Lagos

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 7,51 KB

 

TEMA 15.- LOS ILÍCITOS TRIBUTARIOS

            I.- LOS PRINCIPIOS DE LA POTESTAD SANCIONADORA EN MATERIA TRIBUTARIA

 

 

            Son los siguientes:

 

            A.- Principio de legalidad. Este principio exige que la tipificación de las infracciones con sus correspondientes sanciones se contengan en normas con rango de Ley. La única diferencia entre el ámbito administrativo y el penal radica en el carácter de la ley: mientras que para las normas penales el requisito es de Ley Orgánica para la tipificación de infracciones y sanciones administrativas es suficiente la ley ordinaria.

 

            B.- Principio de tipicidad. La Ley debe definir con contornos precisos los tipos de las infracciones, permitiendo conocer claramente el mandato o prohibición y la sanción aplicable.

           

            C.- Principio de culpabilidad. De este principio deriva que no pueda existir una sanción si no existe dolo o culpa.

 

D) El principio de no concurrencia (ne bis in idem). No se puede sancionar dos veces el mismo hecho. Ni en el mismo orden punitivo ni en dos órdenes diversos, como sería el caso de imposición de una sanción administrativa y una sanción penal por la misma conducta.

 

 

            II.- NORMATIVA REGULADORA DE LA POTESTAD SANCIONADORA EN MATERIA TRIBUTARIA

- Título IV de la Ley 58/2003, General Tributaria.

            - Real             Decreto 2063/2004, de 15 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento general del régimen sancionador tributario.

 

 

            III.- INFRACCIONES TRIBUTARIAS

 

 

            A.- CONCEPTO

 

 

Art. 183.1: “Son infracciones tributarias las acciones u omisiones dolosas o culposas con cualquier grado de negligencia que estén tipificadas y sancionadas como tales en esta u otra Ley”.

 

 

            B.- CLASES

 

 

La LGT clasifica las infracciones tributarias en: leves, graves y muy graves (art. 183.2). La propia Exposición de Motivos de la LGT explica el porque de la clasificación:

            a) Las infracciones que generan perjuicio económico se clasifican en leves, graves o muy graves según el grado de culpabilidad que concurra en la conducta del presunto infractor, de modo que la infracción será:

            . grave, si ha existido ocultación, se han utilizado facturas falsas o existen anomalías contables que no superen una determinada proporción;

            . muy grave, si se han utilizado medios fraudulentos, y

            . leve, en ausencia de ambas circunstancias, así como en los casos en que, por razón de la cuantía de la deuda descubierta, la propia Ley le otorga esa calificación.

            b) Por su parte, las infracciones que no generan perjuicio económico, se incluyen en una de las tres categorías en función de la gravedad del comportamiento y se establece en algunos casos su sanción de forma porcentual tomando como base otras magnitudes distintas de la deuda dejada de ingresar.

 

            Por lo tanto, nos encontramos ante una clasificación tripartita -infracciones tributarias leves, graves y muy graves- en la que además, se distingue entre:

            . infracciones que causan perjuicio económico –dejar de ingresar la deuda tributaria- e

. infracciones que no causan perjuicio económico – caso del incumplimiento de un determinado deber contable o formal.

 

Por otra parte, los criterios que determinan la mayor o menor gravedad de la infracción son:

            - perjuicio económico causado;

            - riesgo implícito en la conducta del infractor; y

            - mayor o menor intencionalidad del autor, manifestada en la naturaleza de los medios utilizados en la comisión de la infracción.

 

            De acuerdo con estos criterios, cabe proceder a la siguiente clasificación: 

           

            I.- INFRACCIONES MUY GRAVES

 

            En todas ellas tiene que concurrir un elemento común: la utilización de los medios fraudulentos enumerados en el art. 184.3 LGT.

 

A) Con el común requisito de que se utilicen medios fraudulentos se considerará infracciones muy graves:

            - no ingresar, dentro del plazo previsto, la totalidad o parte de la deuda tributaria (art. 191.1 y 4);