Reformismo liberal y regeneracionismo de Maura

Enviado por nando y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 52,53 KB

 

el reinado d alfonso xiii puso d manifiesto q el régimen d la restauración del siglo xix era incapaz d adaptarse al siglo xx. pese al inicial impulso reformador y regeneracionista, encarnado políticamente en antonio maura y josé canalejas, la monarquía fue incapaz d superar los retos q hubo d afrontar: el nacionalismo catalán, la guerra d marruecos, la conflictividad sindical y la alternancia democrática. se sucedieron numerosas crisis, algunas muy graves: la semana trágica (1909), las revueltas d 1917, la oleada huelguística d 1919 y el desastre d annual (1921). todas ellas obligaron al gobierno a depender cada vez + del ejército; finalmente, un general, miguel primo d rivera, estableció un régimen dictatorial, durante 7 años. la incapacidad del dictador para encontrar un nuevo sistema político e institucional convirtió su etapa d gobierno en un mero paréntesis q, al cerrarse, dejó el camino libre a la alternativa democrática q la monarquía no había logrado instaurar y q habría d traer la ii república en 1931.

ii.- regeneracionismo y revisionismo político

2.1.- las facetas del regeneracionismo

el impacto del 98 en la opinión pública española hizo aflorar el descontento del régimen d la restauración había provocado en la mayor parte d la clase media y d los intelectuales. se produjo un movimiento intelectual y social crítico con el sistema y sus prácticas políticas q se conoce como regeneracionismo. nacido a fines del siglo xix, permaneció vigente durante las primeras décadas d lxx e inspiró a toda una generación d políticos y pensadores d distintas tendencias. el regeneracionismo tuvo varias vertientes social y económica, intelectual y literaria, y política. el regeneracionismo social y político aglutinaba el malestar d las clases productoras q no se sentían representa2 en el régimen d la restauración. el ideólogo principal d esta corriente fue joaquín costa, autor del colectivismo agrario en españa (1898) y oligarquía y caciquismo como forma actual d gobierno en españa (1901-1902). costa censuró el sistema político y el falseamiento d la democracia, y propuso una serie d reformas económicas y educativas q se resumían en el lema despensa y escuela. aunque no llegó a intervenir activamente en política, organizó en zaragoza una liga nacional d productores en 1899, formada x agricultores castellanos descontentos. a esta entidad se unió otro movimiento empresarial, las cámaras d comercio, q constituyeron la unión nacional (1900). posteriormente, costa se inclinó al republicanismo. sin embargo el regeneracionismo intelectual y literario estuvo representado, entre otros, x ángel ganivet, miguel d unam1 y ramiro d maeztu, q expresaban un pesimismo existencial e irracionalista y reflexionaban sobre la decadencia d españa. este espíritu dio lugar a la constitución d la generación del 98. finalmente, esta corriente d pensamiento empleó los argumentos regeneracionistas para dar un nuevo impulso a la política d la restauración. los 1ºs en adoptar estos puntos d vista fueron los políticos conservadores, lidera2 x francisco silvela, quien ya habían expresado la necesidad d cambiar el rumbo del país en un célebre artículo periodístico titulado sin pulso (1898). posteriormente, cuando presidió el gobierno (1899-1900), anunció su propósito d emprender reformas radicales y una verdadera revolución desde arriba. para ello creó 2 nuevos ministerios, separa2 d fomento, q encarnaban las reivindicaciones del regeneracionismo: el d instrucción pública (educación) y el d la agricultura. entre los miembros del gabinete d silvela destacaron raimundo fernández villaverde, q reformó la ha100da estatal, y eduardo dato, q retomó la legislación social iniciada en la i república y reguló los accidentes laborales y el trabajo d mujeres y niños. el gobierno conservador intentó atraerse a un sector del catalanismo. la tarea política d silvela fue continuada x antonio maura, q sep asó del partido liberal al conservador en 1902. los políticos d la izquierda liberal tb adoptaron el espíritu regeneracionista: santiago alba, josé canalejas y melquíades álvarez se acercaron o se integraron en el ala izquierda del partido liberal y fueron los impulsores d su renovación. proponían, además, la reforma del régimen monárquico desde la izquierda y se granjearon las simpatías d muchos intelectuales liberales, como josé ortega y gasset y manuel azaña, así como d discípulos d la institución libre d enseñanza, así como d discípulos del a instituto libre d enseñanza, gumersindo d azcárate.  x encima d ambos parti2 dinásticos estaba la figura del soberano alfonso xiii, q inició su reinado efectivo al alcanzar la mayoría d edad en 1902. la constitución d 1876 le otorgaba un papel relevante para nombrar y destituir gobiernos y dirigir las fuerzas armadas. además, el joven rey tenía una personalidad activa y dinámica y un espíritu moderno; era amante del deporte, los viajes y las grandes inversiones económicas. todo ello parecía anunciar una nueva era d cambios, reformas y modernización realizada desde arriba. el propio alfonso xiii encarnaría, + tarde, el regeneracionismo aplicado al régimen monárquico.

iii.- el reformismo conservador y la crisis d 1909

3.1.- el revisionismo d maura

antonio maura personificó la renovación del partido conservador a comienzos del siglo xix. en 1902 había sido nombrado ministro d gobernación y, con posterioridad, presidió el gobierno en 2 ocasiones: el gobierno corto (1903-1904) y el gobierno largo (1907-1909). tras perder el poder en 1909, ejerció una fuerte oposición crítica frente a su propio partido, dirigido en esa época x eduardo dato. el programa político d maura fue denominado maurismo,  cuyo contenido esencial es el siguiente: conservadurismo católico d masas. en estas fechas fue necesario defender la influencia social d la iglesia católica frente a las pretensiones d la izquierda d crear un estado laico. la sociedad española era mayoritariamente católica y conservadora y debía movilizarse para expresar su opinión en las elecciones y en los actos públicos. conectar a la monarquía con la realidad social. era preciso implantar un corporativismo social d carácter católico, es decir, un sistema político en el q estuvieran representa2 los ciudadanos x corporaciones. para ello era necesario acabar con el caciquismo, q controlaba el sufragio universal; este sistema d voto, además, no representaba a toda la sociedad española. este punto del programa entrañaba una crítica directa al parlamentarismo liberal y a la democracia. incorporar nuevas fuerzas políticas al sistema. en concreto, el catalanismo conservador d la lliga. para ello, maura proyectó una ley d administración local q permitía la formación d mancomunidades; sin embargo, esta ley no llegó a aprobar. llevar a cabo una política exterior nacionalista y expansionista en marruecos para olvidar la derrota d 1898 y dar un nuevo impulso a los militares. estos se habían convertido en un poderoso grupo d presión q contaba con las simpatías del propio alfonso xiii. durante el gobierno d maura sea probó la construcción d una escuadra naval y comenzaron las operaciones bélicas en el norte d áfrica (1909). ambas medidas incrementaron d manera espectacular los gastos adicionales.

3.2.- la semana trágica (1909)

en julio d 1909 estalló en barcelona una crisis conocida como la semana trágica, cuyas secuelas terminaron con el gobierno largo d maura. en este conflicto convergieron varios problemas políticos y sociales: el del catalanismo político, el d los republicanos y el del movimiento obrero. el problema del catalanismo estaba representado a comienzos del siglo xx x la lliga regionalista, fundada en 1901 y liderada x enric prat d la riba y francesc cambó. su objetivo era lograr cierto grado d autonomía administrativa; a cambio, la lliga colaboraría con la monarquía. en este contexto, en noviembre d 1905 se produjo un grave incidente en cataluña: 1s oficiales del ejército, ofendi2 x una caricatura aparecida en la revista satírica nacionalista cu-cut, asaltaron los locales d la publicación y tb los d la veu d catalunya, el periódico d la lliga regionalista. este tipo d ataques protagoniza2 x los militares contra la prensa se habían producido con frecuencia en varios lugares d españa desde la guerra d cuba, pero en esta ocasión provocaron la aprobación, con apoyo del rey, d la ley d jurisdicciones (1906), x la q los delitos contra la patria y el ejército serían juzga2 x tribunales militares. las fuerzas políticas catalanas reaccionaron constituyendo solidaritat catalana, una coalición d to2 los parti2 antidinásticos q aglutinaba desde republicanos federales hasta carlistas, y q obtuvo resulta2 espectaculares en las elecciones d 1907, pese al fraude electoral habitual. los enfrentamientos en cataluña demostraron q las relaciones entre el ejército, q no comprendía el fenómeno del nacionalismo, y el pueblo catalán eran muy difíciles. el problema d los republicanos fue d integración en solidaritat catalana. un grupo se reunió en torno a alejandro lerroux, antimonárquico y enemigo del nacionalismo catalán q estaba respaldado x parte d la burguesía. en 1901 fue elegido diputado x barcelona y en 1908 creó su propio grupo, el partido republicano radical. otro problema fue el movimiento obrero. el sindicalismo catalán, tradicionalmente apolítico e influido x el anarquismo, había encontrado un nuevo instrumento d lucha, la huelga general; con ella se podía paralizar la sociedad y derribar al capitalismo. en 1902 ya se había organizado una huelga general en barcelona y sus alrededores; aunque no tuvo éxito, mostró la capacidad d movilidad sindical. en 1907, los sindicatos formaron una federación d sociedades obreras a la q llamaron solidaridad obrera; aunque nació en barcelona, se extendió después x el resto d cataluña. a pesar d q la federación era apolítica, los anarquistas y los radicales d lerroux pugnaban x su control. x su parte, el sindicato socialista ugt, muy influyente en asturias, vizcaya y madrid, era minoritario en cataluña y se mostraba reacio a convocar huelgas generales. la crisis estalló en julio d 1909 cuando el gobierno d maura obligó a reclutar tropas con destino a la guerra d marruecos, llamando a filas a los reservistas, muchos d ellos casa2 y con hijos. la medida provocó numerosas protestas, especialmente, en cataluña: el 26 d julio, las organizaciones obreras convocaron una huelga general d protesta en barcelona y las localidades vecinas. la huelga, q no tuvo éxito en el resto d españa, degeneró en un motín q duró aproximadamente una semana, donde se produjeron violentos enfrentamientos entre los insurrectos y el ejército, se proclamó varias veces la república, se incendiaron edificios religiosos y se produjeron centenares d detenciones. tras estos sucesos, la represión fue espectacular: se dictaron 5 penas d muerte, la campaña contra las ejecuciones traspasó las fronteras españolas y provocó una repulsa internacional. maura se vio obligado a dimitir para dejar paso a los liberales, a los q acusó d aliarse con los enemigos d la monarquía para desplazarlo del poder (octubre d 1909).

iv.- el reformismo liberal y la crisis d 1917

la semana trágica tuvo consecuencias políticas para las fuerzas d izquierda, q sometieron a revisión su programa d gobierno.

4.1.- el revisionismo d la izquierda: canalejas y los socialistas

el partido liberal renovó sus propuestas y, a la muerte d sagasta, encontró un nuevo líder en josé canalejas, un político del ala izquierda del partido con el q sintonizaban muchos republicanos. canalejas fue presidente del gobierno entre 1910 y 1912, etapa en la q se dedicó a renovar el programa liberal, admitiendo el intervensionismo del estado en la economía y la sociedad, la reforma social, la separación d la iglesia y el estado y la democratización del régimen. el dirigente liberal se mostró riguroso en la represión d una nueva oleada d huelgas (1911-1912), empleando para ello al ejército. en noviembre d 1912 fue asesinado x un anarquista.

la izquierda política antidinástica, x su parte, constituyó una coalición electoral, la conjunción republicano-socialista, q reunía, entre otros, a pablo iglesias, alejandro lerroux e incluso a intelectuales como el catedrático melquíades álvarez y el escritor benito pérez galdós. era la primera vez q el psoe, hasta entonces un partido d escasa relevancia política, salía d su aislamiento y colaboraba con facciones q consideraba burguesas.

en las elecciones d 1910, la conjunción obtuvo numerosos votos en bilbao, valencia, madrid, málaga y barcelona; pablo iglesias fue elegido diputado, lo q significaba q, x vez primera, el movimiento obrero entraba en las cortes.

d la conjunción, sin embargo, se apartaron + tarde el partido radical d lerroux, q perdió progresivamente parte d su influjo entre las masas obreras d barcelona y fue moderando su discurso. melquíades álvarez, x su parte, formó en 1912 el partido reformista, un grupo republicano posibilista, es decir, + interesado x aplicar su programa democrático q x instaurar una república; a él se aproximaron intelectuales liberales como manuel azaña y josé ortega y gasset. el partido reformista colaboró incluso con un gobierno liberal en los últimos años del reinado d alfonso xiii.4.2.- el crecimiento sindical

en las primeras décadas del siglo xx, los sindicatos crecieron d forma significativa. la ugt creó el sindicato minero asturiano (1910), su organización + disciplinada, y se extendió tb al grupo d los ferroviarios (1911). la expansión del sindicato socialista le permitió organizar huelgas d ámbito nacional, como las d vizcaya (1910-1911) y la d los ferroviarios (1912).

en cataluña, solidaridad obrera pasó a convertirse en un organismo sindical nacional, la confederación nacional del trabajo o cnt (1910-1911), q se autodefinía como anarcosindicalista, partidaria del comunismo libertario y apolítica. solo empleaba una táctica, la acción directa, y tenía como objetivo último la revolución social y la supresión del estado y los parti2 políticos, q debían ser sustitui2 x agrupaciones libres d trabajadores.

la organización d la cnt estaba bastante + descentralizada q la d la ugt ya glutinó a la mayoría d los sindicatos catalanes; tuvo tb gran implantación en gijón, valencia, andalucía occidental y zaragoza. sin embargo, tras un intento d organizar una huelga general en 1911, fue ilegalizada durante 4 años y se vio obligada a actuar desde la clandestinidad.

4.3.- los problemas del régimen (1913-1917)

la desaparición d canalejas, la resolución del turno en el gobierno y el estallido d la primera guerra mundial marcaron el comienzo d una etapa d graves problemas q desembocaron en la crisis d 1917.

la sucesión d canalejas. en 1s años, el partido liberal no sólo había perdido a su líder, sino tb a dirigentes históricos como moret (1913) y montero ríos (1914). los políticos q los sucedieron en la dirección del partido, álvaro d fiegueroa (conde d romanones), manuel garcía prieto y santiago alba, no consiguieron aunara  todas las facciones del mismo ni obtener un gran respaldo electoral.

en 1913, el rey entregó el gobierno a los conservadores para q convocasen elecciones y fabricasen su mayoría en las cortes. sin embargo, en esta ocasión, alfonso xiii decidió marginar a maura, rechazado x la izquierda y los liberales, y llamó a eduardo dato como jefe del nuevo gabinete ministerial.

la desunión d ambos parti2, liberal y conservador, dificultó la gobernabilidad del país: ningún líder político era capaz d obtener un respaldo sólido dentro d su partido. esto condujo a una gran inestabilidad, especialmente a partir d 1917, a un bloqueo parlamentario continuo y a la casi permanente suspensión d las cortes. se recurrió sistemáticamente a la formación d gobiernos d concentración, en los q se incluían los dirigentes d 1 d los 2 parti2 o los d ambos a la vez.

el conflicto bélico d la primera guerra mundial (1914-1919), q sea largó inesperadamente, modificó el panorama internacional. aunque españa permaneció neutral, sufrió los efectos d la guerra, pues las repercusiones económicas y sociales fueron importantes: las relaciones comerciales se vieron alteradas, se incrementaron las exportaciones a los países beligerantes y alg1s hicieron grandes fortunas gracias a la guerra. la industrialización se aceleró y tb se produjo una gran inflación: el incremento d precios hizo disminuir los ingresos d los obreros, los emplea2 públicos, los militares y, en general, los asalaria2 q no podían protegerse d la inflación.

ante esta situación, comenzaron las protestas populares a través d motines y disturbios, y, + tarde, d huelgas organizadas x la ugt y la cnt. se presionó al estado para q interviniera y controlara los precios d las subsistencias a fin d impedir q subieran + y q se especulara con ellos. el desenlace del conflicto tuvo, así mismo, una enorme repercusión. para el movimiento obrero internacional, la guerra había sido una lucha entre trabajadores d distintos países. la desaparición d los imperios europeos y el estallido d la revolución rusa, ocurrida en plena guerra, animaron a los republicanos españoles a luchar x una sociedad + democrática. esos mismos acontecimientos fueron recibi2 con temor x los terratenientes, la burguesía y gran parte d la clase media española. este último grupo empezó a desear una solución militar autoritaria q pusiera orden en la sociedad española.

4.4.- la crisis d 1917

la crisis política estalló en 1917 y en ella confluyeron los siguientes factores:

el ejército. desde 1905, tras la ley d jurisdicciones, se había convertido en un grupo d presión: a partir d 1916 organizó las juntas militares d defensa, asociaciones d oficiales q exigían al gobierno mejoras profesionales y salariales. el descontento era mayor entre los oficiales q permanecían en la península, pues se sentían relega2 frente a los q intervenían en la guerra d marruecos, ya q estos ascendían + rápido. el gobierno intentó disolver las juntas y detener a sus dirigentes x rebeldía; estos se negaron a desaparecer y el gobierno tuvo q admitir sus peticiones y reconocer oficialmente el movimiento en junio d 1917. otros funcionarios comenzaron a constituir juntas en el ámbito civil.

la oposición política, encabezada x la lliga. dado q los grupos d oposición no podían expresar su opinión al estar las cortes constantemente suspendidas, se decidió convocar una asamblea d parlamentarios en barcelona en julio d 1917, en la q participaron los catalanistas, los republicanos y pablo iglesias. en esta asamblea se exigió la autonomía para cataluña y la convocatoria d unas cortes constituyentes. fue disuelta x las autoridades.

el movimiento obrero. había organizado ya una campaña para solicitar el abaratamiento d las subsistencias y convocado una huelga d protesta (18 d diciembre d 1916), q fue un éxito rotundo. en colaboración con la cnt, la ugt buscó el apoyo d alg1s sectores del ejército y d los parlamentarios para organizar una huelga general indefinida el 13 d agosto d 1917. aunque el motivo alegado era protestar x el incremento d los precios d los alimentos básicos, la huelga podía desembocar en una revolución q derrocara al régimen. el conflicto duró 1s 5 días; el ejército no apoyó a los huelguistas, sino q los reprimió. los republicanos tampoco respaldaron en su totalidad la huelga y su comité organizador (formado, entre otros, x julián besteiro y francisco largo caballero) fue detenido.

5.- los últimos conflictos d la monarquía

tras los acontecimientos d 1917, la crisis del régimen monárquico se acentuó; en el gobierno se sucedían equipos débiles, sin cohesión entre ellos, q tuvieron q afrontar la radicalización del movimiento obrero, especialmente el del sindicalismo en barcelona, y la guerra d marruecos. ante la incapacidad gubernamental para solucionar ambos conflictos, intervinieron los militares.

5.1.- la radicalización del movimiento obrero

el socialismo español se desligó d la izquierda burguesa y republicana debido en parte a su descontento x el desenlace d la huelga d 1917, pero tb x el impacto q provocó en los parti2 socialistas d toda europa la revolución bolchevique y la formación d la tercera internacional (1919). en el seno del psoe se debatió la conveniencia o no d incorporarse a la nueva organización; finalmente, los socialistas decidieron no ingresar en ella. sin embargo, del psoe se escindieron 2 grupos q acabaron formando el partido comunista d españa (pce, 1922). a pesar d ello, la presencia política y electoral d los socialistas siguió cre100do; llegaron incluso a relegar a los republicanos, q habían quedado bastante desacredita2 después d los sucesos d 1917.

la ugt, q siguió controlada x el psoe pese a la escisión comunista, participó activamente en una nueva oleada huelguística (1919-1920), en especial en madrid. en estos años alcanzó su madurez como sindicato industrial y su récord d afilia2.

la cnt, x su parte, estuvo dirigida x salvador seguí, manuel buenacasa y ángel pestaña. el sindicato, en su congreso d sants (barcelona, 1918), propuso la creación d sindicatos únicos q agruparan a to2 los oficios d un ramo. esta iniciativa proporcionó a la cnt un crecimiento espectacular. la implantación del a cn ten barcelona permitió al sindicato organizar una huelga d trabajadores del a canadiense (febrero-marzo d 1919), la compañía suministradora d electricidad a la ciudad. como consecuencia, barcelona quedó paralizada y sin luz. el conflicto desembocó en una huelga general en la q la cnt controló incluso las noticias q daba la prensa y coaccionó a obreros díscolos y patronos intransigentes.

aunque el gobierno concedió la jornada laboral d 8 horas (1919), se vió desbordado x el conflicto d barcelona, q resolvieron finalmente los militares (1º joaquín milans del bosch y después severiano martínez anido) y la patronal, apoya2 x la lliga.

los empresarios colaboraron con la represión cerrando empresas, contratando pistoleros, etc. los directivos sindicales fueron deteni2, mientras q las autoridades apoyaban a sindicatos d extrema derecha o aplicaban la ley d fugas, q consistía en permitir la huida d los obreros deteni2 para, a continuación, dispararlos.

el clima d violencia alcanzó cotas extraordinarias en barcelona, derribó varios gobiernos y arrojó un saldo d cerca d 300 muertos en varios puntos d españa (1918-1923). el propio eduardo dato y salvador seguí fueron asesina2.

la conflictividad, promovida x la cnt y, en menor medida, x la ugt, llegó incluso a la andalucía rural. en sevilla y córdoba tuvo lugar el llamado trienio bolchevique (1918-1920), durante el q se crearon sindicatos únicos q agrupaban a to2 los oficios e industrias d cada localidad.

la lucha sindical, poco organizada, sec entró en la reivindicación del jornal fijo, la abolición del destajo, la concentración d trabajadores en los locales d los sindicatos y la aplicación d la jornada d 8 horas en los trabajos del campo. tras esta conflictiva etapa, las organizaciones sindicales del campo se debilitaron considerablemente, aunque resurgieron en la década d 1930.

5.2.- la guerra d marruecos: el desastre d annual

el otro gran problema d la monarquía d alfonso xiii fue la guerra d marruecos (1909-1929), cuyas causas fueron las siguientes:

la presencia d francia en el norte d áfrica: algunas potencias europeas (el reino unido y alemania) recelaban d la influencia francesa en el norte d áfrica, en especial en la costa mediterránea. x esta razón, apoyaron la celebración d la confederación internacional d algeciras (1906), x la q francia y españa se repartían la tutela sobre marruecos: el sur del país quedaba bajo influencia francesa, mientras q el norte y la salida al mar mediterráneo se situaban bajo protección española. la rápida intervención francesa en la zona obligó a españa a hacer efectiva su ocupación.

la necesidad d prestigio militar y orgullo nacional. a partir d 1898, el norte d áfrica se convirtió en el espacio + adecuado para la expansión colonial española. para el ejército, la ocupación d marruecos podía ser una compensación x la pérdida d cuba. el norte d áfrica no ofrecía para españa un interés económico importante; sin embargo, empresas y particulares habían hecho allí grandes negocios (minas, ferrocarriles) y estaban muy interesa2 en mantenerlos y protegerlos.

las primeras expediciones españolas se introdujeron en el rif, una región costera q marruecos apenas controlaba. la zona estaba habitada x tribus bereberes q vivían del pillaje y la guerrilla y combatían x motivos religiosos. las tropas españolas d ocupación, x su parte, estaban formada x reclutas inexpertos, sin motivación alguna para invadir territorio ajeno y con un total desconocimiento del terreno. las emboscadas fueron constantes; las represalias entre ambos ban2, típicas d las guerras coloniales, se caracterizaron x su crueldad. en su avance, las tropas españolas tuvieron q enfrentarse a diferentes líderes q actuaban en la región rifeña, como el roghi, un bandido nómada; + tarde, en la zona occidental, el raisuni, jede d kábilas q combatía indistintamente al sultán marroquí y a los españoles; y x último, en la zona oriental del rif, abd-el-krim, un líder nacionalista y republicano q lideró un movimiento d masas independentistas contra los españoles.

la intervención militar propiamente dicha se inició en 1909 cuando los rifeños atacaron a los obreros del ferrocarril q españa estaba construyendo entre melilla y las minas del rif. en la zona conocida como el barranco del lobo se produjo un enfrentamiento q ocasionó numerosas bajas en el bando español.

pese a todo, la penetración española en marruecos continuó lentamente, e incluso se creó un protectorado en 1913. la primera guerra mundial, sin embargo, frenó este avance, q se reanudó en 1919. el conflicto pasó a ocupar el primer plano d la actualidad nacional con motivo d la operación militar conocida como el desastre d la annual (junio-agosto d 1921).

los sucesos d la annual tuvieron 2 efectos importantes:

afectaron al ejército, muy dividido ya entre africanistas o partidarios d seguir la guerra en marruecos, donde habían desarrollado una carrera militar brillante (franco), y peninsulares o junteros, partidarios d abandonar el conflicto (miguel primo d rivera). las acusaciones a los políticos x parte d los militares fueron frecuentes: les reprochaban q les exigieran resulta2 sin proporcionarles los medios adecua2, x lo q alentaron la rebeldía del ejército contra el parlamento, una institución a la q consideraban incompetente.

abrieron un debate sobre las responsabilidades del desastre. este fue un arma política q la oposición utilizó para desacreditar al régimen. se llegó a acusar al rey d animar al general fernández silvestre a emprender una operación imprudente. en este debate destacó en las cortes y obtuvo un gran prestigio el socialista indalecio prieto. la guerra d marruecos era ya muy impopular, pero tras el desastre d annual se hizo difícilmente tolerable para las clases medias y populares.

5.3.- el advenimiento d la dictadura

entre 1922 y 1923, la monarquía d alfonso xiii tenía sólo 2 alternativas para mantenerse: la democratización real del sistema o el establecimiento d un régimen autoritario. se hicieron alg1s esfuerzos x solucionar los problemas a través d medios civiles y constitucionales: se disolvieron las juntas d defensa, se cesó a martínez anido como capitán general d barcelona y se nombró  a un civil para dirigir la crisis d marruecos. no obstante, el régimen derivó en una solución autoritaria. los sistemas dictatoriales fueron una constante en la europa d los años 20, sobre todo en los países agrarios y + atrasa2.

6.- la dictadura d primo d rivera

en la noche del 12 al 13 d septiembre d 1923, el general miguel primo d rivera, capitán general d cataluña, declaró el estado d guerra en su región y repartió el manifiesto titulado al país y al ejército españoles, donde, con un tono regeneracionista, prometía acabar con el terrorismo, la agitación separatista, el desorden y la utilización política d la guerra d marruecos. el golpe militar fue pacífico, ya q la oposición política y social fue muy escasa, empezando x la del gobierno, entonces presidido x el liberal garcía prieto. aunque hubo un intento d huelga general, la protesta sindical fue débil. el rey accedió al golpe d estado y nombró a primo d rivera, presidente d un gobierno militar conocido como directorio. la opinión pública acogió con agrado o indiferencia al nuevo gobierno, q parecía hacerse eco d un clamor general contra la vieja política caciquil y las vacuas discusiones parlamentarias d una clase política fracasada.

la dictadura instaurada x primo d rivera puede dividirse en 2 grandes etapas:

el directorio militar (1923-1925): fue una solución d carácter temporal, primo d rivera ejercía como ministro único y el resto d los militares q lo formaban eran vocales. se proclamó el estado d guerra en todo el país, q se mantuvo hasta 1925, y fueron suspendidas ciertas garantías constitucionales, aunque la constitución no fue derogada. los gobernadores civiles fueron sustitui2 x militares; se nombraron delega2 gubernativos, tb militares, en los ayuntamientos, y los concejales electos fueron reemplaza2 x vocales asocia2, designa2 x sorteo entre contribuyentes d distintas categorías. d esta manera se relegaba a to2 los políticos liberales y se militarizaba la administración.

a partir d 1924, los cargos comenzaron a ser ocupa2 d nuevo x civiles, la mayoría funcionarios y alg1s políticos procedentes d la derecha católica y el maurismo.

el directorio civil (1925-1930): se creó en diciembre d 1925; con él demostraba el dictador su voluntad d permanecer en el poder e instituir un régimen estable y duradero. para ello, formó un gobierno (1925-1930) compuesto x una mayoría d civiles d extrema derecha, muy aleja2 d los políticos d las etapas anteriores d la monarquía. entre ellos, destacaba, sin embargo, un militar, severino martínez anido, vicepresidente y ministro d gobernación; entre los civiles, josé calvo sotelo, ministro d ha100da, y eduardo aunós, titular del ministerio d trabajo. to2 ellos se encargarían d emprender proyectos económicos y sociales.

para afianzar su gobierno, primo d rivera convocó tb una asamblea nacional consultiva (1927) q debería aprobar un nuevo texto legal q legitimase el nuevo régimen. rompía así con el parlamentarismo liberal, ya q en ella no estaban representa2 parti2 políticos, sino intereses corporativos.

con la asamblea, el dictador intentaba ampliar el apoyo social a su régimen; sin embargo, la iniciativa solo fue respaldada x la derecha conservadora + autoritaria (mauristas y juan d la cierva), y x los representantes d los + poderosos intereses económicos del país (banca e industria). no obstante, se llegó a elaborar un proyecto d constitución q instituía un estado corporativo y conservador. el texto no sea probó, lo q puso d manifiesto la incapacidad del régimen para encontrar una fórmula institucional alternativa al parlamentarismo.

además d las acciones encaminadas a la creación d un estado nuevo, las medidas + destacables d la dictadura fueron las siguientes:

la formación del somatén. era una milicia cívica, constituida en barcelona x propietarios y promovida desde hacía años x la derecha y la patronal para combatir el sindicalismo. el dictador la hizo extensiva a toda españa con la creación del somatén nacional (1923), una institución supeditada al ejército para controlar el orden público.

la represión del catalanismo. se prohibió la utilización del idioma catalán en los actos oficiales y se suprimió la mancomunidad d cataluña en 1925. como consecuencia d la represión, el catalanismo derivó hacia la izquierda. alcanzó un gran auge un partido aún + radical q la lliga, el estat catalá; su líder, francesc macià, tuvo q exiliarse d españa y se convirtió en símbolo d la resistencia d cataluña frente a la dictadura. el resto d los regionalismos fueron ignora2, lo cual tuvo un coste muy alto para la monarquía en el futuro.

la finalización d la guerra d marruecos. pese a q el general primo d rivera siempre se había mostrado partidario d abandonar marruecos, los éxitos d abd-el-krim, q llegó a controlar los territorios del protectorado español, suscitaron las quejas del ejército. el dictador rectificó su postura y pasó a la ofensiva gracias a una operación militar conjunta con francia q se inició con el desembarco d alhucemas (1925), en el q el adversario quedó cercado x la retaguardia. 2 años después terminaba la guerra q causó + d 25.000 bajas y + d 5.000 millones d las antiguas pesetas. la conclusión d este conflicto fue el mayor éxito d la dictadura.

el diseño d una política social. 1 d los retos principales del régimen fue solucionar la conflictividad social, q disminuyó notablemente. para ello, eduardo aunós creó la organización corporativa nacional (1926), un nuevo marco d las relaciones laborales constituido x los comités paritarios. estos eran órganos arbitrales existentes en las empresas cuyo fin consistía en resolver los conflictos laborales. estaban forma2 x 10 vocales, 5 en representación d los obreros y 5 en representación d las organizaciones patronales, además d 2 miembros del ministerio d trabajo. para q este sistema funcionara, el gobierno logró la colaboración d los socialistas y d los sindicatos libres; estos últimos tenían cierta presencia en barcelona y se hallaban próximos a la extrema derecha. x el contrario, se marginó y persiguió a la cnt y al pce, q fueron ilegaliza2.

el establecimiento d una política económica. la dictadura se benefició d un período d crecimiento q duró hasta 1929, lo q permitió q se incrementaran los gastos estatales, sobre todo los dedica2 a obras públicas e infraestructuras. el promotor d esta política fue calvo sotelo; sin embargo, la financiación d las obras públicas fue insufi100te debido a la ausencia d reformas fiscales q permitieran ampliar los ingresos del estado.

la oposición a la dictadura

la dictadura apenas prohibió las formaciones políticas ni reprimió con dureza la oposición, aunque sí recurrió a la censura, a los procesos judiciales, al aislamiento d alg1s líderes d la oposición y, a veces, al enfrentamiento directo con políticos e intelectuales. pocos políticos (sánchez guerra, alba macià) se exiliaron. en la oposición se encontraban los antiguos parti2 d la restauración, d cuyas filas surgieron muchos republicanos q protagonizarían el régimen político posterior, como el liberal niceto alcalá zamora y el conservador sánchez guerra. los republicanos históricos, como lerroux, o los nuevos, como manuel azaña, no tuvieron una gran relevancia política hasta 1928; determina2 sectores del ejército se enfrentaron con el dictador y organizaron conspiraciones como la sanjuanada (1926), motivada x un enfrentamiento sobre los ascensos surgi2 entre el cuerpo militar d artilleros y el general primo d rivera.

formaban parte d la oposición la mayoría d los intelectuales. tuvo gran repercusión la polémica entre el dictador y el escritor y catedrático miguel d unam1, q fue expulsado d la universidad d salamanca y desterrado a fuerteventura. a los disidentes d la dictadura se unieron los persegui2 x ella; el nacionalismo catalán, la cnt y el pce.

a partir d 1928, se hizo patente la decadencia política del régimen d primo d rivera, quien, además, se encontraba gravemente enfermo. las conspiraciones contra el gobierno aumentaron, al = q la movilización d los republicanos; desde 1929 se incrementó la conflictividad social. en enero d 1930, d una forma sorprendente, el dictador dimitió y se exilió a paris donde murió poco después, dejando a alfonso xiii frente a un grave problema d gobierno.

7. d la monarquía a la república

tras la dimisión del dictador, alfonso xiii confió el poder al general dámaso berenguer, dando paso a un período d gobierno q los comentaristas políticos bautizaron con el nombre d dictablanda.

berenguer buscó un retorno a la normalidad constitucional d 1876 como si nada hubiera sucedido. en enero d 1931 fue reemplazado x el almirante juan bautista aznar, q formó un gobierno monárquico d concentración compuesto x políticos q aún respaldaban al monarca (d la cierva, el conde d romanones, garcía prieto, regionalistas d la lliga). el nuevo gobierno anunció la convocatoria d elecciones, 1º municipales y después a cortes constituyentes, y se comprometió tb a conceder la autonomía a cataluña.

no toda la derecha aceptó la vuelta a la situación política anterior a la dictadura; antiguos miembros d la unión patriótica creada x primo d rivera constituyeron la unión monárquica nacional (1930), una formación política q rechazaba el régimen parlamentario. en ella militaba, entre otros, josé antonio primo d rivera,el hijo del dictador.

entre tanto, la oposición republicana había creado nuevos parti2, en gran parte integra2 x profesores, periodistas y aboga2: acción republicana (1925) liderado x azaña; el partido republicano radical-socialista (1929), x marcelino domingo; la organización republicana gallega autónoma (orga, 1929), d carácter autonomista; y la ezquerra republicana d catalunya (marzo d 1931), una formación nacionalista y republicana dirigida x macià y lluis companys.

parte d la derecha conservadora y católica d españa tb encontró acomodo en el republicanismo con la creación d la derecha liberal republicana (1930), donde había antiguos liberales como alcalá-zamora y mauristas como miguel maura, hijo menor d antonio maura. a estas fuerzas se unió lerroux, representante del republicanismo histórico.

los parti2 republicanos se reunieron en agosto d 1930 y firmaron el pacto d san sebastián, x el q se comprometían a llevar a cabo una insurrección q instaurara la república en españa. crearon un comité revolucionario, q era, en realidad, un gobierno provisional clandestino, presidido x alcalá-zamora.

en octubre se unieron al pacto psoe y la ugt, q promovieron una huelga general d apoyo a las fuerzas republicanas. la huelga fracasó y su comité fue encarcelado.

a estas fuerzas políticas y sociales se unieron los intelectuales d la agrupación al servicio d la república (1931), lidera2 x josé ortega y gasset y gregorio marañón, entre otros, y la federación universitaria escolar (fue, 1927), q promovió la agitación infantil.

la actitud d alg1s sectores del ejército supuso, así mismo, un respaldo a la causa republicana. los capitanes fermín galán y garcía hernández protagonizaron una sublevación en jaca (huesca, diciembre d 1930) q se adelantó a la insurrección proyectada x los firmantes del pacto d san sebastián. el levantamiento fracasó y sus 2 dirigentes fueron fusila2, proporcionando a la causa republicana 2 mártires cuyos retratos fueron difundi2 x la imaginería d la época.

sin embargo, la república no llegó a través d un pronunciamiento militar, sino a través d una convocatoria electoral q los republicanos percibieron como un plebiscito a favor o en contra d ella.

las elecciones municipales q solían convocarse antes q las generales para controlar los ayuntamientos y, a través d ellos, manipular las elecciones a cortes, se celebraron el 12 d abril d 1931.  los firmantes del pacto d san sebastián acudieron formando una coalición electoral. el sistema electoral caciquil propio d la restauración estaba anquilosado tras 8 años d dictadura, x lo q apenas pudo controlar las áreas rurales; en estas zonas los resulta2 fueron favorables a los parti2 monárquicos. x el contrario, en las capitales d provincia, donde los votos expresaban realmente la opinión pública, triunfaron los republicanos.

los resulta2 electorales sorprendieron a todo el mundo, incluso a los líderes republicanos. el propio rey, a la vista d lo sucedido en las elecciones partió al exilio dejando un vacío d poder q solo la república y la democracia d masas podían cubrir.