convertido este reino en un Estado liberal moderno ,y a su rey, Víctor Manuel II (1820-1878), en el candidato idóneo para dirigir la lucha contra los absolutistas austriacos.
La intervención extranjera y la guerra:
Francia y Piamonte entraron en guerra contra el imperio austriaco (1859) y le arrebataron Lombardía.
Una vez libre de la presión austriaca, a Piamonte le resultó fácil anexionarse los ducados centrales y parte de los Estados Pontificios(1860).
Garibaldi, guerrillero republicano y héroe del 48, desembarcó en Sicilia y Nápoles en 1860 con un ejército de voluntarios y derrocó a los Borbones ayudado por los campesinos. Sin embargo, Garibaldi, obsesionado con la unidad de Italia, cedió el poder al rey de Piamonte y este ocupó el sur de la península italiana con sus tropas.
El nuevo reino de Italia ,con capital en Florencia, aprovechó otros conflictos internaciones para completar la unificación: en 1866, valiéndose de la derrota de Austria frente a Prusia, ocupó Venecia, en 1870, coincidiendo con la victoria de Prusia frente a Francia ,ocupó Roma.
Problemas del nuevo reino de Italia:
La integración del sur, la integración de los católicos en la vida pública, el fracaso de la política imperialista en África y un moviendo obrero.