Lagos

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 17,63 KB

 

 

- incumplir la obligación de presentar de forma completa y correcta las declaraciones o documentos necesarios para que la Administración tributaria pueda practicar liquidación (art. 192.1 y 4);

            - obtener indebidamente devoluciones (art. 193.1 y 4).

 

B) Expedir facturas o documentos sustitutivos de las mismas con datos falsos o falseados (art. 201. 1 y 3).

 

C) Incumplir la obligación de comunicar correctamente datos al pagador de rentas sometidas a retención o ingreso a cuenta (art. 205.1 y 3).

 

            II.- INFRACCIONES GRAVES  

 

            A) El primero de los tipos constitutivos de infracción grave se caracteriza porque se trata de una conducta en la que se han utilizado unos medios análogos a los considerados como fraudulentos, pero con la diferencia de que su utilización no llega a producir el resultado dañoso asociado a los denominados medios fraudulentos. Estos medios –cuasifraudulentos- son los siguientes:

            - Facturas, justificantes o documentos falsos o falseados, cuando su incidencia represente un porcentaje igual o inferior al 10% de la base de la sanción.

            - Llevanza incorrecta de libros o registros, cuando su incidencia represente un porcentaje superior al 10% de la base de la sanción.

 

            Con el común denominador de que se hayan utilizado medios cuasifraudulentos o cuando, existiendo ocultación, la base de la sanción sea superior a 3.000 €, se considerarán infracciones graves:

            . dejar de ingresar en plazo, total o parcialmente, la deuda tributaria;

            . incumplir la obligación de presentar declaraciones y documentos para que la Administración liquide, y

            . obtener devoluciones indebidas (arts. 191, 192 y 193 LGT).

            B) Solicitar indebidamente devoluciones, beneficios e incentivos fiscales (art. 194).

            C) Determinar o acreditar improcedentemente partidas positivas o negativas o créditos tributarios aparentes (art. 195).

            D) Imputar incorrectamente o no imputar bases imponibles, rentas o resultados obtenidos por las entidades sometidas a un régimen de imputación de rentas (art. 196) así como imputar incorrectamente deducciones, bonificaciones y pagos a cuenta por las mismas entidades (art. 197).

            E) Presentar de forma incorrecta o con datos falsos, autoliquidaciones o declaraciones, así como documentos relacionados con obligaciones aduaneras, siempre que no se haya producido o no se pueda producir perjuicio económico a la Hacienda Pública, así como contestar incorrectamente a requerimientos individualizados de información (art. 199).

            F) Incumplimiento de obligaciones contables y registrales (art. 200).

            G) Incumplimiento de obligaciones de facturación o documentación (art. 201).

            H) Incumplimiento por las entidades de crédito de las obligaciones relativas a la utilización del NIF y de otros números o códigos establecidos por la normativa tributaria y aduanera (art. 202.2).

            I) Resistencia, obstrucción, excusa o negativa a las actuaciones de la Administración Tributaria (art. 203).

            J) Incumplimiento del deber de sigilo exigido a los retenedores y a los obligados a realizar ingresos a cuenta (art. 204).

 

            III.- INFRACCIONES LEVES

 

            A) Dejar de ingresar toda o parte de la deuda, incumplir la obligación de presentar declaraciones y documentos para que liquide la Administración u obtener indebidamente devoluciones, siempre que concurran, en todos estos casos, las circunstancias siguientes: no utilización de medios fraudulentos; no haberse producido ocultación o que la base de la sanción sea igual o inferior a 3.000 € (arts. 191, 192 y 193).

 

            B) No presentar en plazo autoliquidaciones, declaraciones o documentos, siempre que no exista perjuicio económico para Hacienda (art. 198.1).

 

            C) No comunicar el domicilio fiscal de los empresarios (art. 198.5).

 

            D) Incumplir las obligaciones establecidas en las autorizaciones emitidas por las autoridades aduaneras o las condiciones a que se sujetan as mercancías de acuerdo con la normativa aduanera, siempre que tal incumplimiento no sea constitutivo de otra infracción (art. 198.6).

 

            E) Incumplimiento de las obligaciones relativas a la correcta expedición o utilización de los documentos de circulación exigidos por la normativa de los Impuestos Especiales, salvo que ello constituya infracción tipificada en la normativa propia de dichos Impuestos (art. 201.4).

 

            F) Incumplimiento de las obligaciones sobre la utilización del NIF u otros números y códigos establecidos por la normativa tributaria o aduanera, salvo que se trate de deberes específicamente impuestos a entidades de crédito (art. 202).

G) Incumplimiento de la obligación de proporcionar datos al pagador de rentas sometidas a retención o ingreso a cuenta, cuando de ello se deriven retenciones o ingresos a cuenta inferiores a los procedentes y el obligado tributario deba de presentar autoliquidación que incluya dichas rentas (art. 205).

 

            H) Incumplimiento de la obligación de entregar la certificación de retenciones e ingresos a cuenta (art. 206).

Como puede apreciarse, en las infracciones con perjuicio económico existen unos criterios comunes, de conformidad con los cuales una determinada infracción puede subsumirse en la categoría de leve, grave o muy grave. Estos criterios son: ocultación de datos o utilización de medios fraudulentos.

La ocultación de datos se produce cuando no se presentan declaraciones o las presentadas son falsas o inexactas, siempre que, además, la deuda derivada de la ocultación sea superior al 10% de la base de la sanción.

 

            El art. 184.2 LGT describe los supuestos en que se entiende que existe ocultación de datos: no presentación de declaraciones; declaraciones en que se incluyan hechos u operaciones inexistentes o con importes falsos; omisión total o parcial de operaciones, ingresos, rentas, productos, bienes o cualquier otro dato que incida en la determinación de la deuda tributaria.

 

La calificación de la infracción depende en ocasiones del resultado económico, es decir, del porcentaje que la cantidad defraudada represente en relación con la base de la sanción. Para hallar este porcentaje, deberá cuantificarse la cuota correspondiente a los datos declarados y la que resultaría en el caso de que se hubiesen declarado todos los datos. La diferencia es la cuota defraudada que, comparada con la base de la sanción, permitirá cifrar el porcentaje correspondiente.

La base de la sanción es un concepto cambiante, en función de la infracción a que vaya referido pero, con carácter general, es el importe de la cuantía que debió haberse ingresado y que no se ingresó.

  

 

 

IV.- SANCIONES TRIBUTARIAS

 

 

            A.- CLASES

 

 

 

 

Las infracciones tributarias se castigan con sanciones pecuniarias y no pecuniarias.

 

- Sanciones pecuniarias. Son siempre la sanción principal y consisten en una multa, que puede ser fija o proporcional.

 

- Sanciones no pecuniarias. Tienen carácter accesorio a la sanción principal, que es siempre la pecuniaria. Se aplica cuando se han cometido infracciones graves o muy graves y, además, concurren determinadas circunstancias. Ejemplos de sanciones no pecuniarias: pérdida de la posibilidad de obtener subvenciones o ayudas públicas; prohibición de contratar con la Administración pública.

 

 

      B.- CUANTIFICACIÓN DE LAS SANCIONES TRIBUTARIAS PECUNIARIAS

            La cuantía de la sanción está específicamente establecida por los preceptos que en la LGT tipifican cada una de las infracciones (arts. 191 a 206).

A.- Con carácter general, las infracciones leves se sancionan con multa proporcional del 50% de la cantidad no ingresada, sin que se apliquen criterios de graduación de la sanción.

            B.- Infracciones graves: la sanción consiste en multa proporcional del 50 al 100% de la cantidad dejada de ingresar, incrementando el porcentaje mínimo de acuerdo con los criterios de graduación que atienden a la comisión repetida de infracciones tributarias y al perjuicio económico.

C.- Infracciones muy graves: la sanción equivale a multa proporcional del 100 al 150% de la cantidad defraudada, cantidad que se incrementará aplicando sobre el porcentaje mínimo los mismos criterios de graduación que se aplican para la cuantificación de sanciones por infracción grave.

            En desarrollo del principio de proporcionalidad, y atendiendo a las circunstancias concurrentes en la comisión de las infracciones, se prevén criterios de graduación de las sanciones:

 

            - Comisión repetida de infracciones tributarias.

            - Perjuicio económico para la Hacienda Pública.

            - Incumplimiento sustancial de la obligación de facturación o documentación.

 

 

            C.- REDUCCIÓN DE LAS SANCIONES

 

 

            Como aliciente para que se firmen las actas con acuerdo o para que se preste conformidad al acta, el legislador ha dispuesto la reducción de las sanciones aplicables. Esta reducción es del:

            . 50% en las actas con acuerdo, y del

            . 30% en los supuestos de conformidad con la propuesta de regularización que formule la Inspección. Una vez aplicada la reducción del 30%, cabe aplicar una reducción del 25% sobre el importe de la sanción, siempre que concurran dos circunstancias:

            - que se ingrese el total importe de la sanción resultante, sin solicitar aplazamiento o fraccionamiento del pago, y

- que no se interponga reclamación o recurso contra la liquidación de la deuda ni contra la sanción.

 

 

            V.- PROCEDIMIENTO SANCIONADOR EN MATERIA TRIBUTARIA

 

 

            Se tramitará de forma separada a los de aplicación de los tributos regulados en el Título III de la LGT, salvo renuncia del obligado tributario, en cuyo caso, se tramitará conjuntamente. En el caso de que el obligado tributario haya renunciado a la tramitación separada del procedimiento sancionador o en el de las actas con acuerdo, las cuestiones relativas a las infracciones se analizarán en el correspondiente procedimiento de aplicación de los tributos de acuerdo con la normativa reguladora del mismo.

            Se iniciará siempre de oficio, mediante la notificación del acuerdo del órgano competente. Concluidas las actuaciones, se formulará propuesta de resolución en la que se recogerán de forma motivada los hechos, su calificación jurídica y la infracción que estos hechos puedan constituir o la declaración, en su caso, de inexistencia o de infracción o responsabilidad.

 

            El procedimiento sancionador en materia tributaria terminará mediante resolución o por caducidad. A propósito de la terminación por caducidad, debe señalarse que, en materia tributaria, el procedimiento sancionador deberá concluir en el plazo máximo de 6 meses contados desde la notificación de la comunicación de inicio del procedimiento.