Republica 1874 y caciquismo

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 4,22 KB

 
   · La constitución de 1869  La más progresista y radicalmente liberal de las constituciones del S.XIX es la denominada constitución democrática de 1869. Estas son sus principales características: 1. Soberanía Nacional. 2. Sufragio universal directo ( para los varones mayores de 25 años). 3. Monarquía democrática con limitación de los poderes del rey. 4. Poder ejecutivo en manos del consejo de ministros. 5. Poder legislativo en unas cortes bicamerales. Ambas cámaras, senado y congreso, son elegidas por el cuerpo electoral. 6. Poder judicial reservado a tribunales. 7. Amplia declaración de derechos, reconociéndose por 1ª vez los derechos de asociación y reunión. 8. Libertad total de cultos religiosos. · La República del año 1874: El golpe del General Pavía y el camino a la Restauración  El 4 de enero de 1874, el General Pavía encabezó un golpe militar. Las Cortes republicanas fueron disueltas y se estableció un gobierno presidido por el General Serrano que suspendió la constitución y los derechos y libertades. El régimen republicano aunque acabó de hecho en este momento, se mantuvo teóricamente un año mas, aunque la dictadura de Serrano fue un simple año previo a la restauración de los Borbones que planeaban los alfonsinos con su líder Canovas del Castillo. La restauración se dio finalmente precipitada por un golpe militar del General Martínez Campos el 29 de diciembre de 1874. El hijo de Isabel II fue proclamado rey de España con el título de Alfonso XII. Se inicia en España el periodo de la Restauración. · El caciquismo   El fraude electoral generalizado que caracterizó el sistema de turno de partidos tiene lugar en el contexto de un país agrario, atrasado y analfabeto. La clave de l adulteración electoral estaba en los “caciques”, que eran los encargados de llevar a la práctica los resultados electorales encargados por las elites de los partidos. Los caciques eran personajes ricos e influyentes en la España rural (terratenientes, prestamistas, notarios, grandes comerciantes…), quienes siguiendo las instrucciones del Gobernador Civil de cada provincia amañaba las elecciones o sus resultados. Los gobernadores habían sido a su vez informados por el ministro de gobernación de los resultados que debían salir en sus provincias siguiendo el “encasillado” acordado por los altos dignatarios políticos. Los métodos desplegados por los caciques durante las elecciones fueron muy variados: amenazas y violencia, coacciones de todo tipo, cambio de votos por favores o por un puesto de trabajo, rebajas de los impuestos, sorteo de quintos, concesión o saldo de préstamos, o simplemente trampas y dificultades de todo tipo en las elecciones conocidas popularmente con el nombre de “pucherazos”. La prematura muerte de Alfonso XII en 1885, abrió el periodo de la regencia de María Cristina de Habsdurgo (1885 - 1902) hasta la mayoría de edad de Alfonso XIII. Tras la muerte del rey, Canovas y Sagasti reafirmaron el funcionamiento del sistema de turno en el denominado Pacto del Pardo (1885). En el denominado “Gobierno Largo” de Sagasta (1885 - 1890) se aprobaron diversas medias de reforma política: en 1887 se estableció la libertad de cátedra, libertad de asociación y de prensa y se suprimió la censura. En 1890 se estableció el sufragio universal masculino. Sin embargo, el sistema de turno siguió basándose en a adulteración sistemática de las elecciones, aunque la nueva ley de sufragio permitió a los partidos republicanos obtener unos cuantos diputados en las ciudades, en donde no funcionaba el caciquismo.