Revolucion francesa

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 4,3 KB

 
REVOLUCION FRANCESA
El fin del antiguo regimen
En mayo de 1789 se abrieron en Versalles, presididos por el rey Luis XVI, los Estados Generales, formados por los representantes de cada Estado o estamento: nobleza, clero y Estado llano. Siguiendo la tradición, estaban separados en el momento de deliberar y tenían un único voto por cada grupo. Los representantes del Tercer Estado (burgueses) exigieron la deliberación conjunta y el voto por persona no por estamento.
La cuestión era importante. Estaba en juego la idea soberanía nacional, es decir, admitir que el conjunto de diputados de los Estados Generales representaban la voluntad de la nación. El monarca y parte de la nobleza no lo aceptaron, y los diputados del Tercer Estado, reunidos el de junio en un pabellón de París
(Jeu de Paume), se erigieron en representantes de la nación (Asamblea Nacionional) y se comprometieron a elaborar una constitución que re jase la voluntad de los franceses.
El pueblo de París respaldó en la calle a los representantes burgueses y, ante el temor de que las tropas reales vieran a los diputados, el 14 de julio asaltaron la fortaleza de la Bastilla, tomaron las armas y se dispusieron a defender por la fuerza el proceso revolucionario. Inmediatamente la revolución se extendió al campo, en forma de una revuelta vuelta antiseñorial (Gran Miedo).
Ante la radicalización popular, la Asamblea Nacional Constituyente decretó, la noche del 4 de agosto, la abolición de los privilegios feudales y promulgó la Declaracion de Derechos del Hombre y del Ciudadano que reconocia como derechos inalienables las libertades individuales y colectivas, así como la igualdad ante la ley y los impuestos.






LA REVOLUCIÓN BURGUESA (1789-1792) En el otoño de 1789, atemorizados, el rey y la nobleza parecieron aceptar la situación y, una vez pacificado el pais, la Asamblea Nacional empezó a legislar para convertir Francia en una monarquía constitucional y parlamentaria .En 1791 se promulgó una Constitución que ejemplifico los ideales del liberalismo político: separación de poderes soberanía nacional, igualdad legal, sufragio censitario Además, se redactaron códigos de leyes que garantizaban la igualdad de todos los ciudadanos, se abolió la tortura, se obligó a pagar impuestos a la nobleza, se expropiaron los bienes de la Iglesia, declarándose bienes nacional y se creó un ejército nacional (Guardia Nacional).
LA CAÍDA DE LA MONARQUÍA
Las reformas del período 1789-1791 satisfacían a los grupos burgueses (girondinos), al concederles derechos políticos y libertad económica. Pero amplias capas de la población mostraron su descontento: el derecho de voto se restringió a los que poseían bienes o dinero (sufragio censitario), y la libertad económica permitía el más absoluto dominio de los ricos frente a los pobres.
Por otro lado, la oposición del rey Luis XVI a la revolución se evidenció cuando intentó huir para unirse al ejército austríaco que planeaba invadir Francia y restablecer el Absolutismo (Fuga de Varennes, junio de 1791). El monarca fue devuelto a París, pero se creó un clima de desconfianza hacia la monarquía. En abril de 1792, los austríacos invadieron Francia y llegaron a las puertas de París. La situación originó un clima de revuelta entre las clases populares
(sans-culottes). Un nuevo grupo político más radical, los jacobinos, movilizó el descontento del pueblo y, el 1O de agosto, de 1792, las masas populares de París asaltaron el Palacio Real, llevaron a prisión al monarca y proclamaron la República (septiembre de 1792).