Rene descartes

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 9,79 KB

 
Descartes. Racionalismo dualista
No forma parte de ningún profesorado, su difusión se realizo a través de sus obras y por la correspondencia con los pensadores de su época. Destacando libros como: principios de filosofía, meditaciones metafísicas, reglas para la dirección del espíritu, y discurso del método.
Gnoseología o teoría del conocimiento
Descartes trata de establecer unos principios para conocer la filosofía. Primero establecerá la forma de conocer lo verdadero y falso. En la obra: Discurso del Método, establece que no admitirá ninguna ciencia que no pueda justificarse desde sus principios, o que lleve a la confusión del conocimiento. Así hace un estudio de las aportaciones de la filosofía y la ciencia en la historia; comenzando de esta manera su método
Para descartes, debemos de tener un buen método para razonar, pues da lo mismo como seamos, si no tenemos este método, no razonaremos bien. Estableciendo así un método cartesiano para conocer la verdad:
- Punto de partida o duda universal
- La verdad fundamental
- El criterio de la idea clara y distinta
- Las reglas del método
Punto de partida o duda universal
Descartes de se da cuenta de la continua disputa que se ha mantenido en filosofía y ciencia; por lo que descartes parte de que debemos dudar de todo hasta que no se demuestre que es la verdadera verdad y que no lo es; es decir que lo pongamos todo en duda, en tela de juicio.
Pero necesita de un principio para encontrar el comienzo de su filosofía, el no lo tiene y duda de todos sus conocimientos analizando todas las razones de porque cree en todo aquello que cree, buscando los motivos de las razones.
Así en Meditaciones metafísicas, descartes nos muestra que no debemos creernos de nuestros sentidos, pues alguna vez nos han engañado y si eso es así, por qué no nos van a engañar siempre. También establece que no hay diferencia entre el mundo de los sueños y la realidad, pues los dos son mundos de imágenes, y tomamos como real el mundo de las imágenes sensibles y no los conceptos de razón; por lo que no podemos diferenciarlos. La tercera duda es la de Dios, pues puede tener dos vertientes; una positiva, garantía única del conocimiento; una negativa, al ser omnipotente y libre puede establecer el conocimiento humano como un error constante. Aparece en cuarto lugar el geniecillo mágico, que es capaz de crear ilusiones para engañar al hombre.
La verdad fundamental
Pero descartes se da cuenta que cuando piensa existe, estableciendo esto como el principio de todos sus conocimientos, es lo único que no podemos debatir nuestra propia existencia. El nos revelara por lo tanto el acto de pensar del sujeto; estableciendo la duda como el primer paso para llegar a este pensamiento. Así Descartes establece una filosofía que le da importancia al sujeto frente al objeto.
Ahora buscara las características de un conocimiento verdadero y cierto.
El criterio de la idea clara y distinta
El pensamiento es claro y distinto, por eso es verdadero y se tiene certeza de que existe. Clara porque se ve por sí sola, y distinta porque se distingue de las demás. Por lo tanto el verdadero conocimiento se basa en buscar conocimientos verdaderos y claros; siendo el criterio de certeza el de idea clara y distinta.
Las reglas del método
- No admitir como verdadero nada que no sea evidente
- Analicemos y dividamos lo que tenemos que conocer, captando las ideas simples por la intuición
- Enumera las divisiones para que no quede ninguna fuera
- Procedamos desde las cosas simples a las complejas
La metafísica de las substancias cartesianas
Establece al ser como una sustancia, pues el pensamiento es el acto y el ser es la sustancia pensante. Establece a la sustancia como algo que no necesita de nada para existir, existe por sí sola. Pero solo podríamos establecer esto a Dios, por lo que descartes establece que habla desde un orden metafísico, estableciendo a la sustancia como aquello que no necesita de otra de su mismo orden para existir.
La verdad fundamental establece a un ser caracterizado por penar en el YO, siendo este el primer rango de la sustancia, la sustancia que piensa o pensante. Pero también establece otra sustancia que sea clara y distinta, que será la sustancia material o cuerpo. Así establece las tres sustancias, Dios, espíritu y cuerpo, siendo la diferencia entre Dios y las otras dos clara, pero entre las otras dos no es tan clara pero existe.


Definirá lo propio de la sustancia, aquello que le pertenece, que son los atributos y modos. Los atributos son inseparables de la sustancia y a través de ellos la percibimos; solo existen con la sustancia y nos la manifiestan, de una manera esencial. Así la distinción de la sustancia y el atributo se dará de manera racional. Son los accidentes de la sustancia, no son necesarios, pero que su distinción también se realiza con la razón.
Descartes explica la existencia de dios, o la sustancia divina y dirá que hay tres tipos de pensamientos, los hechos reales, representan algo; hechos activos, nos ponen en marcha hacia algo; hechos semirepresentativos, participan en los dos anteriores.
Establece dentro de los hechos representativos ideas de diferentes clases, adventicias, provienen del exterior; practicas, conseguidas por nosotros; e innatas, connaturales a nosotros. Las innatas son básicamente tres, la idea del Yo, la de Dios y la de la materia.
Se pregunta la realidad objetiva de las ideas, llegando a que la idea del yo y del mundo es clara y por lo tanto la idea de Dios es como la idea del ser perfectísimo, demostrándola por dos vías:
- Vía de la razón clara o suficiente: Dios es la idea del infinito como algo positivo, pues es anterior a la idea del Yo y de la materia. Y esta idea nos la ha tenido que colocar alguien infinito, pues nosotros somos finitos. Esa idea la ha colocado Dios y si la tengo es porque Dios existe. Siendo esta la evidencia de la existencia de Dios
- Vía de la idea clara y distinta: la verdad es la idea clara y distinta, pues debe haber una idea que sea la más clara y distinta, siendo la de un ser perfectísimo que ha de ser Dios.
Pero se le puede criticar a Descartes la existencia de ideas que no existen en la realidad, como pueden ser fantasma, duende…
Dios al ser perfecto no nos puede engañar y por lo tanto ha de ser una realidad verdadera y objetiva. Siendo la garantía de nuestras ideas y verdades y el fundamento de nuestro conocimiento.
La Res cogitans sive mens
Es la sustancia espiritual, es el pensamiento, siendo la esencia de esa sustancia; mas fácil de conocer, pues es captada en la primera intuición del Cogito. Independiente del cuerpo, es la esencia del yo y si hay pensamiento hay espíritu o alma y los niños, dementes… al exponerlo en el plano metafísico, dirá que son sustancias pensantes. El alma espiritual tiene las siguientes propiedades:
- Completa: existe por sí sola, independiente del cuerpo, la unión es accidental.
- Simple: la ser captada por el Cogito, debe ser simple, además no existe unida a nada.
- Espiritual: su atributo es el pensamiento, que no tiene forma y formado por actos de conciencia, por lo tanto el alma es caracterizada por el pensamiento y por tener conciencia.
- Inmortal: la muerte es la descomposición de las partes y el alma es simple, por lo tanto no muere.
Considera al hombre como dual, unión de dos sustancias.
Res extensa sive corpus
Los cuerpos son extensos, por lo tanto divisibles, tiene figura y son inertes, y por lo tanto tienen que ser movidos. Descartes salva las diferencias de las matemáticas y la física. Así solo atenderá al movimiento local, que es mecánico, y no al cuantitativo pues es captado por los sentidos y es engañoso. Por eso los seres físicos son mecanismos y el único que no lo es, es el hombre que tiene sustancia espiritual.
El movimiento proviene de la sustancia divina, pues los seres son inertes y no pueden aplicarse ellos mismo el movimiento. Por lo que dios a colocado un movimiento constante. Así que en el mundo existe una materia a la que se le ha comunicado una cantidad de movimiento, así los átomos se han relacionado entre si y afirma la pluralidad de los cuerpos y la variedad de los cambios.
Alma y cuerpo se relacionan en la glándula pineal, donde hay unos intermediarios, los espíritus animales.
Principios éticos en descartes
Hay tres máximas para ser felices:
- Conformismo social, se dóciles a las leyes, costumbres y usos de nuestro país.
- Tener voluntad, ánimo constante, siempre en la misma dirección.
- Moderación de los deseos, prudentes, contenernos y no cambiar el orden del mundo.
Se apoya en el fundamento de que la ética tiene dos principios, uno del ser divino, en el que Dios es bueno y por lo tanto tenemos que confiar en que todo lo que nos ocurre es bueno; y por otro lado la condición humana, que está determinada por la res cogitans, siendo lo mejor, tenerla separada de la res extensa. Pero hay un terreno el de las pasiones que es compartido por ambas, al alma porque es consciente y al cuerpo porque provoca un movimiento. Las pasiones son buenas si yo las someto, por eso la moderación de los deseos.
La indecisión viene de las pasiones, por lo que hay que ser decidido y no vacilar.