Olfato

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Biología

Escrito el en español con un tamaño de 3,99 KB

 
Olfato

Por medio de este trabajo, hablaremos acerca del Sentido del Olfato. Pasaremos a través de su estructura, y de su función, además de su relación con el sistema nervioso humano.
La nariz se divide en dos compartimientos separados por el tabique nasal, los cuales tienen dos orificios de salida denominados narinas. Por otro lado la nariz termina en unas aberturas que se comunican con la faringe.
En las paredes laterales de las fosas nasales se encuentran unos huesos esponjosos llamados cornetes, éstos se encargan de calentar y limpiar el aire que va hacia los pulmones. Debajo de cada cornete existen espacios denominados Meatos, que comunican la nariz con los senos paranasales.

El armazón óseo de la nariz está constituido por huesos, cartilagos duros y cartilagos blandos. Los huesos duros forman la parte superior y los laterales del puente, los cartílagos forman los laterales de las fosas nasales y el propio tabique nasal.
Las paredes nasales están revestidas por mucosas que tienen como función esencial el acondicionamiento del aire inhalado. Además la mucosa atrapa y quita el polvo y los gérmenes del aire cuando se introducen en la nariz.
La nariz es el órgano donde reside el sentido del olfato. En el epitelio olfativo se encuentra la pituitaria amarilla, constituida por un grupo de células nerviosas con pelos microscópicos llamados cilios. Éstos están recubiertos de receptores sensibles a las moléculas del olor. Estas células son las que establecen sinapsis con las neuronas de los bulbos olfatorios, que enviarán las señales al cerebro.



En el hombre, el sentido del olfato está menos desarrollado que en muchos animales, quizá porque al contrario de éstos no depende de él para buscar alimento, hallar pareja o protegerse del enemigo. Sin embargo, el olfato es el más sensible de todos nuestros sentidos: unas cuantas moléculas, es decir, una mínima cantidad de materia bastan para estimular las células olfativas.
Las mujeres tienen el sentido del olfato más desarrollado que los hombres. Hay personas que tienen mejor olfato que otras, probablemente porque sus receptores funcionan mejor o están más especializados.
El área de la nariz humana sensible al olor es de unos pocos centímetros cuadrados. Mientras que en el perro, por ejemplo, recubre la membrana mucosa nasal por completo.
Las sensaciones olfativas suelen confundirse con las del gusto, ya que ambas son traducidas por el mismo estímulo químico, es decir, muchas sensaciones que se perciben como parte del gusto tienen su origen en realidad en el sentido del olfato. Por otro lado, la percepción de olores está muy relacionada con la memoria, determinados aromas son capaces de hacernos evocar situaciones ya vividas, incluso hace mucho tiempo.

Estructuras:

Los receptores olfativos del hombre se encuentran situados en la porción superior de las fosas nasales, donde la pituitaria amarilla cubre el cornete superior y se comunica con el bulbo olfatorio.

Los vapores emitidos por las sustancias olorosas penetran por la parte superior de las cavidades o fosas nasales y después de disolverse en la humedad de la pituitaria amarilla actúan químicamente sobre los receptores olfativos. Los impulsos nerviosos que resultan de la activación de los receptores son transmitidos al bulbo olfatorio y de ahí a la corteza cerebral para la formación de la sensación.